Merkel reitera su llamamiento a los países de la UE a trabajar juntos en política migratoria

Angela Merkel
REUTERS / HANNIBAL HANSCHKE
Publicado 14/08/2018 19:50:41CET

JENA (ALEMANIA), 14 Ago. (DPA/EP) -

La canciller alemana, Angela Merkel, ha reiterado este martes su llamamiento a los países de la UE para trabajar juntos en política migratoria, después de que varios estados miembro, incluido Alemania, hayan llegado a un acuerdo para repartirse a los 141 migrantes rescatados por el 'Aquarius' en el mar Mediterráneo.

Merkel, en un encuentro con ciudadanos alemanes en Jena, ha indicado que los líderes europeos tienen la responsabilidad "no solo de criticar, sino de dar forma a algo".

A este respecto, ha defendido que "Europa solo tendrá éxito si nos sentimos orgullosos de ser diferentes": "No queremos convertirnos todos en lo mismo".

No obstante, ha subrayado que la solución no depende solo de Alemania. "Europa no puede hacer únicamente lo que Alemania cree que es lo correcto", ha señalado.

España, Alemania, Francia, Portugal, Luxemburgo y Malta han llegado este martes a un acuerdo para que el último país abra sus puertos al buque de salvamento marítimo 'Aquarius' y los demás se repartan los 141 migrantes que lleva a bordo. El Gobierno de Pedro Sánchez se ha comprometido a acoger a 60.

El 'Aquarius', gestionado por Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée, rescató la semana pasada a estos migrantes frente a las costas de Libia, en su primer operativo de búsqueda y rescate desde que Italia y Malta le cerraran sus puertos el pasado mes de junio cuando llevaba a 630 migrantes que finalmente acabaron en Valencia.

La firme postura de Roma y La Valeta ha reactivado el debate migratorio en el seno de la Unión Europea, cuyos líderes han acordado crear centros donde acoger a los migrantes rescatados hasta cribar quiénes son refugiados y quiénes inmigrantes económicos, para repartir a los primeros entre los países que se ofrezcan a ello y deportar a los segundos.

Según cálculos de Amnistía Internacional, durante junio y julio, los meses que las ONG han estado fuera del Mediterráneo, unas 720 personas han muerto ahogadas en su intento de alcanzar las costas europeas.