Un controlador aéreo muere en Indonesia al negarse a evacuar por el tsunami hasta que hubiera despegado el último vuelo

Foto del féretro del controlador aéreo Agung siendo transportado por soldados
TWITTER / AIRNAV_OFFICIAL
Actualizado 01/10/2018 14:02:26 CET

MADRID, 1 Oct. (EDIZIONES) -

Un controlador aéreo ha muerto como resultado del terremoto y posterior tsunami en Indonesia al negarse a abandonar la torre de control hasta que el último vuelo hubiese despegado, según ha relatado Air Navigation Indonesia en Twitter.

Anthonius Gunawan Agung se ha convertido en una de las 1.203 víctimas contabilizadas hasta el momento tras la tragedia que golpeó el pasado viernes la isla indonesia de Célebes. El controlador aéreo no quiso evacuar hasta que el último avión hubiese abandonado el aeropuerto Mutiara SIS Al-Jufrie.

El joven de 21 años se mantuvo en su puesto hasta el despegue del vuelo 6231, a pesar de que la propia aerolínea Batik Air hubiera dado autorización a los empleados para evacuar.

Los temblores alcanzaron una magnitud de 7,5 en la escala de Richter poco después, así que Agung se vio obligado a lanzarse al vacío desde lo alto de la torre de cuatro pisos. Estas son algunas imágenes de cómo ha quedado el lugar:

Otros trabajadores de la compañía transportaron al joven a un centro cercano, pero murió antes de que pudiese ser trasladado a un hospital capacitado para tratar sus heridas más graves: las condiciones meteorológicas continuaron siendo lo suficientemente malas como para descartar desplazarle en un helicóptero.

Air Navigation Indonesia le ha ascendido dos rangos de manera póstuma como homenaje. "La familia extendida de AirNav está llorando la muerte de Agung, que mostró una dedicación extraordinaria ofreciendo sus servicios en pro de la seguridad aérea", ha dicho el director de la compañía, Novie Riyanto.

La compañía va a organizar una ceremonia para entregarle el cuerpo de Agung a su familia antes de que este sea enterrado en Macasar, capital de la isla de Célebes. El féretro está siendo transportado con todos los honores por soldados.