Pablo Crespo parafrasea a Cospedal días después su marcha: "Que cada palo aguante su vela"

414493.1.644.368.20181113122353
Vídeo de la noticia
Actualizado 13/11/2018 13:07:09 CET

Dice que los "enemigos" están dentro de los partidos y que los implicados en corruptelas aprovechan los casos para hacer "limpieza"

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El ex secretario de Organización del PP gallego y 'número dos' de la trama 'Gürtel', Pablo Crespo, ha recordado este martes, seis días después de que María Dolores de Cospedal dejara la política, las palabras con las que la entonces secretaria general del PP defendió a la organización en 2013, tras salir a la luz 'los papeles de Bárcenas": "Que cada palo aguante su vela", ha asegurado Crespo en el Congreso, parafraseado a Cospedal.

Crespo, que fue condenado el pasado mes de mayo por la Audiencia Nacional por la primera etapa de la 'Gürtel' ha comparecido ante la comisión que investiga la financiación ilegal del PP y ha sido en respuesta al portavoz de ERC, Gabriel Rufián, cuando ha aludido, sin citarla directamente, a que la fuera 'número dos' del partido con Mariano Rajoy en la Presidencia.

Rufián ha recordado al compareciente una frase que pronunció hace cinco años y en la que aseguraba que con el ex tesorero Luis Bárcenas en la cárcel había "gente en el PP" que estaba "muy nerviosa" y que quien estuviera libre de pecado "tirase la primera piedra". El diputado de ERC le ha pedido que especificase a quién se refería y Crespo, sin citarla, ha traído a colación aquellas palabras de Cospedal.

LAS VELAS SE ROMPEN

"Parece que el tiempo va colocando las cosas en su lugar y cada palo que aguante su vela; hay velas que con la fuerza del viento se rompen y parece que el viento de los últimos acontecimientos empieza a romper algunas", ha soltado Crespo.

Rufián también le ha preguntado si, desde su punto de vista, dirigentes del PP que estaban involucrados en irregularidades utilizaron los casos de corrupción para hacer limpia en el partido y al final han acabado siendo "expulsados de la tribu".

"Qué le voy a contar de cómo funcionan los partidos; los adversarios están fuera y los enemigos están dentro", le ha contestado Crespo, quien ha añadido que en las organizaciones políticas, no sólo en el PP, "siempre se aprovechan las circunstancias para hacer limpieza y animar un poco el escalafón".

Durante sus veladas alusiones a Cospedal, Crespo no se ha referido a las grabaciones de la también exministra con el excomisario José Manuel Villarejo que han propiciado su dimisión, primero de la dirección del PP y después del Congreso.

Pero sí ha mentado esos audios cuando ha aprovechado para reiterar ante los diputados su tesis de que el caso 'Gürtel' fue una operación orquestada contra el entonces ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para "tumbar" al PP.

LAS GRABACIONES DE VILLAREJO

Crespo ha insistido en que ese caso se "organizó" en el despacho de Rubalcaba entre el ministro, su secretario de Estado, Antonio Camacho; Juan Antonio González García, a la sazón comisario general de la Policía Judicial, y un asesor de Camacho que había sido jefe de Seguridad del PSOE.

Ellos, según Crespo, fueron los que montaron la operación "prejudicialmente", con las grabaciones a Francisco Correa que fueron declaradas ilegales y supusieron una condena por prevaricación al primer instructor de la trama, Baltasar Garzón.

También ha recordado que en febrero de 2009, un día después de ordenar su detención, Garzón, González García y el entonces ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, compartieron una montería en Jaén, una cita a la que también acudió la ahora ministra de Justicia, Dolores Delgado. "En las grabaciones que vamos oyendo por ahí coincidían que estaban Delgado, Villarejo y Garzón", ha destacado Crespo.

Tras denunciar que la causa iniciada por Garzón pudiera seguir adelante pese a la condena al exjuez, el compareciente ha repetido que la 'Gürtel' judicialmente es un caso "monstruoso", pero ha rehusado, por mucho que le ha invitado Rufián, especificar quién era el responsable del "marrón" que, según el diputado, se está comiendo Crespo, mientras los verdaderos responsables están en libertad.

"Yo me estoy comiendo el marrón de un batalla entre PP y PSOE, pero no el marrón de nadie. Nosotros no fuimos más que el garrote con el que quisieron tumbar al PP", ha apostillado Crespo, sobre él y su "amigo" Correa, quienes, desde su punto de vista, han podido "cometer errores" pero "la mayoría de carácter tributario".