Publicado 03/07/2020 12:08:38 +02:00CET

El Parlamento de Navarra expresa su apoyo a la plantilla de Gamesa y pide un trabajo "conjunto" para mantener el empleo

El presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde (i), con el portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, en el Parlamento de Navarra.
El presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde (i), con el portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, en el Parlamento de Navarra. - EDUARDO SANZ-EUROPA PRESS

PAMPLONA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra ha aprobado este viernes por unanimidad una declaración institucional por la que muestra su "apoyo y solidaridad" a los trabajadores afectados por la decisión de Siemens Gamesa de cerrar la planta de Aoiz y muestra su "disconformidad con la decisión de la deslocalización de la producción por el impacto social y económico para la zona".

El Parlamento llama además al "trabajo conjunto" del Gobierno foral, el Gobierno de España, la empresas y los sindicatos con el objetivo de mantener el empleo.

Al término de la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento foral, el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha exigido a la empresa que "reconsidere la decisión que ha adoptado" y que actúe con "transparencia" y ha reclamado al Gobierno foral que busque "alternativas para los trabajadores y para una zona que, si finalmente se produce esta deslocalización, va sufrir en sus propias carnes una situación tremendamente compleja".

Además, Esparza se ha preguntado "dónde está el Gobierno". "Hemos visto decir al consejero del ramo -Manu Ayerdi- que esto le ha pillado por sorpresa. ¿A qué se dedica el consejero? Si no lo conocía, mal, porque demuestra absoluta incapacidad, y si lo conocía y se ha callado, también mal, porque no es un ejercicio de transparencia ni defensa de los derechos de los trabajadores. Que el Gobierno nos explique dónde estaba. Me parece gravísima la reacción del Gobierno y del consejero. La ineficacia por parte del Gobierno ha sido total y absoluta", ha dicho.

Por su parte, el portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, ha trasladado a los trabajadores "toda la cercanía del PSN para su lucha, que es la lucha de todos, es una lucha contra la despoblación de nuestra tierra, ya que la deslocalización trae despoblación". Además, ha pedido al Gobierno que "negocie y busque soluciones para la mejor salida para los trabajadores".

La parlamentaria de Geroa Bai María Solana ha expresado su "solidaridad con los trabajadores de Siemenes Gamesa, queremos que sepan que estamos con ellos". Además, ha mostrado la disposición de Geroa Bai a celebrar las sesiones que sean necesarias en el Parlamento durante el mes de julio para seguir la situación de la compañía.

EH Bildu ha solicitado la comparecencia urgente del consejero de Desarrollo Económico y Empresarial del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi, para que explique qué medidas se están adoptando para tratar de evitar el cierre de la planta. La comparecencia ha quedado pendiente de fijar fecha a lo largo del mes de julio.

El parlamentario de EH Bildu Adolfo Araiz ha afirmado que el cierre de la planta es "un duro golpe para la economía y para el empleo de la comarca y lo prioritario es garantizar el empleo de esas 239 personas". Araiz ha explicado que su grupo ya presentó en junio, antes de conocerse esta noticia, una proposición de ley para evitar deslocalizaciones y ha pedido al Gobierno información sobre "qué ayudas y qué subvenciones recibió la empresa para la implantación de esta planta y qué beneficios fiscales ha obtenido en los últimos diez años".

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha expresado su "solidaridad" a los 239 trabajadores de Gamesa en Aoiz y ha asegurado que su formación estará "en todas las manifestaciones y en todas las iniciativas que se planteen" contra el cierre. Además, ha defendido que "cualquier subvención pública tiene que estar supeditada a compromisos de no deslocalizaicón, de protección medioambiental o contra la brecha de género".

La portavoz de I-E, Marisa de Simón, ha afirmado que "hay que evitar el cierre de Gamesa en Aoiz, una empresa sin problemas económicos, sin problemas de producción, que decide trasladar su actividad a otro país, dejando a 239 trabajadores en el paro". "Es una deslocalización más", ha dicho, para señalar que "es precisa una política fiscal en toda Europa para evitar este tipo de situaciones, que no van a favorecer jamás a los trabajadores sino a los intereses privados de estas empresas".