Arrimadas y Cantó instan a los valencianos a votar a Ciudadanos para evitar el "contagio" del nacionalismo catalán

Acto de campaña de Ciudadanos en Alicante
Joaquín Reina - Europa Press
Publicado 20/04/2019 17:39:09CET

El candidato a presidir la Generalitat acusa a Ximo Puig de haber cedido la educación y la televisión pública a Compromís

ALICANTE, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de la Ejecutiva de Ciudadanos y cabeza de lista por Barcelona en las elecciones generales, Inés Arrimadas, y el candidato a la Presidencia de la Generalitat Valenciana, Toni Cantó, han instado a los valencianos este sábado a votar al partido naranja en ambos comicios para evitar que su comunidad sufra el "contagio" del nacionalismo catalán.

En un mitin celebrado en el Paraninfo de la Universidad de Alicante, la líder de Cs en Cataluña ha señalado que el PP y el PSOE "han ido cediendo" durante décadas ante los partidos nacionalistas, entregándoles "más competencias y más poder" en distintas comunidades autónomas.

"Los catalanes constitucionalistas nos hemos sentido abandonados, desamparados y desesperados ante los Gobiernos nacionalistas", ha asegurado, señalando que aún hay lugares, como Vic, Amer o Torroella, "donde no hay libertad" para poder expresar ideas distintas a las del independentismo.

EL PSPV ACTÚA IGUAL QUE EL PSC

A continuación, ha advertido a los valencianos: "No es algo que tengáis tan lejano, no os penséis que es una realidad que no os incumbe", porque "el nacionalismo se contagia más que la gripe". Según Arrimadas, hay un "efecto contagio" desde Cataluña hacia la Comunidad Valenciana, Baleares, País Vasco, Navarra y Galicia.

El PSPV está haciendo en la Comunidad Valenciana "lo mismo" que ha hecho el PSC en Cataluña, ha indicado la portavoz de Ciudadanos, que ha descrito al presidente de la Generalitat Valenciana, el socialista Ximo Puig, como "el alumno aventajado" del primer secretario del PSC, Miquel Iceta.

"Venir a la Comunidad Valenciana es como viajar en el tiempo a Cataluña hace quince años", ha manifestado, afirmando que en ambos casos los socialistas han dado el control de la televisión pública a formaciones nacionalistas y los gobiernos exigen hablar catalán o valenciano para poder acceder a un empleo público, "imponen" estas lenguas como vehiculares en los colegios y están "regando de subvenciones a los suyos" y metiendo a "enchufados".

CANTÓ: "NO PACTARÉ CON EL NACIONALISMO"

Así que "no dejéis que el nacionalismo, de manera silenciosa, coarte vuestras libertades", ha recomendado a los valencianos. También Cantó ha insistido en esta idea y ha asegurado que si se convierte en el próximo presidente de la Generalitat, no hará como Puig.

"No pactaré con el nacionalismo", "no cederé la educación y la televisión pública al nacionalismo" y "no cederé la Conselleria de Economía a un profesor de griego que se declara anticapitalista y enemigo del libre mercado", ha subrayado el aspirante a la Presidencia en alusión a los consejeros autonómicos Vicent Marzà y Rafa Climent, de Compromís.

Igualmente, Cantó se ha mostrado convencido de que si el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, llega a la Moncloa, tampoco pactará con los partidos nacionalistas, no dejará "a la gente tirada en Cataluña" y "no esconderá un informe de la Alta Inspección educativa" que denuncia "adoctrinamiento" ideológico en escuelas públicas, como cree que hicieron Mariano Rajoy y Pedro Sánchez.

Y en la Comunidad Valenciana, "no quiero un Gobierno con (Enric) Morera, que dice que en España hay presos políticos", con un partido, Compromís, que "habla de los Països Catalans", y cuyas juventudes "tuitean 'Otegi presidente'", ha añadido.

ACABAR CON LOS BARRACONES Y LAS LISTAS DE ESPERA

Por otro lado, Cantó ha indicado que el Gobierno tripartito de PSPV, Compromís y Podemos se ha dedicado a "despilfarrar, enchufar a los suyos y malgastar" los recursos públicos. Ciudadanos, en cambio, tiene "un plan para ahorrar 750 millones de euros al año" eliminando "duplicidades y chiringuitos" políticos.

Ese dinero se dedicaría, según el exdiputado en el Congreso, a acabar con los barracones en los colegios y recortar las listas de espera en la sanidad pública, entre otras medidas, mientras se bajan los impuestos.

Como ejemplo, ha explicado que con los 55 millones de euros que cuesta al año la televisión pública valenciana, a la que ha denominado "Telecompromís", el Ejecutivo autonómico podría reducir de 160 a 55 días el tiempo que debe esperar un ciudadano para ser operado en un hospital público.

Además, Cantó quiere un Gobierno que no vea a las empresas y las grandes inversiones como el "enemigo", sino como una oportunidad para que se generen puestos de trabajo y que haya "más gente pagando impuestos".

APOYO DEL PSOE AL CUPO VASCO

También ha intervenido en el acto la cabeza de lista de Ciudadanos al Congreso por Alicante, Marta Martín, que ha defendido que el suyo es el único partido que lucha por mantener la cohesión territorial de España y que impulsará la reforma del sistema de financiación autonómica negociando con las 17 comunidades a la vez.

"Nosotros no lloramos en Valencia mientras votamos cuponazos en Madrid", ha afirmado tras recriminar al PSOE que en el Congreso votase a favor del acuerdo sobre el Concierto y el Cupo vasco --el sistema fiscal propio de Euskadi-- mientras Puig se queja de que la Comunidad Valenciana está infrafinanciada.

Por último, Cantó ha mencionado el problema del agua en Alicante y ha lamentado que "cada año en la Comunidad Valenciana se eche al mar el equivalente al caudal del trasvase del Ebro". "Eso se va a acabar", ha afirmado, abogando por invertir en las infraestructuras necesarias y por repartir "solidariamente" el agua entre las tres provincias valencianas.