Publicado 12/08/2020 12:33CET

El Ayuntamiento de Málaga ofrece atención social a 27.812 personas entre los meses de marzo y junio

El concejal delegado de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Málaga, Francisco Pomares, en rueda de prensa
El concejal delegado de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Málaga, Francisco Pomares, en rueda de prensa - AYUNTAMIENTO DE MÁLAGA

MÁLAGA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Málaga ha ofrecido atención social a 27.812 personas entre los meses de marzo y junio, una vez decretado el estado de alarma con motivo de la pandemia de la COVID-19.

Así, de acuerdo a los datos del Observatorio para la Inclusión Social del Ayuntamiento, los servicios sociales municipales han atendido en este tiempo a un total de 17.196 familias, de las cuales 4.073 carecían de expediente previo y representan casi el 24 por ciento.

Si se comparan los datos de este periodo --del 14 de marzo al 30 de junio-- con los del año pasado, el incremente en el total de expedientes ha sido de casi el 76 por ciento --de 9.778 en 2019 se ha pasado a 17.196 en 2020-- y en expedientes nuevos ha sido del 92 por ciento --se ha pasado de 2.118 a 4.073 en 2020--.

El mayor número de atenciones en los centros de servicios sociales comunitarios se registró a mediados de abril, según ha informado el concejal delegado de Derechos Sociales, Francisco Pomares, en rueda de prensa.

MOTIVO DE LAS INTERVENCIONES

Entre los meses de marzo y junio, el 47,81 por ciento de las intervenciones han estado relacionadas con la cobertura de necesidades básicas, mientras que el 47,32 por ciento lo constituían demandas de información sobre los distintos recursos; por su parte, el casi cinco por ciento restante se correspondía con otras necesidades como una adecuada convivencia personal y familiar o integración social.

Asimismo, ha precisado que si se comparan estos datos con los del mismo periodo del año pasado se observa que la cobertura de necesidades básicas, que estaba en segundo lugar --22,64 por ciento-- ha pasado a ocupar el primero. Por su parte, la demanda de información pasa del 57,37 por ciento al 47,32 por ciento y las intervenciones relacionadas con la convivencia y la integración pasan de casi el 20 por ciento al cinco por ciento en este año.

LLAMADAS

Por otro lado, ha señalado que gran parte de las demandas de atención se recibieron a través de llamadas telefónicas registradas tanto en los teléfonos centralizados 010, 951 926 010 y el gratuito 900 600 010, como en los teléfonos de los propios centros de servicios sociales comunitarios que se difundieron en varias campañas de servicio público realizadas por el Consistorio. En total, se atendieron 53.695 llamadas.

El personal de estos centros, en un esfuerzo sin precedentes, atendió estos servicios en turnos de lunes a domingo de 09.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 19.00 horas.

PLANTILLA

Por otro lado, Pomares ha explicado que el incremento exponencial de las ayudas y prestaciones dirigidas a familias malagueñas por parte del Ayuntamiento ha requerido una mayor disponibilidad de la plantilla de los centros de servicios sociales comunitarios y seguirá requiriéndola en los próximos meses para la tramitación, gestión, concesión y seguimiento de dichas ayudas.

Por ello, el Ayuntamiento previó ya durante el estado de alarma un plan de refuerzo de la plantilla con la incorporación de auxiliares administrativos, educadores y trabajadores sociales.

Este plan de refuerzo realizado de acuerdo a lo que permite el Real Decreto-ley 8/2020 ha requerido una inversión municipal de 485.416,83 euros y ha hecho posible la incorporación de 13 trabajadores sociales, dos educadores y diez auxiliares administrativos --parte de ellos ya han comenzado a trabajar y se han constituido dos bolsas para trabajadores sociales y educadores sociales-- que vienen a incrementar la plantilla de los 12 centros de servicios sociales comunitarios de la ciudad.

"Esto permitirá mejorar en los próximos meses, hasta final de año, la eficacia y agilidad en los trámites de las prestaciones y aliviará la sobrecarga actual del personal de estos servicios", ha valorado.

En total, el Ayuntamiento de Málaga ha gestionado siete millones de euros en recursos económicos para atender la emergencia social y garantizar que nadie se queda atrás.

En concreto, la aportación realizada por el Consistorio es de cinco millones de euros a los que se suman 1,9 correspondientes al Fondo Social Extraordinario y 100.000 euros procedentes de la Diócesis de Málaga.

Los recursos económicos aportados por el Ayuntamiento, que ha llevado a cabo cinco modificaciones del presupuesto desde el inicio de la pandemia y ha dedicado recursos en ellas al capítulo social, se han destinado fundamentalmente a prestaciones económicas de urgencia para las familias malagueñas, reparto de lotes de comida y de tarjetas de alimentos de Cruz Roja para la compra en supermercados, refuerzo de la red de economatos, apoyo a las organizaciones de reparto de alimentos y apoyo específico a colectivos especialmente vulnerables como las personas mayores y las personas sin hogar.

En concreto, se han tramitado 20.556 prestaciones a --algunas de ellas fueron beneficiarias de más de una prestación-- con lotes de productos de alimentos y productos de primera necesidad, tarjetas de alimentación para la compra en supermercados y con prestaciones urgentes de emergencia.

Las necesidades de cada distrito se han puesto de manifiesto en las Mesas Territoriales de Transición e Inclusión creadas por el Consistorio en todos los distritos para dar respuestas a corto y medio plazo a las necesidades sociales de las familias afectadas por la pandemia.

Por otra parte, han ofrecido servicio de comida a domicilio a más de 300 personas mayores vulnerables, lo que ha supuesto duplicar las que habitualmente dispensaba este servicio.

Además, han tramitado expedientes de la Renta Mínima (Junta de Andalucía) desde que se inició el decreto de emergencia y se ha puesto a disposición la red de telecentros municipal así como espacios cedidos por el tercer sector para la tramitación del Ingreso Mínimo Vital que concede y gestiona el Gobierno Central.

También han coordinado desde el Ayuntamiento la desinfección de residencias, se ha ampliado la red de plazas sin hogar en tanto ha sido necesario con cinco dispositivos de atención incluyendo el Centro Municipal de Acogida --el de calle Cuarteles continúa operativo-- y la coordinación de toda la Red de plazas, en colaboración con las entidades de la Agrupación de Desarrollo y el dispositivo municipal de Puerta Única.

Asimismo, han trabajado en este periodo tanto desde la Unidad Municipal de Emergencias como desde la Unidad de calle. Por último, se han llevado a cabo novedosas iniciativas como la adaptación a formato virtual de los talleres para mayores o la asistencia por videollamada al colectivo de personas sordas para resolver sus demandas de información en este periodo.