Publicado 01/07/2022 13:34

El tribunal pide al médico de la AN que determine si Villarejo puede seguir 'online' el juicio tras sufrir un ictus leve

El comisario jubilado José Manuel Villarejo sale de declarar en la Audiencia Nacional.
El comisario jubilado José Manuel Villarejo sale de declarar en la Audiencia Nacional. - Carlos Luján - Europa Press

El comisario pide que las sesiones previstas para julio se aplacen a septiembre para poder recuperarse

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El tribunal de la Audiencia Nacional (AN) que juzga a José Manuel Villarejo por sus negocios privados ha solicitado al médico forense de la sede judicial que valore el estado de salud del comisario jubilado para determinar si es posible que siga el juicio aunque sea por videoconferencia, después de que pidiera suspenderlo hasta septiembre tras sufrir un accidente cerebrovascular a finales de junio.

En una providencia de este mismo viernes, a la que ha tenido acceso Europa Press, los magistrados Ángela Murillo, Carmen Paloma González y Fermín Echarri ordenan dar traslado de los informes médicos presentados por Villarejo al forense de la AN para que "manifieste si el estado que presenta actualmente el procesado le impide seguir el desarrollo del juicio oral".

Los magistrados subrayan que "la fase probatoria ha concluido totalmente y solo pende de las calificaciones definitivas e informes", por lo que piden en concreto al médico forense que aclare si Villarejo "se encuentra en condiciones de captar sin mayor problema los escasos trámites venideros, incluso por videoconferencia desde su propio domicilio".

El tribunal responde así a la defensa del comisario, que el pasado martes puso en conocimiento del tribunal que ha sufrido un ictus leve por el que debe guardar reposo al menos tres meses, por lo que solicitó suspender las sesiones señaladas para julio y aplazarlas a septiembre, cuando estaba previsto que concluyera el juicio.

La defensa relataba en su escrito que Villarejo, de 71 años, presentó los primeros síntomas el 24 de junio pero se fueron agravando hasta que dos días después ingresó en las urgencias de un hospital madrileño. En estos momentos, precisa, está pendiente de ser evaluado por un neurólogo, para lo que tiene cita el 6 de julio.

Ese mismo día estaba previsto que Villarejo rindiera su primera declaración como imputado en la nueva pieza 33 de 'Tándem', donde se investiga el presunto espionaje que habría dirigido contra el que fuera cónsul de Letonia en Barcelona y presidente de la Plataforma Pro Seleccions Catalanes Xavier Vinyals.

"REPOSO RELATIVO"

No obstante, el comisario sí ha podido ser examinado por un cardiólogo que en un informe del pasado martes le recomendó "reposo relativo", contraindicándole "cualquier situación emocional o de esfuerzo significativo físico durante un periodo mínimo de tres meses", "dado que es un hipertenso grave de larga evolución".

La defensa detallaba que actualmente el comisario "presenta visión doble, párpado del ojo derecho caído, fuertes dolores de cabeza que se irradian a la cuenca del ojo derecho, fotofobia que le impide estar en zonas iluminadas y aturdimiento generalizado".

Alegaba que, "al haber enfermado de forma repentina", no puede estar presencialmente "en unas condiciones de salud adecuadas" en las sesiones del juicio programadas para julio.

Asimismo, pedía que se le sometiera a un reconocimiento médico previo los días 1 y 2 de septiembre "para determinar si en esa fecha se encuentra ya en unas condiciones médico-legales mínimas que le permitan participar en su propio enjuiciamiento".

SESIONES CLAVE

El abogado de Villarejo, Antonio José García Cabrera, recalcaba en su escrito que en la semana del 11 al 14 de julio estaba agendado que las defensas presentaran sus conclusiones definitivas y que comenzaran los informes de acusaciones y defensas, un trámite "trascendente" para el juicio.

Asimismo, recordaba que el comisario, aunque es el principal acusado, también ejerce de abogado codefensor, y no cabe esperar que esos días esté en "las necesarias condiciones de salud para estar físicamente presente en la sede del tribunal, como era su voluntad, ni tampoco en condiciones de colaborar en su propia defensa".

En este primer juicio por 'Tándem', Villarejo se enfrenta a 83 años de cárcel por los trabajos que habría hecho en 'Iron, 'Land' y Pintor' por encargo de particulares, empresarios y un despacho de abogados.