Publicado 29/10/2020 14:04CET

Logroño aprueba impuestos y tasas 2021 entre críticas de oposición por falta de diálogo y no cumplir plazos

La concejala de Economía y Hacienda, Esmeralda Campos, defiende las Ordenanzas fiscales del Ayuntamiento de Logroño para 2021.
La concejala de Economía y Hacienda, Esmeralda Campos, defiende las Ordenanzas fiscales del Ayuntamiento de Logroño para 2021. - EUROPA PRESS

   LOGROÑO, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Logroño ha aprobado este jueves, en una sesión extraordinaria del pleno municipal, las Ordenanzas fiscales de impuestos y tasas para el próximo ejercicio 2021, entre las críticas de los Grupos de la oposición, Partido Popular y Ciudadanos, por "no cumplir los plazos" para la presentación de las enmiendas y por "falta de diálogo" por no aprobar ninguna de las propuestas presentadas.

   La Ordenanza General de Gestión, Recaudación e Inspección ha contado con la aprobación de todos los Grupos municipales. Las Ordenanzas Fiscales reguladoras de los impuestos sobre bienes inmuebles, actividades económicas y sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana han salido adelante gracias a los votos del Equipo de Gobierno (PSOE, Unidas Podemos y Partido Riojano) y los votos en contra de Partido Popular y Ciudadanos. Por último, las ordenanzas fiscales reguladoras de las tasas y las referidas al establecimiento, modificación y gestión de precios públicos han sido aprobadas por el Equipo de Gobierno y Ciudadanos, y rechazadas por el PP.

   El principal objetivo, ha dicho la concejala de Economía y Hacienda, Esmeralda Campos, "es apoyar a la ciudadanía y al tejido comercial logroñés, que está viviendo momentos complicados en la actual situación de crisis generada por la pandemia de la Covid-19".

   "Queremos estar al lado de las familias y de nuestro comercio local en estos momentos de incertidumbre, minimizar el impacto de la crisis económica y lograr que la economía de nuestra ciudad se reactive de nuevo. Una línea de trabajo por la que estamos realizando una apuesta firme, como demuestran las ayudas para PYMEs y autónomos por valor de 1,6 millones de euros que ya se están haciendo efectivas", ha añadido.

   Además, las Ordenanzas Fiscales introducen mejoras para la optimización del control y el seguimiento de los recursos económicos en la gestión pública; sistematizar, clarificar y corregir posibles problemas de redacción o lagunas que se han detectado en la gestión diaria de los impuestos; aportar una mayor precisión en los requisitos objetivos para acceder a la concesión de las bonificaciones y beneficios fiscales mediante una regulación más exhaustiva para que su aplicación tenga una mayor seguridad jurídica; y fortalecer la seguridad jurídica de los sujetos pasivos sistematizando y aclarando la documentación que deben presentar en cada uno de los procesos administrativos fiscales.

   Así, ha subrayado la edil que "no se suben impuestos, los logroñeses no vamos a pagar más", como han señalado desde la oposición, y ha apuntado que parte de las modificaciones introducidas en las normas fiscales contribuyen a "dar más seguridad jurídica" a la par que responden a nuevas bonificaciones o a ampliar las existentes.

   En este sentido, ha detallado aspectos como el 75% de bonificación del IBI para los comercios de la ciudad, que asciende al 90% si están situados en el Centro Histórico; la progresividad o la bonificación del 95% para las víctimas de violencia de género, en el caso de las plusvalías; la introducción de los VMP en la grúa; o algunas actualizaciones en los precios públicos.

   Para el portavoz del Partido Riojano, Rubén Antoñanzas, ha reiterado que "no se suben los impuestos a los logroñeses" y ha defendido que las ordenanzas "responden a las necesidades de la ciudad en un momento complicado en el que el Ayuntamiento debe estar con sus ciudadanos".

