UNICEF confía en lograr liberar a 5.000 niños soldado en RCA en 2015

Actualizado 15/05/2015 9:10:14 CET
Un niño con un fusil de juguete en Bangui
Foto: UNICEF/GRARUP
  

Reclama un compromiso de la comunidad internacional para desmovilizar a combatientes y "niños" asociados a los grupos armados

   MADRID, 15 May. (EUROPA PRESS) -

   El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) confía en lograr que este año sean liberados en la República Centroafricana (RCA) unos 5.000 niños "asociados a conflictos armados", los denominados niños soldado, tras el acuerdo "histórico" alcanzado en mayo por los grupos armados enfrentados en el país.

   Tras haber logrado que sean liberados en 2013 unos 500 niños reclutados a la fuerza en la República Centroafricana y unos 2.800 en 2014, UNICEF va a reforzar sus esfuerzos para permitir la liberación de más menores de edad y el objetivo que se ha fijado para este año es el de 5.000.

   "No hablamos de niños soldado, hablamos de niños y niñas asociados a conflictos armados. Son tanto niños combatientes que tienen un arma y que están en el frente, como niños o niñas esclavos sexuales de grupos armados o esclavos que hacen la comida, la limpieza, que van a buscar el agua, o niñas o niños que están en las barreras y piden dinero a las personas para que pasen", ha explicado en una entrevista concedida a Europa Press Christine Guinot, la coordinadora del proyecto Mecanismo de Respuesta Rápida de la Unidad de Emergencia de UNICEF en República Centroafricana.

   Guinot ha asegurado que el acuerdo para desmovilizar a los niños soldado --firmado en Bangui, en el marco del Foro de Reconciliación Nacional-- es "histórico" y ha resaltado que cuenta con el respaldo de representantes del Gobierno, de grupos armados y de "representantes de la sociedad civil".

   República Centroafricana lleva sumida en una grave crisis política y de seguridad desde marzo de 2013, cuando el grupo rebelde Séléka, formado mayoritariamente por musulmanes, se hizo con el poder y las milicias 'antibalaka', de mayoría cristiana, respondieron a sus ataques con nuevas ofensivas.

   Miles de personas han muerto en el conflicto y decenas de miles de musulmanes han sido expulsados del sur del país. Desde entonces, los ataques se han reducido, pero sigue habiendo muertes ocasionalmente y persiste una división profunda entre musulmanes y cristianos.

UNI142237

Robert entra en un centro de tránsito para antiguos niños soldado, en Bria | Foto: UNICEF/ Jordi Matas

   "Lo importante es que los líderes de los principales grupos armados han firmado un acuerdo en el que se han comprometido a liberar a todos esos niños y niñas de sus frentes, a dar acceso sin restricción ni condición a UNICEF y otras organizaciones que trabajan allí con la infancia, para contabilizar a los niños y poder sacarlos", ha señalado.

   La República Centroafricana tiene en la actualidad entre 6.000 y 10.000 niños asociados con grupos armados, una cifra superior a la de Chad, República Democrática del Congo y Sudán del Sur, los tres países que más sufren este problema. La cifra actual de menores soldado en República Centroafricana se aproxima a la que tenía Sierra Leona en los años 90, según la responsable de UNICEF.

   En este sentido, Guinot ha hecho hincapié en que el proceso de desmovilización de los menores es "largo" y requiere mucha "sensibilización". "Sacar a un niño o una niña de un grupo armado aquí requiere personas, requiere tiempo, requiere mucha sensibilización. Los líderes han firmado pero, después, tenemos representantes de líderes en cada una de las regiones, algunos son más expresiones libres que otros. Hay que situarse en el contexto para entender la complejidad de todo el proceso", ha señalado.

   Tras la desmovilización, ha subrayado que hay que trabajar para la reintegración del niño en la sociedad, en su comunidad y en el seno familiar. "Todo esto requiere de muchísimo trabajo de sensibilización con los niños y con las distintas partes. Después va la reintegración del niño a nivel escolar. No puedes coger un niño, sacarlo y ponerlo en la escuela con nosotros. Va a necesitar durante un tiempo apoyo psicológico y educación especial", ha dicho.

