Publicado 06/07/2021 14:39CET

Quirónsalud Málaga incorpora un nuevo tratamiento con ozono sin cirugía ante el dolor de ciática y hernia

Archivo - Dolor lumbar
Archivo - Dolor lumbar - QUIRÓNSALUD - Archivo

MÁLAGA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Unidad del Dolor del Hospital Quirónsalud Málaga ha incorporado a su cartera de servicios el nuevo tratamiento percutáneo de discólisis con ozono para el manejo del dolor de ciática y hernia, que ayuda a evitar la necesidad de cirugía y de medicación en cuatro de cada cinco pacientes diagnosticados de hernia discal.

Según han señalado en un comunicado, el dolor lumbar es uno de los problemas de salud más comunes en la población general. Dos de cada cinco casos de pacientes con lumbalgia tienen dolor ciático asociado; y de ellos, nueve de cada diez tienen una hernia discal, una fisura o una protrusión de disco.

"Se trata de un dolor continuo que provoca muchas molestias y dificultad en la calidad de vida del paciente", ha declarado el doctor Ignacio Marín, corresponsable de Anestesiología y de la Unidad del Dolor del Hospital Quirónsalud Málaga.

Así, ha indicado que, "aunque dos de cada tres pacientes con clínica de ciática mejoran de forma espontánea, ya que la evolución natural es que el dolor de la fase aguda remita en seis a 12 semanas; muchos pacientes no pueden volver a su vida cotidiana en ese tiempo, además de no ser aconsejable demorar el inicio de la rehabilitación".

Por lo que, "los tratamientos percutáneos guiados al espacio epidural consiguen evitar la cirugía, reducir el tiempo de recuperación y la necesidad de tomar medicación, mejorando en gran medida la sintomatología y permitiendo la vuelta a la rutina de los pacientes", ha indicado.

Al respecto, ha incidido en que en el 90 por ciento de los pacientes con ciática "encontramos lesiones en los discos intervertebrales de la espalda", apuntando que el diagnóstico "más temido" por los pacientes que debutan con ciática es que aparezca una hernia discal al hacerse una resonancia.

El gran problema de la hernia discal es que aproximadamente en cuatro de cada diez ocasiones reaparece el dolor, pudiendo incluso cronificar durante más de un año en dos de cada diez pacientes. Muchos de esos pacientes acababan operándose por desesperación sin tener una clara compresión nerviosa, lo que produjo malos resultados en este tipo de cirugía.

Ahora los cirujanos son mucho más restrictivos, indicando la cirugía solo cuando hay una clara compresión nerviosa a causa de una hernia voluminosa o migrada.

Desde Quirónsalud han precisado que los episodios de dolor de espalda y ciática "están vinculados a factores que no están estrictamente conectados con la compresión mecánica de la raíz nerviosa, sino que están causados por una reacción inflamatoria e isquémica".

Esto explica los pobres resultados de la cirugía en algunos pacientes, en los que pese a corregir la compresión de la raíz puede persistir o aumentar el dolor a causa de la inflamación.

Otro ejemplo sería cómo esta reacción inflamatoria puede aparecer de forma espontánea por la rotura del disco intervertebral y la exposición del núcleo del disco más allá de la barrera natural del anillo fibroso, aun sin que exista una compresión nerviosa franca.

Este es el motivo por el cual los antinflamatorios son eficaces en la fase aguda. No obstante, por los efectos secundarios que tienen, no se pueden recetar durante periodos prolongados. Hay pacientes que no toleran este tipo de medicación por la hipertensión y también la deben evitar pacientes con afectación renal o factores de riesgo cardiovascular.

NUEVO TRATAMIENTO

Así, han indicado que existen "alternativas más eficaces que los antinflamatorios para el dolor secundario a la hernia discal". A las herramientas disponibles hasta ahora en la Unidad del Dolor se ha incorporado un nuevo tratamiento denominado discolisis con ozono.

El ozono es un gas medicinal que se lleva utilizando durante muchos años en varias patologías. El doctor Carlos Morales, responsable de la nueva línea de tratamientos con ozono, ha explicado que "el ozono interrumpe la cascada inflamatoria y reduce los niveles de citoquinas proinflamatorias. Al aplicarse locamente produce una hiperoxigenación de la zona y un mayor aporte de oxígeno a nivel sistémico".

También promueve, ha indicado, "la actividad fibroblástica y la síntesis de colágeno, por lo que favorece los procesos de reparación. Por último, está demostrado que cuando se aplica de forma directa sobre el disco disminuye el tamaño de la hernia al descomponer los componentes acuosos del núcleo pulposo, lo que reduce la presión del disco y de la raíz nerviosa".

Según los estudios de metaanálisis, las tasas de éxito en los oscilan entre el 75 y el 80 por ciento para la hernia de disco, el 60-70 por ciento para las hernias de discos múltiples. En el 80 por ciento de los pacientes los resultados se mantuvieron a los dos años, y en el 70 por ciento se mantuvieron de cinco a diez años.

El doctor Carlos Morales ha afirmado que han observado "que la administración intradiscal de ozono tiene una efectividad muy alta, lo que concuerda con los estudios publicados". "Este tratamiento no solo permite controlar el dolor y la inflamación, sino que también disminuye el volumen de la hernia discal. Hoy en día, solo el 20% de los pacientes diagnosticados de hernia discal necesitan cirugía. Además, preferimos optar por este tipo de tratamientos antes que por la prescripción de morfina y sedantes a los pacientes", ha dicho.

La ozonoterapia para la hernia de disco lumbar es un procedimiento con efectos adversos muy bajos o nulos. La tasa general de complicaciones se estima en menos de 0,1 por ciento y en su mayoría son leves (dolor transitorio). En la mayor serie de casos publicada (2900 pacientes) ningún paciente sufrió complicaciones neurológicas o infecciosas tempranas ni tardías.

Existen muy pocas contraindicaciones para el empleo de ozonoterapia, como serían los trastornos graves de la coagulación o haber sufrido un infarto recientemente. Otra contraindicación excepcional es el de déficit genético de la encima G6PD, el fabismo.

Por todo esto, en la Unidad del Dolor Hospital Quirónsalud Málaga sugieren que la discolisis con ozono sea el tratamiento de primera elección para pacientes que debutan con una la hernia discal sintomática, antes de recurrir a la cirugía o cuando la cirugía no es viable.

Por último, el responsable de los nuevos tratamientos con ozono se muestra seguro de que "esta nueva técnica acelera el tiempo de recuperación en casos de lesión discal, pasando de ser de meses a pocos días. Al tratar directamente la causa del dolor y reducir el volumen de la lesión a largo plazo, ayuda a evitar la necesidad de someterse a una intervención quirúrgica de espalda, con los riesgos que este tipo de cirugía conlleva".

El Grupo Hospitalario Quirónsalud cuenta en la actualidad en Andalucía con siete centros hospitalarios situados en las ciudades de Málaga, Marbella, Los Barrios (Cádiz), dos en Sevilla, Córdoba y Huelva, además de 17 centros médicos de especialidades y diagnóstico y un hospital de día quirúrgico, que lo posicionan como líder hospitalario privado de esta comunidad autónoma.

Contador