Un tribunal anula una oposición en Pamplona por exigir euskera para tareas de desinfección

Maite Esporrín
PSN
Publicado 14/08/2018 14:12:14CET

El PSN considera que "la política de discriminación" de Asiron está llevando a una "cierta antipatía" hacia el euskera

PAMPLONA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) ha anulado la convocatoria de oposición del Ayuntamiento de Pamplona, presidido por EH Bildu, para cubrir puestos de trabajo de oficial profesional de desinfección y mantenimiento, al exigir un conocimiento de euskera que no está justificado y no es "conforme a Derecho".

La resolución viene motivada por un recurso de alzada presentado por el PSN, que hoy ha dado a conocer el fallo. Su portavoz en el consistorio pamplonés, Maite Esporrín, ha explicado que su partido actuó al entender que en este puesto de trabajo "no se justificaba que se valore el euskera" y que ello "constituía una dificultad añadida para la inmensa mayoría de la población que no tiene este título".

Los socialistas basaron su recurso en que en la plantilla orgánica del Ayuntamiento no se contempla este requisito lingüístico para el puesto, pero que en la convocatoria se valoraba un 10 por ciento del total. Los socialistas no lo ven justificado en un trabajo sin contacto con el público general y creen que la exigencia de este idioma es "un perjuicio y una discriminación para la mayoría de la población que no tiene esta titulación".

Maite Esporrín ha explicado que el TAN comparte estos mismos argumentos y explica además que el Ayuntamiento de Pamplona no justificó en sus alegaciones por qué valoraba el euskera. Este Tribunal Administrativo ha revisado por motivos similares otras convocatorias de oposiciones municipales en Navarra.

La portavoz socialista ha advertido sobre "cierta antipatía que antes no existía" hacia el euskera por culpa, a su juicio, de la "política de discriminación" del alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, que "pese a que piensen que están apoyando el euskera" está siendo "contraproducente".

Esporrín ha asegurado que su partido entiende que el euskera forma parte de su cultura y que tiene "obligación de protegerlo y apoyarlo" si bien "no se debe mezclar con asuntos políticos o identitarios". En este sentido, ha afirmado que su partido siempre ha estado "en la aprobación de todos los avances legislativos, de normas y cuantas cuestiones han sido necesarias para que el euskera progrese, pero de ahí a que se utilice como un arma arrojadiza para discriminar a la mayoría de la ciudadanía que no posee esta titulación en el acceso a los puestos de trabajo, no lo podemos consentir".