ESCLAVOS SEXUALES

   Entre los niños asociados con grupos armados en la República Centroafricana hay menores que son explotados como esclavos sexuales por los combatientes. Guinot ha afirmado que no poseen cifras concretas del número de niños usados como esclavos sexuales pero ha subrayado la necesidad de dar apoyo psicológico a todos los menores.

   "En 2014, gracias a UNICEF y a las organizaciones no gubernamentales socias y también a las autoridades, por ejemplo servicios sociales, entre otros, hemos sacado a 2.800 niños de esos grupos. De esos 2.800, unas 650 eran niñas. Lo que sí sabemos es que las niñas son mucho más vulnerables a los abusos sexuales que los niños. Los niños lo son también, pero las niñas más", ha indicado.

UNI142246

May, con un AK-47 en su hombro, junto a niños soldado recién liberados | Foto: UNICEF / Jordi Matas

   Consultada sobre si podría haber también niños soldados de países próximos en la República Centroafricana, ha indicado que no le consta que sea así pero lo no ha descartado. "Hay grupos que vienen de países fronterizos y en los que sabemos también que hay niños soldado. Podría haberlos", ha explicado.

   Sobre la duración del proceso para desmovilizar a los niños soldado, no ha aportado una estimación pero sí ha afirmado que UNICEF espera lograr que sean liberados 5.000 niños y niñas en 2015. "Es un proceso muy largo", ha contado, antes de defender la necesidad de emprender un proceso de desmovilización, desarme y reintegración "a nivel nacional" para poder así afrontar con garantías la desmovilización de los menores.

   "Si no hay un programa de desmovilización para los grupos armados, aunque los grupos armados hayan firmado un acuerdo, podemos intuir que seguirá habiendo niños", ha dicho. "Lo primero es la desmovilización de todos los grupos armados. Desarmar a esta gente e incluir en ese proyecto de desmovilización la desmovilización de los niños", ha asegurado.

CARENCIAS EN MATERIA JUDICIAL

   Guinot ha advertido de que otro de los temas "importantes" en la desmovilización es la cuestión de la justicia porque, en la actualidad, la República Centroafricana no tiene suficientes jueces ni un sistema de justicia para menores de edad. "Todo esto es un proceso que va mucho más allá del acuerdo firmado. El acuerdo es histórico, es importante, es un logro que ha conseguido UNICEF, que no se consigue en todos los países", ha indicado.

   Tras admitir que uno de los problemas que puede afrontar el proceso de desmovilización de niños es que hay muchos grupos armados y comandantes, la responsable de UNICEF ha reafirmado la apuesta de su organización por el trabajo a nivel comunitario para reintegrar a los menores.

   "Todo se hace a nivel comunitario. Poner niños en un centro es estigmatizarlos todavía más. Queremos integración máxima con la comunidad y con su entorno cultural y social", ha señalado. UNICEF ha presupuestado para 2015 un gasto de 73,9 millones de dólares en protección de la infancia en la República Centroafricana (64 millones de euros) y ha solicitado otros diez millones de dólares más por emergencia.

   La coordinadora del Mecanismo de Respuesta Rápida de UNICEF en RCA ha advertido, además, de que el país tiene "un gran problema" por la falta de profesionales para tratar el "trauma" psicológico que padecen los niños reclutados por grupos armados. "No hay profesionales de la psicología y la psiquiatría. Hay un psiquiatra en Bangui y creo que hay dos psicólogos en el país. Hoy en día hay muy pocas organizaciones que trabajan en la vertiente psicológica", ha asegurado.

   En materia de justicia y del tratamiento de los menores reinsertados, ha afirmado que UNICEF siempre trabaja cumpliendo las "convenciones internacionales" y que hace falta invertir en recursos judiciales y "sensibilización" frente a la denominada justicia "tradicional"

   "RCA necesita fondos para un programa integral de Desmovilización, Desarme y Reintegración y necesita un compromiso por parte de la comunidad internacional. Un programa de estos no se hace sin nada, se hace con fondos, con recursos, con instancias jurídicas internacionales y nacionales", ha señalado.