Publicado 20/07/2021 18:10CET

La alcaldesa de Almonte (Huelva) dice que retiró las competencias de ediles del PP por "no cumplir con sus obligaciones"

Archivo - La alcaldesa de Almonte (Huelva), Rocío del Mar Castellano, en rueda de prensa.
Archivo - La alcaldesa de Almonte (Huelva), Rocío del Mar Castellano, en rueda de prensa. - AYUNTAMIENTO DE ALMONTE - Archivo

ALMONTE (HUELVA), 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Almonte (Huelva), Rocío del Mar Castellano (Mesa de Convergencia), ha asegurado este martes que la retirada de las competencias en el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Almonte a las tres concejales del grupo municipal del PP se debe a que éstas "no cumplían con sus obligaciones", por lo que ha rechazado los intereses que le achacan desde el PP, quienes la acusan de haberlo hecho por pedir la dimisión del edil socialista Miguel Espina.

"Eso no es cierto. Lo saben ellas y lo sabe el Partido Popular", ha dicho la regidora local. "Las competencias se las he retirado cautelarmente para no bloquear la gestión del Ayuntamiento de Almonte, porque estas concejales hace ya más de diez días que no están cumpliendo con sus obligaciones, no están viniendo a las reuniones a las que se les convoca desde la Alcaldía, no están viniendo a la Junta de Gobierno Local, y lo más grave, lo último, es que no vinieron al Pleno", ha precisado.

Según ha destacado la regidora almonteña, "si un trabajador falta a su trabajo sin excusa hay que hacerle un expediente disciplinario. Si un concejal, que además está para dar ejemplo, ha hecho eso yo me he visto obligada a quitarle las competencias, de manera cautelar, hasta que hubiera alguna manera de reconducir esto".

No obstante, ha indicado que van a mantener el diálogo y una postura abierta para, si es posible, "reconducir la situación", aunque se ha mostrado consciente de la complejidad tras las palabras desde el PP.

Castellano ha manifestado públicamente "un reproche" al presidente del Partido Popular de Huelva por venir a Almonte a "insultar a su máxima autoridad, como es esta alcaldesa; a sembrar dudas sobre no se qué intereses ocultos pueda haber para el apoyo a Miguel Espina".

"Esta alcaldesa, y Mesa de Convergencia, que es el partido al que representa, ha entrado en política sin ninguna pretensión personal, únicamente para intentar el bien común", ha enfatizado Castellano.

Por ello, ha indicado que cuando termine el tiempo de la política volverá al instituto, en el que tiene su plaza, "a jubilarse en su puesto de trabajo". "Por tanto, nada de intereses ocultos. Transparencia total, y quien quiera saber no tiene más que venir a informarse, ya que la alcaldía y cualquiera de las concejalías están abiertas para explicar qué es lo que está pasando", ha asegurado.

"EL PP SE NEGÓ A VOTAR LO ACORDADO" HACE DOS AÑOS

A preguntas de los medios, la alcaldesa de Almonte ha asegurado que "el pacto se rompió desde que el PP se negó a votar lo que habíamos decidido antes de empezar la legislatura: que a los dos años iba a haber una alternancia en la alcaldía, y que ésta sería asumida por el Partido Socialista".

Llegados los dos años, cumplidos hace un mes, el Partido Popular dijo que "no iba a votar al Partido Socialista, y después de arduas negociaciones" decidieron seguir igual, es decir, Mesa de Convergencia "seguiría manteniendo la Alcaldía, y el Partido Socialista aceptó no cogerla".

Por último, la alcaldesa de Almonte ha reiterado que se ha visto obligada a tomar esa decisión porque "las concejales del Partido Popular llevaban más de diez días faltando a sus obligaciones".

"Una pena porque hemos tenido dos años de trabajo en muy buena sintonía", ha continuado la primera edil, que ha expresado su decepción por las palabras de las ediles del PP cuando "la puerta del despacho de Alcaldía ha estado siempre abierta para ellas".

Contador

Para leer más