Las ONG ambientales reclaman un Tratado global y establecer medidas para proteger los océanos

Publicado 07/06/2019 16:45:29CET
OCEANA - Archivo

   MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Las ONG ambientales quieren que se firme un Tratado Global de los Océanos, que se cumplan los actuales objetivos para su protección y establecer nuevas medidas para lograr el buen estado de los mares como la eliminación del plástico que termina configurando enormes islas en medio del océano.

   Con motivo de la celebración este sábado 8 de junio del Día Mundial de los Oceános, las ONG han lanzado distintas iniciativas y campañas. Así, Ecologistas en Acción se ha sumado al manifiesto europeo 'Salvemos nuestros mares' en el que alerta de las amenazas que sufre el medio marino tales como la contaminación de "todo tipo", la invasión de plásticos, la destrucción de los hábitats litorales y la sobrepesca, que están alterando los ecosistemas marinos con consecuencias "desconocidas".

   Entre otras amenazas, la ONG se refiere también a la minería de aguas profundas o la proliferación de cruceros. La campaña europea exige el cumplimiento de la normativa de la UE sobre conservación del medio marino.

   En este contexto, recuerda que la Política Pesquera Común establece que en 2020, como muy tarde, todas las poblaciones de peces que se pescan en aguas europeas deben pescarse de forma sostenible y señala que en la actualidad el 41 por ciento de las poblaciones del Atlántico y el 87 por ciento de las del Mediterráneo están siendo sobreexplotadas.

   El coordinador del área de Medio Marino de Ecologistas en Acción, Eneko Aierbe, advierte de que está en manos de los gestores que la sobrepesca acabe mediante decisiones políticas que hagan cumplir la ley, porque de lo contrario existe el peligro de que "algunas poblaciones pesqueras puedan llegar a extinguirse".

   "Unos mares sanos son una garantía de resiliencia ante amenazas que no podemos parar como el aumento de la temperatura del mar. Cuanta menor polución haya en nuestros mares, cuantos más peces contengan, más preparados estarán para afrontar los cambios asociados a la crisis climática o a eventos extremos" ha asegurado.

   La ONG ha sumado sus fuerzas a otras 17 organizaciones que han lanzado el manifiesto 'Salvemos nuestros mares' que pretende recabar firmas para pedir a los ministros de Pesca y Medio Ambiente de los 28 que tomen medidas oportunas para que en 2020 se puedan cumplir los objetivos fijados en las diferentes normas. El manifiesto puede firmarse en la dirección http://labur.eus/salvemos-mares

   Por otro lado, Greenpeace insiste con motivo del Día Mundial de los Océanos que la protección de los océanos es "crucial" para contener la crisis climática y ha iniciado la expedición "más ambiciosa" de su historia que recorre el planeta de polo a polo para exigir a la ONU que apruebe un Tratado Global de los Océanos.

   La ONG recuerda que en 2018 la temperatura del mar alcanzó máximos históricos y que las principales amenazas a las que se enfrenta son la contaminación por plásticos, la sobrepesca o las prospecciones marinas y el cambio climático.

   En la actualidad, los océanos se enfrenta a la sobrepesca, la búsqueda de recursos genéticos y la emergente industria minera en los fondos marinos se suman a amenazas más amplias como el cambio climático, la acidificación o la contaminación por plásticos. De hecho, el 66% de nuestros mares muestra una alteración severa por el impacto humano. Las temperaturas en el océano Ártico son hoy entre 2 y 3 grados centígrados que en el periodo 1981-2010 y la cobertura de hielo en el verano ártico se ha reducido un 50 por ciento desde 1970 a 2017.

   Además, añade que los plásticos "inundan" los mares: se encuentran en playas, en rocas, flotando en el agua e incluso en las zonas más profundas desde el Ártico hasta la Antártida, en zonas pobladas y en islas deshabitadas.

   Greenpeace pide de forma urgente crear una red de santuarios marinos que cubra al menos un tercio de los océanos del mundo para 2030. Con ese motivo está documentando en su expedición del Ártico a la Antártida todas las amenazas a las que se enfrentan los océanos para exigir un tratado global.

COOPERACIÓN GLOBAL PARA UN ENCLAVE GLOBAL

   "Las aguas internacionales son actualmente el 'todo vale'. Si queremos defender la biodiversidad, ayudar en la lucha contra el cambio climático y proporcionar seguridad alimentaria a miles de millones de personas, necesitamos un marco jurídico que regule la alta mar, que cubre más del 70% del planeta. Nuestro destino y el de los océanos están íntimamente relacionados", ha concluido la responsable de la campaña de océanos de Greenpeace, Pilar Marcos.

   Desde Oceana, llaman a los ciudadanos y gobiernos a unir fuerzas y reforzar la cooperación internacional como "única posibilidad" de recuperar los mares y la vida marina y, ante la presencia de plásticos en "lo más profundo" del océano, un tercio de poblaciones de peces en sobrepesca e industrias destrozando los hábitats marinos, aboga por que "todo el mundo debe contribuir a preservar los océanos".

   "Los océanos nos pertenecen a todos y salvarlos debe ser un esfuerzo conjunto de ciudadanos y gobiernos de todo el planeta. Desde reducir el consumo de plástico a participar en limpiezas de playas, estamos viendo un movimiento global que demanda que cuidemos de los mares y la vida marina", ha explicado la directora ejecutiva de Oceana Europa, Pascale Moehrle que insta a los políticos a convertirse en "líderes" y a ponerse de acuerdo en medidas para "pescar de forma sostenible, frenar la contaminación y proteger los ecosistemas marinos".

   La ONG de conservación marina celebra los numerosos avances políticos de los últimos años para hacer frente a los problemas del océano pero lamenta que el ritmo al que se ponen en marcha las medidas es demasiado lento para detener la pérdida de biodiversidad marina.

   "Los problemas globales requieren soluciones globales: sin reducir el calentamiento global no se pueden preservar los arrecifes de coral, del mismo modo que no se pueden salvar los tiburones si unas flotas los capturan de forma sostenible y otras no", concluye.

   Mientras, WWF celebrará mañana varias acciones en Lanzarote donde advertirá de que la humanidad está a punto de pasar una línea roja para los océanos y exigirá una mejor protección de los mares, así como la eliminación de los plásticos ya que en la actualidad mueren 100.000 ejemplares de mamíferos cada año por la contaminación por plásticos, ya que algunos animales, como las tortugas, confunden las bolsas con medusas que acaban ingiriéndolas y muriendo y el 90 por ciento de las aves marinas tiene fragmentos de este material en el estómago.

   La ONG ha puesto en marcha la campaña 'Naturaleza sin plásticos' para pedir a los Gobiernos que inicien las negociaciones para adoptar un Acuerdo Global para eliminar la contaminación marina por plásticos. Hasta el momento, se han recabado más de 43.000 apoyos.

Contador

Para leer más