   "Aprobar estas normas nos da armas en un momento en el que otras instituciones, como el Gobierno de España, nos abandonan", en referencia a las inversiones para La Rioja incluidas en el proyecto de PGE 2021, ante el que ha llamado "a los diputados riojanos de cualquier partido" a "defender nuestra tierra, algo que, hasta ahora parecen no ser capaces de hacer".

   La portavoz de Unidas Podemos, Amaya Castro, ha argumentado su apoyo a las ordenanzas en que "subsanan errores anteriores, adaptan su redacción, introducen los patinetes, eliminan la denominación obsoleta de minusválido y recogen la bonificación de las plusvalías para las víctimas de la violencia de género".

   Por ello, ha defendido que "tienen más concreción y rigor, máxima claridad y seguridad jurídica en el momento en el que más se necesita, y con más bonificaciones, especialmente para el comercio". Ha criticado, además, al PP, por rechazas las normas "cuando ustedes, cuando gobernaron, subieron los impuestos un 13%". "Solo piden bajar los impuestos cuando no gobiernan", ha lamentado.

   Para el portavoz de Ciudadanos, Ignacio Tricio, ha lamentado la aprobación de "sus" ordenanzas fiscales en Junta de Gobierno Local "dos días antes de finalizar el plazo para presentar enmiendas", así como que no se haya aprobado ninguna de sus propuestas "que pensamos que podían se interesantes para Logroño", entre las que ha citado la bonificación del 90% del IBI para todo el comercio de la capital o bonificaciones a empresas que se implanten en el Polígono Las Cañas, entre otras.

   Ha apuntado, además, que "el año pasado, subieron los impuestos y este año, mantienen la subida, cuando, quizá, había que haberlos bajado algo". "Así no se hacen las cosas. Y, pese a todo, vamos a votar a favor de algunas de las ordenanzas, porque pensamos que pueden ser beneficiosas. Nosotros no nos instalamos en el no es no", ha finalizado el portavoz 'naranja'.

   La concejala del PP Mar San Martín ha asegurado en su intervención que "no vamos a ser cómplices de ninguna subida de impuestos camuflada como la del próximo año ni de consolidar ningún aumento del año pasado" y ha lamentado que "tenemos los impuestos más caros de la historia en el peor momento", a lo que ha sumado que "las enmiendas ni se las han querido mirar, con las normas aprobadas dos días antes de acabar el plazo".

   Y también por parte 'popular', su portavoz Conrado Escobar ha indicido en que "los logroñeses tenemos la mayor presión fiscal en el peor momento", y ha cifrado en 35 euros la subida media por recibo en la ciudad. Ha sido especialmente crítico, además, al apuntar que "no piden consenso, sino adhesión".

   Se ha referido sobre todo a la hostelería, "1.400 estableciemientos que cierran desde mañana y para los que vuelven a subir la presión fiscal". Por eso, ha subrayado la "falta de previsión y de transparencia, que nos lleva a un caos organizativo, culpando a todos en un debate engañoso y estéril entre salud y economía". "Sin actividad, fiscalidad cero", ha advertido para finalizar.

   Para cerrar el debate ha intervenido el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, quien ha reiterado que "no suben los impuestos", al tiempo que ha recordado que "entre 2012 y 2013, el PP subió el IBI siete puntos". Ha señalado que, entre otros aspectos que condicionan económicamente el próximo ejercicio, está el último pago del soterramiento, por 30 millones de euros.

   "Además, habrá que hacer frente a necesidades sociales importantes", ha añadido el primer edil, quien ha reseñado que Logroño "está en el puesto número 30 de las capitales de comunidad en cuanto al IBI", por lo que ha considerado que las nuevas ordenanzas "son moderadas, razonables, sensatas y para nada disparadas para ofrecer los servicios con la máxima calidad".

   "En un momento complicado, traer unas normas sin subida impositiva, es razonable", ha afirmado Hermoso de Mendoza, quien ha finalizado su intervención mostrando su apoyo a la hostelería, con medidas fiscales "adoptadas este 2020 y que seguirán en 2021" y agradeciendo a la oposición su apoyo "aunque sea parcial y limitado" a algunas de las nuevas ordenanzas.

Contador