Víctimas de accidentes acompañarán a agentes esta semana para concienciar sobre el riesgo de distraerse al volante

Publicado 17/09/2018 13:09:14CET

Es la primera causa de los siniestros mortales, con un 33% de los casos, por delante de la velocidad (29%) y el alcohol (26%)

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

Voluntarios con lesión medular víctimas de un accidente de tráfico acompañarán a los agentes en la nueva campaña de vigilancia y concienciación que estos realizarán en las carreteras desde este lunes 17 de septiembre hasta el domingo 23 sobre los peligros que suponen las distracciones al volante, sobre todo el uso del móvil, según informa la DGT.

Durante toda la semana, los voluntarios de la Federación Nacional Aspaym (Asociación de personas con lesión medular y otras discapacidades físicas) se acercarán al vehículo retenido, trasladándole el mensaje común de la campaña y demostrando las consecuencias y secuelas de los actos imprudentes.

Esta colaboración se llevará a cabo en: Albacete, Asturias, Baleares, Cádiz, León, Valladolid, Palencia, Ávila, Burgos, Canarias, Córdoba, Cuenca, Galicia, Granada, Jaén, Madrid, Málaga, Murcia, Toledo, Sevilla, Castellón, Alicante y Valencia.

A la campaña, que se adhiere a la programada por la Organización Internacional de Policías de Tráfico (TISPOL), podrán sumarse todas aquellas policías municipales y de comunidades autónomas, en sus respectivos ámbitos de actuación y competencia.

Según advierte la DGT, la distracción en la conducción es una de las principales causas de los accidentes de tráfico. En 2017, la distracción aparece como primera causa de los siniestros mortales en un 33% de los casos, por delante de la velocidad (29%) y el alcohol (26%).

USO DEL MÓVIL

Con respecto al móvil, la DGT asegura que la evidencia disponible indica que su uso durante la conducción aumenta entre tres y cuatro veces el riesgo de colisión, además de generar un "elevado riesgo de distracción".

"Marcar un número de teléfono móvil, responder a una llamada telefónica, leer o contestar a un 'whatsapp', manipular el navegador o utilizar las redes sociales, supone apartar la vista de la carretera durante un tiempo, periodo en el que el vehículo circula sin control y pueden surgir circunstancias que provoquen un grave accidente", alerta.

Según se desprende de los datos del proyecto ESRA (Encuesta sobre Actitudes de los Usuarios de la Vía), realizada en 38 países, el 56% de los españoles declara haber hablado por móvil 'manos libres' durante la conducción en el último año (la media europea fue del 51%) y el 35% reconoce que lo ha hecho con un móvil 'sin manos libres'. Asimismo, el 36% de los conductores españoles admite que ha leído mensajes de texto alguna vez en el último año y el 26% que los ha enviado.

Igualmente, la DGT insiste en que tras un minuto y medio de hablar por el móvil (incluso con manos libres) el conductor no percibe el 40% de las señales, su velocidad media baja un 12%, el ritmo cardíaco se acelera bruscamente durante la llamada y se tarda más en reaccionar. Además, la peligrosidad por un uso inadecuado del móvil puede llegar a ser equiparable a la conducción con exceso de alcohol.

Por otro lado, la DGT recuerda que también el sueño y la fatiga son dos causas importantes de siniestralidad vial, pues implican un aumento en el número de distracciones al volante, la alteración de la capacidad para tomar decisiones, un aumento del tiempo de reacción ante los eventos del tráfico y la disminución de la capacidad para prestar la atención debida al entorno.

CÓMO EVITAR DISTRACCIONES

Así, para evitar distracciones, la DGT aconseja dormir bien, no ingerir alcohol, no hacer comidas copiosas, cuidar la ingesta de ciertos medicamentos, programar emisoras y CDs, así como la ruta con el GPS, antes del viaje.

Durante el trayecto, recomienda hacer paradas cada dos horas en caso de viajes largos, mantener una temperatura agradable dentro del habitáculo y extremar la precaución en la conducción nocturna.

Con respecto al móvil, pide su utilización "solamente" para emergencias y con el coche parado fuera de la calzada.

La DGT recuerda que la utilización de dispositivos de telefonía móvil, navegadores, auriculares o cualquier otro sistema de comunicación que disminuya la obligatoria atención permanente a la conducción supone una infracción grave según la Ley y, por tanto, está sancionada con una multa de 200 euros y la pérdida de tres puntos del carné.