La ONU mantiene al jefe de la misión anticorrupción en Guatemala aunque accede a enviar un "adjunto"

Actualizado 20/09/2018 9:02:32 CET

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha revalidado su "confianza" en el actual responsable de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez, aunque ha accedido a enviar un "adjunto" tras las críticas y medidas del Gobierno de Jimmy Morales.

En una carta dirigida a Morales, el máximo responsable de Naciones Unidas ha recordado que la organización internacional concede "gran importancia" a la cooperación con Guatemala y en el apoyo a sus instituciones "en la lucha contra la impunidad", principal cometido de la CICIG desde su creación en el año 2007.

Sin embargo, no comparte todas sus opiniones. "Habiendo sido informado de la posición del Gobierno y de la reciente decisión de la Corte de Constitucionalidad, no encuentro razón para retirar la confianza existente al comisionado Iván Velásquez", ha apuntado Guterres.

El secretario general de la ONU ha reconocido, no obstante, que "de facto" Velásquez no puede ejercer su labor --tiene prohibida la entrada en Guatemala-- por lo que le ha pedido que nombre a un "adjunto" para "poder continuar las labores en el país". Según Guterres, ha dado este paso "tras consulta con las autoridades".

Según el acuerdo alcanzado entre Naciones Unidas y Guatemala para crear la CICIG, corresponde a la ONU nombrar al líder de la comisión, que a su vez nombra al personal. El acuerdo no menciona la consulta con las autoridades sobre el nombramiento del equipo, pero estos contactos parecen clave ahora para salvar la comisión.

Morales anunció en agosto que no renovaría el mandato del grupo. Días después, prohibió a Velásquez volver a ingresar al país centroamericano. La Corte Constitucional advirtió el miércoles de que este veto no tiene validez legal y, por tanto, no se puede impedir la entrada del jefe de la CICIG en territorio guatemalteco.

El ministro de Gobernación, Enrique Antonio Degenhart Asturias, esgrimió tras una primera resolución judicial emitida el domingo que el tribunal no especificaba que era Velásquez quien debía entrar en el país, ya que únicamente se aludía en el texto al "comisionado de la CICIG".

El tándem entre la CICIG y la Fiscalía supuso el fin político del expresidente Otto Pérez Molina, acusado de corrupción, y también lanzó acusaciones contra Morales, sospechoso de financiación ilegal. El actual presidente, sin embargo, ha logrado mantener la inmunidad y salvarse de momento de un hipotético procesamiento.