El Ministerio de Vivienda destinará 528.000 euros para recuperar pueblos abandonados

Actualizado 31/07/2008 14:02:27 CET
Actualizado 31/07/2008 14:02:27 CET

El Ministerio de Vivienda destinará 528.000 euros para recuperar pueblos abandonados

En Huesca, Guadalajara y Cáceres

Foto de la Noticia
Foto: EP + Ampliar

  


   MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Ministerio de Vivienda destinará 528.000 euros a la recuperación de distintos pueblos abandonados de las provincias de Huesca, Guadalajara y Cáceres, dentro del Programa de Recuperación y Utilización Educativa de Pueblos Abandonados (PRUEPA).

   En concreto, uno de los pueblos que se beneficiarán de esta ayuda será Búbal, en Huesca, donde el concurso ha sido adjudicado a la UTE Decoración y Paisaje, por un importe de 175.000 euros con un plazo de ejecución de 24 meses.

   El Ministerio de Vivienda ha destinado además desde 2007 cerca de 20.000 euros en trabajos de mantenimiento de Búbal previos al programa educativo, de forma que desde el año pasado y hasta 2010 la inversión total comprometida hasta el momento se aproximará a los 195.000 euros.

   El departamento de Beatriz Corredor explica que Búbal, enclavado en el Valle de Tena, en el Pirineo aragonés, se despobló a raíz de la construcción del embalse del mismo nombre. Disfruta de un entorno natural privilegiado y cuenta con un conjunto arquitectónico representativo de la edificación de la zona.

   Por su parte, en la provincia de Guadalajara, Umbralejo recibirá 175.000 euros, que gestionará también la UTE Decoración y Paisaje en un plazo de 24 meses.

   El Ministerio ha realizado además, desde 2007, trabajos de apoyo al funcionamiento del pueblo, así como obras de recuperación, conservación y mantenimiento de diversas instalaciones del municipio por un importe de 44.471 euros. La inversión total comprometida hasta el momento para el periodo 2007-2010 será de 220.000 euros.

   Este pueblo, localizado en la Sierra de Ayllón, en la provincia de Guadalajara, constituye un magnífico ejemplo de la denominada arquitectura negra de la zona. Su declive se aceleró como consecuencia de la política de repoblación forestal de los años 60 y 70, que precipitó el flujo migratorio a las ciudades.

   Finalmente, el municipio de Granadilla, en la provincia de Cáceres, recibirá 178.000 euros, que serán ejecutados por la UTE Fotex Palicrisa en un plazo de 24 meses.

   Además de esta ayuda, Vivienda ha realizado desde 2007 una inversión de 12.000 euros en trabajos previos para el desarrollo del programa educativo y de 36.500 euros en la reparación de la Casa Museo.

   También se encuentra en fase de estudio la reparación del edificio de la lavandería y otras obras de reconstrucción por un montante estimado de 25.200 euros. La partida total destinada a la recuperación de este núcleo rural entre 2007 y 2010 superará los 250.000 euros.

   Granadilla es un ejemplo de zona despoblada inducida por la construcción del embalse de Gabriel y Galán. Este recinto amurallado, situado al norte de Cáceres, está declarado monumento histórico artístico.

PROGRAMA DE PUEBLOS ABANDONADOS.

   El Programa de Recuperación y Utilización Educativa de Pueblos Abandonados (PRUEPA) surgió a raíz de los núcleos rurales que quedaron deshabitados durante los años 70. Se trata de un proyecto educativo, que pretende el acercamiento de los jóvenes a la vida rural, promovido por los Ministerios de Medio Ambiente, Rural y Marino, Educación y Vivienda y con el que colaboran las consejerías de Educación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, de la Junta de Extremadura y del Gobierno de Aragón.

   Desde 1984, el Ministerio de Vivienda ha estado presente en el programa, ocupándose de las funciones relacionadas con la reconstrucción y mantenimiento de espacios arquitectónicos. En este sentido, la contratación proporciona los recursos humanos y materiales necesarios para permitir el funcionamiento del área de reconstrucción y mantenimiento edificatorio.

   El programa PRUEPA formará parte del próximo Plan Estatal de Vivienda 2009-2012 que elabora el Ministerio, en colaboración con las comunidades autónomas, y en el que una de las líneas de actuación será precisamente la renovación y rehabilitación no solo de los núcleos urbanos, sino también rurales.