Margarita Robles.- Las acciones desconocidas de las Fuerzas Armadas

Actualizado 04/08/2019 12:22:41 CET

MADRID, 4 Ago. (OTR/PRESS) -

Nuestras Fuerzas Armadas realizan un trabajo encomiable velando, cada día, por nuestros derechos constitucionales, y por la defensa de la Paz, la libertad y la seguridad, dentro y fuera de nuestras fronteras, tal y como se recoge en el artículo 8 de la Constitución y en los acuerdos y convenios internacionales suscritos por España.

Los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas, además, hacen muchísimas tareas invisibles, tanto en misiones internacionales (humanitarias, de apoyo, de disuasión, de pacificación en áreas en guerra o reconstrucción) como en actividades rutinarias (salvamento marítimo, grandes nevadas, incendios o inundaciones...).

En su quehacer diario, nos dan una lección de calidad humana, generosidad, profesionalidad, entrega, espíritu de servicio y compromiso. Hacen posible que todos nosotros vivamos en un mundo mejor, más seguro. Y sin embargo, todos esos hombres y mujeres, y gran parte del trabajo que desarrollan, pasan inadvertidos para la sociedad. Solo nos acordamos de ellos en los denominados "momentos de crisis", ya sea en nuestro territorio o en el ámbito internacional, y no lo hacemos de su día a día.

EJÉRCITO DEL AIRE

Conviene no olvidar que gracias al trabajo del Ejército del Aire es posible realizar todos los desplazamientos en vuelos comerciales y turísticos que hacemos, ya que cede sus radares militares a ENAIRE para el control del tráfico civil.

También garantiza la seguridad de nuestros ciudadanos, frente al riesgo de colisión entre objetos, la proliferación de restos espaciales o la "basura espacial".

Asimismo, el Ejército del Aire colabora en el transporte de ayuda humanitaria de apoyo a Cruz Roja, a la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) o la Organización Nacional de Trasplantes. Participa en el traslado de personal para ayudar a la ciudadanía, como ocurrió con la Brigada de Salvamento Minero de Asturias en Totalán o en las evacuaciones médicas en casos de epidemias como el Ébola.

LA ARMADA

Por su parte, la Armada apoya a las autoridades civiles en el control del tráfico marítimo y a la seguridad en la navegación, actividades de vigilancia de pesca, investigación hidrográfica y oceanográfica y de protección del patrimonio cultural subacuático.

En actuaciones de apoyo a Salvamento Marítimo, los buques de la Armada participan en la asistencia y rescate a migrantes, búsqueda y rescate, en la lucha contra la contaminación marina, salvamentos, remolques y extracciones.

También, desde el año 2003, la Armada mantiene de forma permanente todos los días del año un destacamento en la isla de Alborán para con su presencia garantizar la soberanía del territorio. Su presencia permanente permite avisar de pateras en la zona, alejar la presencia de pesqueros no autorizados, o evitar el empleo de la isla como puente a la península por mafias que puedan traficar en esta parte del Mediterráneo como pudo ocurrir en épocas pasadas.

Como curiosidad, resaltar que El Real Instituto y Observatorio de la Armada, fundado en 1753, es el que establece nuestra hora oficial, siendo uno de los centros científicos más importantes del mundo.

EJÉRCITO DE TIERRA

Un aspecto desconocido del Ejército de Tierra es su participación en la gestión de la base Gabriel de Castilla en Isla Decepción, desde la cual se da apoyo logístico y seguridad a investigadores civiles y militares en la Campaña Antártica, que se desarrolla durante el verano austral.

Además de colaborar en distintas campañas contra el fuego como la Operación Centinella en Galicia, o la Operación Extremadura 2019 en la lucha contra el camalote --junto a la Unidad Militar de Emergencias (UME)--, los militares también aportan su solidaridad con el tendido de puentes provisionales para solventar situaciones críticas tras una catástrofe natural como ocurrió recientemente en las localidades de Artá (Mallorca), Casariche y El Rubio (Sevilla) o con el acceso a la cueva del Gato en Benoaján (Serranía de Ronda-Málaga).

UME

Mucho más conocido es el trabajo que realiza la Unidad Militar de Emergencias (UME) que, como parte del Sistema Nacional de Protección Civil, es la primera unidad de intervención de las Fuerzas Armadas para actuar en caso de catástrofes o emergencias complejas como terremotos, inundaciones, tormentas invernales severas, incendios forestales, accidentes industriales, y emergencias medioambientales. No obstante, pocos conocen que esta Unidad cuenta con una serie de capacidades específicas como son: el rescate de personas con diferentes discapacidades y la protección del patrimonio en emergencias e intervención en accidentes aéreos y ferroviarios.

INTA

La sociedad tampoco percibe el gran trabajo que se desarrolla en el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) que presta numerosos servicios a empresas públicas y privadas en todas las áreas en que está especializado, como ensayos e investigaciones en dinámica de buques, ensayos para la evaluación del equipamiento y material de protección frente a agresivos nucleares, biológicos y químicos.

Este Instituto apoya también a organismos internacionales en el control de armas de destrucción masiva; gestión, evaluación y control medioambiental; pruebas de vehículos militares y todo terreno; pistas para demostración de vehículos y formación de conductores; calibración de equipos de medida; pruebas de certificación de vehículos (control de emisiones y consumo); ensayo de motores de reacción; certificación de aeronaves de transporte y de combate...

ÁMBITO CULTURAL

Además, los centros museísticos y los archivos del Ministerio de Defensa conservan, documentan, investigan, difunden y exhiben el rico acervo cultural generado por las Fuerzas Armadas a lo largo de sus variados siglos de existencia, garantizando su conservación e impulsando su conocimiento y disfrute por parte de la sociedad.

Los ciudadanos de a pie disfrutamos en nuestro día a día de multitud de aparatos que funcionan gracias a aplicaciones militares, como los satélites, el GPS, los drones, ondas electromagnéticas o el ultrasonido que permite, por ejemplo, la realización de ecografías.

Y qué decir de Internet, creado en 1969 por el Ministerio de Defensa de Estados Unidos como una red segura que no podía ser atacada y propiciaba la comunicación entre distintos organismos de defensa.
Y así, podría seguir enumerando múltiples trabajos que nuestras Fuerzas Armadas realizan para mejorar la calidad de vida el bien de todos y que son prácticamente desconocidos por la sociedad. Un trabajo callado, constante y al servicio de la ciudadanía.
Todos debemos trabajar para que su esfuerzo, su gran quehacer, sea reconocido. Gracias a todos esos hombres y mujeres nuestra vida es mucho mejor y más segura.