Save the Children pone en marcha sus campamentos de verano para más de 300 niños en Andalucía

Archivo - Parque infantil, imagen de archivo.
Archivo - Parque infantil, imagen de archivo. - AYUNTAMIENTO DE PATERNA - Archivo
Publicado: lunes, 8 julio 2024 12:09

SEVILLA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

Save the Children ha advertido que el 45,1% de los hogares andaluces con niños --el 34% a nivel estatal-- no pueden permitirse irse de vacaciones o enviar a sus hijos a campamentos de verano, según datos de la última Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) por lo que las vacaciones escolares presentan "un reto para la conciliación de muchas familias". Por eso, Save the Children pone en marcha un año más sus colonias urbanas y campamentos de verano para más de 300 niños y adolescentes en Andalucía (Sevilla y Cádiz). En total, en España irán destinados a 2.400 niñas, niños y adolescentes en situación de pobreza de entre tres y 17 años.

La organización ha señalado en un comunicado que esta situación "se agrava por el elevado coste de estas actividades, que puede representar hasta el 20% del gasto anual en la crianza de un niño o niña". Así, Save the Children ha detallado que "una familia de dos adultos y dos hijos e hijas que ingrese 1.930 euros mensuales, en estos meses de verano tendría que destinar cerca de 500 euros para el campamento de ambos. Teniendo en cuenta que, en Andalucía, el coste total mensual de la crianza ronda los 641 euros por hijo e hija, son actividades que resultan privativas para millones de familias".

La coordinadora en el programa de lucha contra la pobreza infantil en Save the Children Andalucía, Isabel Arrebola, ha asegurado que los gastos en campamentos "son uno de los primeros en ser recortados por muchas familias con limitaciones económicas, lo que repercute seriamente en el bienestar y desarrollo saludable de los niños y niñas durante la época estival. Además, tiene consecuencias en términos de conciliación para estas familias, perpetuando así círculos de precariedad laboral".

La organización señala que, durante los períodos no lectivos, el teletrabajo y las redes de apoyo familiar son "de gran ayuda" para que las familias puedan conciliar. Sin embargo, entre las más vulnerables, la prevalencia del teletrabajo es menor debido al tipo de ocupaciones que desempeñan. Muchas de ellas trabajan en el sector servicios, que entra en auge durante las vacaciones y, además, la mayoría no cuenta con una red de apoyo, sobre todo las familias encabezadas por una madre sola.

Además de en Andalucía, Save the Children pondrá en marcha sus programas socioeducativos en Illescas (Castilla-La Mancha), Barcelona y Canovelles (Catalunya), Madrid y Leganés (Comunidad de Madrid), Valencia, Alicante, Paterna y Mislata (Comunitat Valenciana), Barakaldo, Bilbao y Vitoria-Gasteiz (Euskadi), y Melilla. En concreto, en el caso de Sevilla, la organización lleva cabo sus actividades en las zonas de Torreblanca, Palmete, San Pablo, Tiro de Línea, Bellavista, Tres Barrios-Amate, zona Norte y la localidad de la Algaba. En el caso de Cádiz, las desarrolla junto a la entidad Fundación Centro Tierra de Todos en el centro de la ciudad.

Estos programas socioeducativos se llevan a cabo entre julio y agosto y se desarrollan tanto en centros propios como en espacios de otras organizaciones o entidades colaboradoras. Para las y niños en situación de vulnerabilidad suponen una alternativa de ocio saludable con excursiones a la naturaleza, visitas culturales o talleres. Además, los grupos que lo necesitan cuentan con refuerzo educativo, un apoyo extra fundamental para que en septiembre no se queden atrás.

EVITAR LA SOLEDAD Y GARANTIZAR UNA COMIDA SALUDABLE

En Andalucía, el 12,7% de las familias con hijos e hijas a cargo (ECV) vive en casas que no reúnen las condiciones básicas para su desarrollo, como humedades, goteras o sin apenas luz natural, lo que repercute en su salud física y mental. A nivel estatal, esta cifra sería del 10,7%. "El objetivo es proporcionarles un espacio seguro y protector, un lugar en el que puedan acceder a diferentes actividades de ocio y tiempo libre, ya que, normalmente, sus familias no pueden ofrecérselas", ha detallado Arrebola.

Además, la organización les garantiza al menos una comida saludable al día, ya sea en las mismas instalaciones de los centros o bien mediante la entrega de catering para llevarse a casa. Para las familias con dificultades económicas, esta comida es la única posibilidad de que sus hijos reciban una dieta equilibrada y saludable en verano teniendo en cuenta que los comedores escolares están cerrados. Un 13,3% de la infancia en Andalucía no come al menos dos raciones de carne, pollo o proteínas equivalentes a la semana (ECV). En España sería el 7%.

Save the Children asegura que es necesario poner en marcha medidas que apuesten por garantizar el derecho de los niños, niñas y adolescentes a un ocio saludable que contribuya a su pleno desarrollo. Además, es necesario la extensión del comedor en períodos no lectivos, así como garantizar el acceso a colonias urbanas y campamentos con independencia de la renta del hogar del niño.

La campaña de verano de Save the Children se realiza en colaboración con la Fundación 'la Caixa' en el marco del programa CaixaProinfancia, enfocado a atender a niños y niñas vulnerables de diversas zonas de España. Asimismo, cuenta con el apoyo de United Way y Fundación García Peralta, empresas comprometidas con la lucha contra la pobreza infantil.

Contador

Leer más acerca de: