Sáhara.- El secretario general de la ONU no prorroga el mandato del enviado especial para el Sáhara Occidental

Actualizado 28/08/2008 13:44:59 CET

Van Walsum sigue considerando el conflicto como un problema "insoluble" e insta al Polisario a presentar su propia propuesta

MADRID, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, no ha prorrogado el mandato, que expiró hace hoy una semana, de su enviado especial para el Sáhara, Peter van Walsum, quien desde hacía tres años ejercía como mediador para intentar encontrar una solución al conflicto del Sáhara Occidental entre Marruecos y el Frente Polisario.

Así lo asegura hoy el propio Van Walsum, holandés de 74 años, en un artículo de opinión publicado por el diario 'El País', en el que menciona que escribe "como antiguo enviado personal del secretario general de Naciones Unidas" y que se acerca el momento en que sus opinones "no interesarán a nadie" porque ya no es el enviado personal.

Dentro del Frente Polisario habían sido varias las voces que pidieron este mes a Ban Ki Moon la destitución de Van Walsum por considerar que se había colocado del lado marroquí. A mediados de agosto, el líder del movimiento saharaui, Mohamed Abdelaziz, escribió una carta al secretario general de la ONU en la que aseguraba que su enviado personal "se ha descalificado" y le instaba a destituirle para que así se puediera continuar con las negociaciones con Marruecos.

De hecho, el primer ministro de la República Arabe Saharaui Democrática (RASD), Abdelkader Taleb Omar, subrayó a finales de julio en Argel la disposición de su gobierno a retomar las negociaciones con Marruecos, aunque sin la presencia del mediador de la ONU debido a su "toma de posición a favor de una de las partes", es decir, Marruecos.

Unos meses antes, en abril, el propio Van Walsum señaló ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que la independencia del Sáhara Occidental es "poco realista". El enviado explicó que en último informe había concluido que no existe presión internacional hacia Marruecos para que abandone su reclamación sobre la soberanía del territorio, "por lo que un Sáhara Occidental independiente no es una proposicion realista".

PROBLEMA "INSOLUBLE"

Subrayando sus anteriores palabras, Van Walsum declara en el artículo de opinión publicado hoy que el conflicto del Sáhara Occidental es un problema "insoluble". "En vista de los 33 años que ha durado el contencioso sobre el Sáhara Occidental, en ocasiones caigo en la tentación de pensar que no he logrado encontrarle una solución porque es un problema insoluble", señala.

Sin embargo, el diplomático holandés, que fue nombrado por el ex secretario general Kofi Annan en agosto de 2005, también afirma que se resiste a esa "tentación" porque continúa "creyendo que con voluntad política sí podría resolverse".

Van Walsum ratifica que su "análisis" no ha cambiado, pero subraya que "si el Consejo de Seguridad hubiera estado dispuesto a imponer una solución", este análisis "habría sido muy diferente". "La necesidad de llegar a una solución consensuada tenía que ser el punto de partida" según la decisión tomada por el máximo organismo de la ONU, añade.

El diplomático recuerda que en las negociaciones entre Rabat y el Frente Polisario había que "embarcarse sin condiciones previas", pero remarca que "lo más realista era pronosticar que, mientras Marruecos ocupara gran parte del territorio y el Consejo de Seguridad no estuviera dispuesto a presionarle, el resultado no llegaría a ser un Sáhara Occidental independiente".

Por lo tanto, el que fuera enviado especial de Ban opina que si el Polisario contemplara una "hipotética solución negociada que no fuera la independencia total, contaría inmediatamente con un abrumador apoyo internacional", y espera que si este momento llega el movimiento independentista "presente su propia propuesta global de autonomía" en lugar de limitarse a introducir enmiendas en la marroquí. Sin embargo, no espera que el Polisario "dé ese paso en un futuro previsible", por lo que "nada cambiará por el momento".