La comisión electoral de RDC acusa a la Iglesia de "preparar una insurrección" por sus palabras sobre las elecciones

Recuento de votos en RDC
REUTERS / BAZ RATNER
Publicado 04/01/2019 20:56:46CET

KINSHASA, 4 Ene. (Reuters/EP) -

La comisión electoral de República Democrática del Congo (RDC) ha acusado este viernes a la Iglesia católica de "preparar una insurrección" al afirmar que sabe quién se impuso en las elecciones presidenciales celebradas el 30 de diciembre, a pesar de la falta de resultados oficiales.

El secretario general de la Conferencia Episcopal de República Democrática del Congo (CENCO), Donatien Nshole, presentó el jueves en rueda de prensa el informe de la misión electoral de los obispos congoleños, que denunció problemas logísticos que, por ejemplo, hicieron que algunos centros electorales no contaran con el material necesario.

Nshole se refirió también a los resultados electorales, afirmando que uno de los candidatos ha ganado claramente los comicios presidenciales, pero no ha precisado quién, a la espera de que la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI) publique los datos oficiales.

En respuesta, el presidente de la CENI, Corneille Nangaa, ha señalado en una carta enviada al presidente de la CENCO, Marcel Utembi, que "el anuncio de las tendencias de voto por parte de Nshole podría lavar el cerebro a la población y preparar una insurrección de la que sólo la CENCO será responsable".

Asimismo, ha recalcado que la Conferencia Episcopal de RDC ha violado la ley electoral y el código de conducta firmado por los observadores electorales al realizar el citado anuncio.

Por su parte, la coalición gubernamental que encabeza el presidente, Joseph Kabila, y que respalda al 'delfín' de este, Emmanuel Ramazani Shaday, ha cargado también durante la jornada contra la CENCO.

Así, Kikaya Bin Karubi, asesor de Kabila y portavoz de Shadary, ha dicho que la coalición "lamenta la actitud partidista, irresponsable y anárquica de la CENCO".

Los tres candidatos que tienen más opciones de suceder a Kabila, cuyo mandato expiró en 2016 y ha postergado las elecciones presidenciales dos años, son Shadary y los opositores Félix Tshisekedi y Martin Fayulu.

"CALMA TENSA"

Durante la jornada, la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha dicho que el ambiente en el país africano tras las elecciones es "calmado pero tenso", a la espera del anuncio de los resultados, que podría tener lugar este domingo.

"Lo que mis colegas me han contado que han observado es que la situación sigue calma pero tensa de cara al anuncio de los resultados. Hay informaciones preliminares sobre algunos focos de violencia y personas heridas", ha dicho la portavoz del organismo, Ravina Shamdasani.

Asimismo, ha mostrado su preocupación por las medidas de las autoridades contra opositores y medios de comunicación y ha advertido de que los intentos para silenciar a los críticos podrían "salir por la culata".

"La intimidación y el acoso contra periodistas, candidatos opositores y activistas defensores de los Derechos Humanos sigue existiendo. Este es un periodo muy sensible y muy tenso, y nos preocupa que los esfuerzos para silenciar a los disidentes puedan salir por la culata cuando se anuncien los resultados", ha alertado.

Shamdasani ha recordado además que "Internet ha sido cortado, la señal de Radio France Internationale ha sido manipulada, así como la de Canal Congo Televisión, aparentemente propiedad del líder del (opositor) MLC (Movimiento de Liberación del Congo), Jean-Pierre Bemba".

Está previsto que el Consejo de Seguridad de la ONU celebre este mismo viernes una reunión a puerta cerrada para abordar las elecciones presidenciales.

La oposición ya ha denunciado un fraude generalizado. Un portavoz de Tshisekedi ha señalado al posible retraso en la publicación de los resultados oficiales como prueba del mismos. "Claramente están intentando prolongar el proceso para manipular la verdad de las urnas", ha dicho Vidiye Tshimanga.

Contador