22 de febrero de 2020
 

Fabricantes de carrocerías de Andalucía alertan de que la demora en ITV provoca "pérdidas millonarias" para su sector

Publicado 11/02/2020 15:41:33CET
Imagen de archivo de una estación de ITV.
Imagen de archivo de una estación de ITV. - EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

SEVILLA, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Andaluza de Empresas Fabricantes de Carrocerías y Remolques (Anfacar) ha criticado la demora de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), a cargo de la empresa de la Junta Veiasa, que supone "pérdidas millonarias" para el conjunto de las empresas y particulares que hacen reformas en sus vehículos.

En un comunicado, la asociación ha explicado que este tipo de reformas requieren, una vez realizada la transformación sobre el vehículo, la elaboración de documentación técnica y que debe ser examinada obligatoriamente por personal técnico titulado de la ITV para después pasar una inspección no periódica del vehículo. "En estos casos las demoras son mucho más amplias que las inspecciones periódicas pasando meses de retrasos para la cita en una ITV", han alertado.

"Las consecuencias para el propietario de un camión con una reforma de ponerle una caja basculante, o instalar una plataforma elevadora para cargar mercancías, o si modifica su furgoneta para convertirla en vehículo isotermo, son desesperantes", han afeado dado que "no se puede disponer del vehículo que en la mayoría de los casos son elementos necesarios para el trabajo de autónomos y de empresas".

Igualmente, "los costes que supone tener un camión o una furgoneta parado un mes y otro mes por perder los ingresos de no estar operativo, los gastos que hay que pagar a la financiera, así como el deterioro de la imagen ante los clientes, generan cuantiosas pérdidas si se suman los miles de vehículos que cada año tramitan una reforma en una ITV en Andalucía".

Anfacar ha estimado que los plazos medios desde que se remite toda la documentación de los vehículos reformados hasta que se consigue superar la inspección son superiores al mes y medio de plazo, situación que sitúa a las empresas andaluzas del sector del carrozado y transformación de vehículos en una "clara desventaja competitiva ante el hecho de que en otras comunidades autónomas españolas los plazos de tramitación son significativamente menores, entorno a la semana o diez días hábiles".

Esta situación ha sido denunciada por Anfacar ante la Consejería de Industria y a la propia Veiasa. "A pesar de la multitud de reuniones en estos últimos años y propuestas de mejora nunca se resolvió este problema y la situación en estos momentos es catastrófica al unirse la problemática surgida con las inspecciones periódicas", han reiterado.

A su juicio, la ampliación de la plantilla de Veiasa solo ha afectado a inspectores y personal administrativa y "no resuelven el problema en lo relativo a las inspecciones no periódicas". "Los técnicos encargados de inspeccionar este tipo de reformas requieren de una preparación técnica, además de la titulación académica", a lo que se suma que la empresa no dispone de un sistema informático para presentar la documentación técnica para legalizar una reforma de un vehículo, teniendo que llevarse la documentación a la ITV en papel o CD.

Por todo ello, Anfacar ha solicitado tener una entrevista con el director general de industria de la Junta y consejero delegado de Veiasa para que pueda conocer las demandas del sector.

Contador