Publicado 24/10/2017 19:59CET

El Gobierno italiano recurre a las cuestiones de confianza para aprobar la reforma electoral en el Senado

Senado de Italia
REUTERS / ALESSANDRO BIANCHI

ROMA, 24 Oct. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Italia ha solicitado una serie de cuestiones de confianza en el Senado para sacar adelante la reforma electoral, contra la que el Movimiento 5 Estrellas (M5S) --perjudicado por algunos de los cambios que se quieren introducir-- ha prometido protestar en la calle.

El Ejecutivo de Paolo Gentiloni recurre a este procedimiento para evitar que sea un voto secreto, habida cuenta de la exigua mayoría de la que goza el Partido Democrático y de que cuatro de sus miembros ya han anunciado que se abstendrán sobre la reforma. La votación tendrá lugar el miércoles o el jueves y, en caso de no superarla, el Gobierno se vería abocado a la dimisión.

La nueva ley, bautizada como 'Rosatellum', está apoyada por el Partido Democrático y por las principales formaciones conservadoras de la oposición, entre ellas la Forza Italia de Silvio Berlusconi. Favorece a los partidos que lleguen a alianzas antes de las elecciones y perjudica, por tanto, al M5S, que rechaza formar parte de ningún bloque.

El movimiento fundado por el cómico Beppe Grillo ha convocado una concentración ante el Senado para el miércoles por la tarde, ante lo que considera un intento del resto de partidos para perjudicar sus aspiraciones electorales. El M5S parte como favorito en algunas encuestas de cara a los comicios de 2018.

Las sucesivas sentencias del Constitucional italiano han dejado a las dos cámaras del Parlamento regidas por normas distintas y el presidente del país, Sergio Mattarella, ha reclamado la unificación de criterio antes de las próximas elecciones. El último intento de armonización tuvo lugar en junio y concluyó en fracaso.

La nueva propuesta repartiría casi dos terceras partes de los escaños del Parlamento de forma proporcional entre los partidos, mientras que el tercio restante estaría reservado a candidatos individuales. Las coaliciones necesitarían obtener el 10 por ciento de los votos a nivel nacional para obtener representación, mientras que los partidos que se presenten por libre sólo necesitarían el 3 por ciento.

Para leer más