Publicado 29/07/2021 17:46CET

Zimbabue desplegará 300 efectivos en Mozambique para formar a tropas locales contra el yihadismo

Tropas ruandesas ponen rumbo a Mozambique para apoyar la lucha contra el terrorismo yihadista en la provincia de Cabo Delgado.
Tropas ruandesas ponen rumbo a Mozambique para apoyar la lucha contra el terrorismo yihadista en la provincia de Cabo Delgado. - CYRIL NDEGEYA / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Defensa de Zimbabue, Oppah Muchinguri Kashiri, ha comunicado este jueves que el Gobierno desplegará 304 efectivos militares a Mozambique con el fin de instruir a las tropas locales en su lucha contra el terrorismo yihadista en la provincia de Cabo Delgado, pero, matiza, no entrarán en combate.

"Mientras que otros países tienen que desplegar tropas de combate, Zimbabue se ha comprometido a ayudar en el entrenamiento de las Fuerzas Armadas de Mozambique para mejora su capacidad para combatir el terrorismo", ha matizado Kashiri en rueda de prensa en una base del Ejército en Harare, la capital.

El despliegue de efectivos militares de Zimababue forma parte de la estrategia conjunta llevada a cabo por la Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC) para luchar contra el terrorismo yihadista que desde 2017 asola esta provincia situada en el norte de Mozambique, rica en recursos naturales, entre ellos el gas.

Después de Sudáfrica y Botsuana, Zimbabue es el tercer país que aporta más tropas a la fuerza militar de la SADC. Muchinguri Kashiri ha detallado que este escuadrón está formado por 303 instructores y un oficial especializado, que formarán parte del cuartel general que las fuerzas de las SADC disponen en Maputo, la capital mozambiqueña, a más de 1.600 kilómetros de distancia de Cabo Delgado.

Por su parte, Botsuana y Sudáfrica han contribuido con 296 y 1.495 soldados, respectivamente, a las fuerzas de seguridad de la SADC. En el caso de Ruanda, que no pertenece al grupo regional, ha desplegado cerca de un milla de efectivos.

En las últimas horas, el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, justificó ante el Parlamento que este despliegue de tropas en Mozambique es "una obligación internacional", informa el diario 'The Herald'.

Esta semana, el Gobierno mozambiqueño informó de que había logrado hacerse con el control de varias localidades en la provincia de Cabo Delgado, tras combates con grupos yihadistas, con el apoyo de fuerzas ruandesas.

Cabo Delgado es escenario desde octubre de 2017 de ataques obra de milicianos islamistas conocidos como Al Shabaab, sin relación con el grupo homónimo que opera en Somalia y que mantiene lazos con Al Qaeda. Desde mediados de 2019 han sido reivindicados en su mayoría por Estado Islámico en África Central (ISCA), que ha recrudecido sus acciones desde marzo de 2020.

Entre los ataques de ISCA figura el ejecutado en marzo contra la ciudad de Palma, que desencadenó unos enfrentamientos que se extendieron hasta principios de abril y provocaron decenas de miles de desplazados. Por ahora no hay un balance de víctimas, si bien el Gobierno ha hablado de "cientos" de muertos.

Para leer más