Rusia tilda de "infundadas" las acusaciones contra sus ciudadanos por el siniestro del vuelo MH17

Publicado 19/06/2019 17:08:28CET
ANTONIO BRONIC / REUTERS - Archivo

MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Rusia ha rechazado este miércoles los resultados de la investigación sobre el siniestro en 2014 del vuelo MH17 de Malaysia Airlines y ha dicho que las acusaciones formuladas contra tres rusos por el suceso son "infundadas".

Tres rusos y un ucraniano se enfrentarán a partir de marzo de 2020 en Países Bajos a cargos de asesinato en relación con el derribo del avión sobre el este de Ucrania, un siniestro en el que murieron las 298 personas a bordo.

Sin embargo, lo más probable es que los sospechosos sean juzgados 'in absentia', ya que Países Bajos ha dicho que Rusia no ha cooperado con la investigación y no se espera que entregue a ninguno de ellos.

El Ministerio de Exteriores ruso ha criticado en un comunicado que "una vez más se estén formulando acusaciones totalmente infundadas contra la parte rusa, dirigidas a desacreditar a Rusia ante los ojos de la comunidad internacional".

Asimismo, ha subrayado que "no se han presentado pruebas concretas" para respaldar las acusaciones y ha recordado que "los datos entregados a la investigación por parte de Rusia siguen siendo ignorados".

"De hecho, representantes del equipo de investigación declaran que Rusia se niega a cooperar completamente. Rechazamos estas acusaciones. Desde el mismo día de la tragedia, Rusia ha estado muy interesado en establecer la verdad y está dispuesto a dar todo el apoyo necesario a la investigación", ha recalcado.

En este sentido, ha asegurado que Moscú "ha cooperado de forma activa con Países Bajos y ha entregado toda la información disponible sobre el desastre del MH17", al tiempo que ha lamentado que "los investigadores internacionales retiraron a Rusia de la participación en el equipo".

"Al mismo tiempo, hicieron a Ucrania un miembro de pleno derecho del equipo de investigación, dándole oportunidad de falsificar pruebas y negar su responsabilidad por no cerrar su espacio aéreo", ha argumentado.

Por todo ello, el Ministerio ha indicado que las autoridades rusas "siguen teniendo dudas legítimas sobre la calidad del trabajo del equipo de investigación" y ha agregado que el informe "confirma las preocupaciones previas sobre el sesgo del proceso en marcha".

"Pese a ello, Rusia seguirá ayudando a la investigación para establecer la verdad sobre el suceso del vuelo MH17. Los verdaderos culpables del incidente serán debidamente castigados", ha remachado.

EL INFORME DEL EQUIPO

El equipo de investigación, encabezado por países Bajos y encargado de identificar a los responsables penales del derribo del avión, ha identificado a los cuatro sospechosos como Sergei Dubinski, Oleg Pulatov e Igor Girkin, todos rusos, así como el ucraniano Leonid Jarchenko. Contra todos ellos se han emitido órdenes de arresto internacional.

Según los investigadores, Girkin es un antiguo coronel del FSB que sirvió como ministro de Defensa de la autoproclamada República Popular de Donetsk en el verano de 2014. Dubinski fue jefe de la agencia de Inteligencia militar de dicha entidad, mientras que Pulatov fue jefe de otro departamento de la Inteligencia militar de la misma.

En cuanto al ucraniano Jarchenko, era jefe de un batallón de reconocimiento del segundo departamento. Los investigadores quieren pedir al Gobierno ruso que les permita interrogar a los sospechosos, que actualmente se encuentran en Rusia, mientras que Jarchenko se cree que está en su país.

El MH17 fue derribado por un misil mientras sobrevolaba el territorio bajo control de los separatistas prorrusos el 17 de julio de 2014 en el trayecto entre Ámsterdam y Kuala Lumpur. Las 298 personas que viajaban a bordo, en su mayoría holandeses, murieron en el siniestro.

El equipo de investigación conjunto creado por Australia, Bélgica, Malasia, Países Bajos y Ucrania determinó que el avión fue derribado por un misil ruso procedente de la 53 Brigada Antiáerea rusa, con base en la ciudad de Kursk.

Este miércoles, los investigadores han señalado que han recabado pruebas suficientes para demostrar que Rusia suministró la lanzadera que se empleó para disparar el misil que derribó el avión.

El año pasado, el presidente ruso, Vladimir Putin, calificó de "terrible tragedia" el derribo del MH17 pero sostuvo que Rusia no era responsable y que hay otras explicaciones de lo que ocurrió. Sin embargo, los gobiernos de Países Bajos y Australia han considerado a Moscú legalmente responsable.

Por su parte, el fiscal general de Ucrania, Yuri Lutsenko, ha dicho desde Kiev que Ucrania intentará detener al ciudadano identificado como sospechoso en el caso, según informa la agencia Interfax Ucrania.

Para leer más