La oposición bangladeshí promete acabar con la censura si derrota a Hasina en las urnas

Khaleda Zia
ANDREW BIRAJ / REUTERS - Archivo
Publicado 17/12/2018 16:53:23CET

DACCA, 17 Dic. (Reuters/EP) -

La alianza opositora de Bangladesh, el Frente de Unidad Nacional, ha presentado este lunes un manifiesto en el que promete acabar con la censura si consigue derrotar al Gobierno de Seij Hasina en las elecciones previstas para el próximo 30 de diciembre.

Hasina, que aspira a su tercer mandato, ha sido aplaudida por la mejora de la economía y por acoger a los cientos de miles de rohingyas que han huido de Birmania, pero ha sido blanco de críticas por un creciente autoritarismo que se ha traducido en mayor control sobre la oposición y la prensa.

"En cada distrito nuestros candidatos han sido detenidos. No he visto nada igual en los 50 años de mi carrera política", ha denunciado Kamal Hossain, líder de la alianza opositora, que incluye al Partido Nacionalista de Bangladesh (BNP), de la ex primera ministra Jaleda Zia, rival natural de Hasina.

Las campañas electorales en Bangladesh suelen estar marcadas por la violencia, pero en esta ocasión el clima es especialmente tenso porque la líder opositora está encarcelada por cargos que considera políticamente motivados. En las últimas semanas, los enfrentamientos se han sucedido dejando al menos dos muertos y decenas de heridos y detenidos.

El BNP está vinculado a Jamaat-e-Islami, el principal partido islamista de Bangladesh. La comisión electoral ha vetado su participación conforme a un fallo del Tribunal Supremo, a pesar de lo cual al menos 22 de sus miembros competirán en las urnas bajo las siglas del BNP.

"Es dudoso que las elecciones vayan a ser libres y justas", ha cuestionado Kamal Hossain. Por su parte, el ministro de Interior, Asaduzzaman Khan, ha contestado que "ningún trabajador del BNP ha sido detenido sin orden de arresto o cargos específicos".

En este contexto, el Frente de Unidad Nacional ha asegurado en su manifiesto que "no habrá control directo o indirecto sobre los medios de comunicación" y ha prometido restablecer el equilibrio entre los poderes del Estado, entre otras cosas, creando una cámara alta en el Parlamento y limitando a dos los mandatos del primer ministro.

En materia económica, la oposición bangladeshí también ha prometido dar más autonomía al banco central, subir el salario mínimo de los trabajadores textiles y congelar los precios del gas y la electricidad durante el primer año de su eventual gobierno.

En el fondo de la disputa electoral está el enfrentamiento casi personal entre Hasina y Zia, que se han alternado en el poder durante las dos últimas décadas.