Actualizado 04/09/2020 4:49:36 +00:00 CET

UNICEF pide ayuda "urgente" para que los niños de Líbano afectados por las explosiones puedan iniciar el curso

Campamento de refugiados sirios en Líbano.
Campamento de refugiados sirios en Líbano. - Marwan Naamani/dpa - Archivo

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha alertado este viernes de que tras cumplirse un mes de las explosiones en Beirut, Líbano necesita ayuda "urgente" para que los niños puedan volver a la escuela, pues a poco del inicio del curso escolar, 183 centros educativos están dañados o destruidos.

UNICEF ha comunicado que necesita 50 millones de dólares (42 millones de euros) para responder a las necesidades inmediatas de los niños y familias durante los próximos tres meses.

A través de un breve informe, 'Everything around me is in ruins' (Todo a mi alrededor está en ruinas), UNICEF ha dado a conocer la situación de más de 77 niños y jóvenes estudiantes, tras las explosiones que sacudieron Beirut, que se saldaron con al menos 190 muertos y miles de heridos, además de pérdidas económicas incalculables.

"Cuando se produce un desastre como este, la educación puede suponer un salvavidas para los niños cuyas vidas se han vuelto del revés, ya que ir a la escuela les proporciona un espacio seguro y una sensación de normalidad en medio del caos", ha explicado la representante de UNICEF en Líbano, Yukie Mokuo.

"Por eso estamos muy preocupados por los daños que han sufrido las escuelas de los barrios más golpeados por la explosión, y por el impacto que esto puede tener en los niños", ha continuado.

Mokuo ha señalado que la situación de la crisis sanitaria por la COVID-19 ha supuesto una dificultad añadida a lo ocurrido en Beirut hace ya un mes, es por ello que se necesitan encontremos "soluciones urgentes" para que los niños retomen su educación lo antes posibles, incluida la versión a distancia.

UNICEF ha insistido en que garantizar el acceso a la educación de los niños "es una prioridad clave", pues no sólo les ofrece oportunidades para el futuro, sino también un espacio seguro ante el trauma que ha podido suponer una tragedia de tal magnitud. Se estima que 600.000 niños viven en un radio de 20 kilómetros de las explosiones, y podrían sufrir problemas psicológicos a medio y largo plazo.

LA PANDEMIA AUMENTA LA TRAGEDIA

Con motivo de la pandemia, las escuelas de Líbano planeaban implantar un enfoque mixto, combinando las clases presenciales, con la educación a distancia. Sin embargo, la tragedia en Beirut ha acabado con estos planes en la capital.

UNICEF ha explicado que otro de los factores que deben ser abordados cuanto antes es la ante el inminente comienzo del nuevo curso escolar, es el acceso a internet para continuar con las clases virtuales y a las herramientas tecnológicas necesarias, ya que las familias que perdieron sus hogares, dejaron atrás sus medios de vida y se enfrentan a dificultades económicas.

"Un mes después de las devastadoras explosiones, las necesidades siguen siendo graves y debemos mirar hacia el futuro", ha explicado la representante de UNICEF en Líbano.

"Con el tiempo que puede llevar reconstruir y rehabilitar las escuelas dañadas y reemplazar los muebles y el material escolar perdido, urge impulsar alternativas de aprendizaje remoto para los niños afectados", apunta.

"Debemos proporcionar a los maestros la capacitación y el apoyo que necesitan para garantizar que los niños, especialmente los de las áreas afectadas más pobres, reciban no solo un aprendizaje remoto de calidad, sino también el nivel de atención psicosocial que necesitan para superar el trauma", ha dicho Mokuo.

Contador

Para leer más