Varios detenidos en Dinamarca por planear el asesinato del autor de las viñetas de Mahoma

Actualizado 12/02/2008 14:53:00 CET

COPENHAGUE, 12 Feb. (Reuters/EP) -

Varias personas fueron arrestadas hoy en Dinamarca por su presunta relación con un complot para asesinar a uno de los 12 dibujantes cuyas viñetas de Mahoma provocaron el descontento en todo el mundo musulmán en 2006, informaron los medios daneses.

Según el 'Jyllands-Posten', el diario que publicó originalmente las caricaturas en septiembre de 2005, los sospechosos están acusados de planificar el asesinato de Kurt Westergaard, de 73 años y autor de la viñeta más controvertida, en la que Mahoma aparecía con una bomba en el turbante.

Entre los sospechosos hay tres ciudadanos daneses, aunque todos con ascendencia musulmana, pero la agencia de noticias danesa Ritzau informó de que la Policía no dará detalles del caso hasta que el Servicio de Seguridad e Inteligencia ofrezca una conferencia de prensa esta tarde para anunciar los arrestos.

Según indica el periódico 'Copenhagen Post', el Servicio de Seguridad e Inteligencia de Dinamarca ha tenido a los sospechosos bajo vigilancia durante varios meses.

Una vez conocidos los arrestos, Westergaard admitió que estar continuamente bajo la protección de la Policía es desagradable. "Pero he convertido el miedo en odio y rencor. Estoy harto de que cualquier actividad que hago cada día y que he hecho miles de veces suponga un malentendido y desatar esta locura", señaló.

Las caricaturas pasaron desapercibidas en un principio, pero luego fueron reimpresas fuera de Dinamarca y finalmente provocaron la furia de los musulmanes, muchos de los cuales consideran ofensiva cualquier representación de Mahoma.

Tres embajadas danesas fueron atacadas y al menos 50 personas murieron en disturbios en Oriente Próximo y Asia. Desde entonces, varios jóvenes musulmanes han sido condenados en Dinamarca por planear atentados, en parte para protestar por las viñetas.

Aunque las tensiones entre Dinamarca y el mundo musulmán parecen haberse disipado, los efectos de las viñetas publicadas por el periódico continúan siendo tema de debate. Algunos detractores, como el ex ministro danés de Exteriores Uffe Ellemann-Jensen considera que los dibujos fueron un intento deliberado de provocar la reacción de los musulmanes. Sin embargo, el 'Jyllands-Posten' insiste en que son un ejercicio de libertad de expresión.

Carsten Juste, el editor del diario, ofreció su apoyo a Westergaard después de conocer las detenciones. "Es una desgracia que un hombre que hace su trabajo en el marco de la ley danesa, la ética periodística danesa y las tradiciones del periódico danés deba hacer frente a ser demonizado y a amenazas de muerte", consideró.