23 de febrero de 2020
 

Incendio del edificio Windsor: así ardió el rascacielos hace 15 años en pleno corazón financiero de Madrid

Actualizado 12/02/2020 13:40:23 CET
Incendio del edificio Windsor en Madrid en 2005
Incendio del edificio Windsor en Madrid en 2005 - EUROPA PRESS

MADRID, 12 Feb. (EDIZIONES)

El sistema de detección de incendios del edificio de oficinas Windsor se activó en la planta 21 pasadas las once de la noche del 12 de febrero de 2005. Cuando llegaron los servicios de emergencia al rascacielos, situado en el madrileño complejo de oficinas de AZCA, las llamas ya eran imparables y el incendio, en palabras de los bomberos, tenían una "aparatosidad y un alcance tremendos".

El fuego se extendió rápidamente por el rascacielos y a las pocas horas ya afectaba a 14 plantas. Los bomberos comprobaron que la torre estaba vacía y posteriormente comenzaron a desprenderse partes del edificio por lo que, ante el riesgo de derrumbe y de que las llamas se propagaran a otros inmuebles, los bomberos optaron por refrescar los edificios cercanos.

Sobre las 6 de la mañana, más de seis horas después que comenzara el incendio, el fuego aún seguía activo y las plantas arrasadas por el fuegos ya eran 15. A media mañana quedaban algunos focos activos y seguían produciéndose desprendimientos parciales. Ante el destrozo prácticamente completo de la torre y el riesgo de derrumbe, algunos arquitectos como Rafael de la Hoz ya avanzaban que la única solución era desmontar el edificio, un proceso que sería "costoso y complejo".

Durante los días posteriores, el fuerte viento provocó la caída de cascotes y de restos de la estructura, y a su vez las lluvias y las bajas temperaturas contribuyeron al enfriamiento del edificio y a que se redujera el riesgo de colapso.

Un equipo de bomberos que accedió al edificio para comprobar su estado alertó de que era "bastante inestable" y que había un riesgo alto de derrumbe, aunque el núcleo central mantenía una estabilidad relativa. El 2 de marzo comenzaron las tareas de demolición, unos trabajos que se prolongaron durante 6 meses y que costaron 17 millones de euros.

La construcción de la torre Windsor, obra de los arquitectos Genaro Alas y Pedro Casariego, acabó en 1979 y se erigió como el cuarto edificio más alto de la ciudad con sus 106 metros y 32 plantas. Cuando el Windsor quedó destruido por el fuego, más de 40 años después de su construcción, seguía estando entre los diez edificios más altos de la capital.

En la actualidad se levanta sobre el mismo solar la torre Titania, un nuevo rascacielos que El Corte Inglés comenzó a edificar dos años después del incendio tras comprar a la familia Reyzábal por 480 millones de euros la parcela donde se ubicaba el Windsor.

Contador

Para leer más