3 de junio de 2020
 
Publicado 29/01/2020 23:20:53 +01:00CET

Bangladesh anuncia la puesta en marcha de un programa para escolarizar a miles de niños rohingya

Niñas rohingya en Bangladesh
Niñas rohingya en Bangladesh - PLAN INTERNACIONAL - Archivo

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El director de la Comisión de Asistencia y Repatriación de Bangladesh, Mahbub Alam Talukder, ha anunciado este miércoles que las autoridades tienen previsto poner en marcha un programa para escolarizar a miles de niños rohingya que viven en campos de refugiados en el país.

"Hemos acordado permitir el acceso a la educación para ellos (niños rohingya) con el apoyo de Naciones Unidas y otras agencias de ayuda humanitaria", ha explicado Talukder.

Los niños rohingya, que llegaron a Bangladesh huyendo de la violencia en Birmania junto a sus padres, solo podían acceder a la educación primaria en centros dirigidos por organizaciones no gubernamentales. Esta situación cambiará a partir de ahora con el levantamiento de la prohibición que impedía su completa escolarización, tal y como ha confirmado un alto cargo bangladeshí.

En un principio, 10.000 rohingya menores de 14 años serán escolarizados en centros en los que se les educará en gran medida siguiendo el actual programa birmano. Talukder ha indicado que está previsto que el plan se ponga en marcha lo antes posible.

Actualmente unos 145.000 menores están recibiendo la educación más básica gracias a la red de 1.600 centros educativos que tiene el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en el sureste de Bangladesh, donde más de 1 millón de musulmanes rohingya, la mitad de ellos niños, han estado viviendo desde huyeron de territorio birmano tras la puesta en marcha de una serie de medidas contra la minoría étnica.

El Gobierno de Bangladesh ha recibido críticas, especialmente por parte de ONG como Human Rights Watch (HRW) por restringir el acceso de estos niños a las escuelas fuera de los campamentos.

AMNISTÍA INTERNACIONAL CELEBRA LA DECISIÓN

La ONG Amnistía Internacional (AI) ha celebrado la decisión de las autoridades bangladehíes, la cual considera "un importante compromiso" por parte del Gobierno. "Han perdido dos años académicos y no pueden permitirse perder más tiempo estando fuera de las aulas", ha indicado Saab Hammadi, miembro de la organización para el sur de Asia.

"Es importante que el acceso a una educación apropiada y de calidad se extienda a todos los niños del área de Cox's Bazar (sur de Bangladesh), incluidos los refugiados rohingya y las comunidades de acogida", ha manifestado.

Asimismo, ha incidido en la relevancia de que la comunidad internacional "juegue su papel para garantizar que el Gobierno tiene los recursos necesarios para cumplir con este objetivo".

"Los beneficios de educar a los niños no pueden ser subestimados, tienen efectos positivos en sus comunidades y en la sociedad en general. Pueden hablar por sí mismos, reclamar sus derechos y salir de una situación difícil.", ha aseverado Hammadi.

En este sentido, ha subrayado que "los costes de negar la educación de los niños pueden ser muy graves" y ha dado la "bienvenida a este avance significativo que el Gobierno debe cumplir".

Para leer más