Carlos Abad: "La situación de López Miras es complicada pero es pronto para hablar de alternativas"

Publicado 01/06/2019 9:59:41CET

Achaca la caída de Podemos e IU a la división del electorado, la pugna nacional en la formación morada y al voto útil del PSOE

MURCIA, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El politólogo y miembro de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Ciencia Política y Sociología de la Región de Murcia, Carlos Abad Galán, ha reconocido que la situación del presidente del PP regional y candidato de esta formación a presidir la Comunidad, Fernando López Miras, es "cuanto menos complicada" al frente de su partido, pero cree que es "pronto" para hablar de alternativas en un momento en el que no se conoce todavía el pacto de gobierno.

En una entrevista concedida a Europa Press y al ser preguntado por la situación de López Miras en caso de que no consiga gobernar, Abad ha reconocido que es "complicada" al frente del PP regional, "sobre todo, si tenemos en cuenta que es un presidente elegido directamente por su sucesor".

Además, ha valorado que López Miras "no se caracteriza por tener un excesivo carisma dentro del partido" y también achaca su situación a que, por ejemplo, los resultados electorales del pasado 26M en el municipio de Murcia "dan más votos a José Ballesta para el municipio, que a él para la Asamblea Regional cuestionan su liderazgo".

En este sentido, este politólogo estima que lo ocurrido con el PP de Murcia en estas elecciones autonómicas "puede ser una deflagración producida por los casos de corrupción de dirigentes y notables miembros del partido de la anterior legislatura".

"Tampoco los indicadores económicos y sociales de la Región apuntan a que su mandato haya sido especialmente exitoso", según Abad, quien recuerda que la tasa de desempleo publicada por la EPA refleja que la Región de Murcia, pese a haber mejorado en los datos, "se encuentra por encima de la media nacional en este indicador".

Asimismo, lamenta que "este mismo resultado se recoge si observamos la tasa de pobreza publicada por el INE". En cuanto al PIB, esta misma fuente indica que la Región "fue una de las comunidades autónomas con menor tasa de crecimiento en 2018", añade Abad.

A su juicio, otro elemento a considerar en estas elecciones del 26M y que explicarían el resultado López Miras sería que en el espectro político "ha aparecido un competidor a la derecha del PP". En este caso VOX, igual que en el ámbito nacional ha podido conectar con antiguos votantes populares y de ahí la merma de votos registrada, pasando de 22 escaños a 16. A este hecho también ha contribuido el viraje hacia el centro derecha de Ciudadanos, destaca este politólogo.

No obstante, insiste en que es pronto para hablar de alternativas a López Miras "en un momento en el que aún no se conoce el resultado de los comités de negociación de los distintos partidos ante los posibles pactos de Gobierno". No obstante, y caso de darse esa posibilidad, cree que "habría que mirar a aquellos miembros del partido con capacidad empática y aptitudes para el consenso, capaces de reconstruir el partido desde dentro, reformulando sus políticas".

También considera importante en este sentido, ante un posible sucesor o sucesora, preguntarse "dónde se han obtenido buenos resultados a nivel municipal, para ir cerrando el círculo de los posibles candidatos o candidatas a ocupar su puesto al frente del PP murciano".

CAÍDA DE IU Y PODEMOS

Al ser preguntado por los motivos de la caída electoral de Podemos e IU en la Región de Murcia, Abad estima que existen varias cuestiones que podrían explicar el mal resultado de ambas formaciones. La primera, en su opinión, "tiene que ver con la división de su electorado potencial ante dos formaciones políticas de corte ideológico similar".

Esta cuestión, acompañada de las distintas siglas utilizadas en las elecciones para representar a las distintas confluencias, "también han podido provocar confusión a los electores a la hora de emitir su voto", aclara Abad.

En segundo lugar, advierte que la pugna de poder a nivel nacional en Unidas Podemos "también ha podido lastrar la imagen del partido de Óscar Urralburu en el ámbito regional". Y es que, añade, el comportamiento político del elector "suele estar condicionado por preferir opciones partidistas que aportan a su elección, certidumbre y estabilidad".

"Este hecho tiene aún más importancia si observamos que el escenario político en el que se han desarrollado estas elecciones autonómicas ha sido especialmente complejo", declara este politólogo a Europa Press.

Otra causa del "varapalo electoral" de Unidas Podemos e Izquierda Unida, según Abad, ha podido tener relación con el "voto útil al Partido Socialista ante la amenaza que supone para votantes de izquierdas la posibilidad de un ascenso de los populismos de derecha radical materializados en la candidatura de VOX".

Como medida correctoras que den solución a este mal resultado de la formación morada y a Izquierda Unida, Abad insta a realizar un proceso de "reconversión interna" de ambos partidos, "salvar las diferencias y, a la postre, proyectar una imagen renovada y de unidad, capaz de alinear de nuevo a los votantes que se ilusionaron con ellos a través de las políticas sociales enarboladas tras el 15M. Para todo ello, es necesario algo de tiempo".

POSIBLES PACTOS EN CARTAGENA

Abad también se ha referido a la gobernabilidad en el municipio de Cartagena. "Si el panorama político en la Región de estas elecciones es especialmente complejo, tanto por el número de partidos implicados, como por los resultados electorales, en Cartagena hay que añadir una nueva variable que vertebra lo allí acontecido", explica.

En este caso, señala el "creciente sentimiento identitario cartagenero", lo que a su juicio "explica en gran medida, los resultados de las elecciones municipales del 26M que ha dado la victoria al partido MC Cartagena". A este hecho, añade la "controvertida figura de José López, líder del partido, que provoca en la opinión pública 'fobias y filias' en igual medida, pues sus declaraciones públicas suelen crear gran polémica".

Esta cuestión tiene "gran importancia", según Abad, puesto que las posibilidades de pactos "son muy reducidas o nulas por las relaciones existentes con el resto de partidos". Por tanto, el escenario político de Cartagena, advierte, es "uno de los más inciertos a nivel municipal, si tenemos en cuenta las declaraciones al respecto de los líderes tanto de PSOE, que no apoyan un posible pacto como en la anterior legislatura, ni de Partido Popular".

"La apuesta de Arroyo de una alianza de fuerzas políticas incluyendo al PSOE, es una medida a la desesperada para hacer valer su segundo puesto en las elecciones con siete concejales y con el fin de que MC Cartagena no llegue al gobierno", según Abad. No obstante, explica que esta posibilidad "es muy remota porque necesitaría el apoyo o la abstención del partido socialista".

Que se pueda llegar a pactos entre partidos a nivel municipal sin tener en cuenta a la formación política ganadora, añade Abad, es una cuestión que "aunque cuestionable cara a los votantes, es una posibilidad puede darse en aquellas municipios donde los resultados electorales, así lo permitan".

"Está en el debate público si esto tiene la legitimidad suficiente, pero hay que tener en cuenta que en un sistema parlamentario, el Gobierno necesita del apoyo de la cámara legislativa o el pleno municipal para mantenerse", subraya.

"Que es la proporcionalidad obtenida con arreglo a los votos obtenidos lo que marca la representatividad del partido político, en la cámara o el pleno municipal y por tanto, cuenta con toda la legalidad los llamados 'pactos de perdedores'", concluye.

Para leer más