Juventudes Navarras asegura que los actos vandálicos en la UPNA son una realidad

Actualizado 28/01/2010 13:43:36 CET

PAMPLONA, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Juventudes Navarras, Sergio Sayas, aseguró este jueves que los actos vandálicos en la Universidad Pública de Navarra por parte de miembros de Ikasle Abertzaleak son "una realidad que ocurre en la UPNA haya o no informe policial".

Preguntado al término de una rueda de prensa por el informe que habla de actos vandálicos de Ikasle Abetzaleak en la Universidad Pública de Navarra, Sayas afirmó que no le sorprende "nada", ya que, según dijo, "es un tema que Juventudes Navarras lleva denunciando muchísimo tiempo".

En opinión de Sayas, estos actos son "una realidad que ocurre en la UPNA haya o no informe" y destacó que "muchos de los hechos" que se recogen en este documento son actos que "también nosotros tenemos documentados, sin necesidad de que haya ningún tipo de informe".

FOTOGRAFIAS DE ALUMNOS

Según el presidente de JJNN, "muchos alumnos nos han pasado fotografías y nos han pasado información" sobre actos vandálicos en la Universidad Pública de Navarra e insistió en que "efectivamente, muchos de los hechos que se recogen en el informe son ciertos".

El líder de la organización juvenil de UPN puso de relieve que desde Juventudes Navarras "hemos denunciado siempre que no queremos que en la UPNA se produzcan estos hechos" y aseguró que "se pueden evitar", ya que, según declaró, "no es normal que esté todo el pasillo, como ayer lo estaba, lleno de las últimas fotografías de los últimos presos de ETA detenidos".

Preguntado por quién es el responsable de que los carteles de apoyo a ETA no se retiren, Sayas afirmó que es "evidente" que "la responsabilidad es de quien los pone". En su opinión, "no es asumible echar la responsabilidad a nadie más que no sea a Ikasle Abertzaleak y a todos los que colocan esos carteles".

No obstante, destacó que si él fuera el rector de la Universidad Pública "esos carteles no estarían más de dos minutos puestos en los pasillos que es el tiempo justo y necesario que cuesta quitarlo". Así, criticó que "no es normal que un muñeco esté puesto en la puerta de la universidad durante dos días y nadie lo haya visto".