El sector propone a Salud ante la listeriosis exigir veterinarios a las empresas y supeditar la apertura a un informe

Publicado 12/09/2019 11:35:42CET
El presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Veterinarios, Fidel Astudillo.
El presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Veterinarios, Fidel Astudillo. - COLEGIO DE VETERINARIOS DE ANDALUCÍA - Archivo

SEVILLA, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios ha elaborado y trasladado a la Consejería de Salud y Familias un primer documento de propuestas en respuesta a una reunión del 4 de septiembre con la viceconsejera de Salud y Familias, Catalina García y el director general de Salud Pública, José María de Torre, para tratar el brote de listeriosis, y entre las medidas propuestas sobre el control de la industria alimentaria han abogado por que "las industrias deberían de disponer de profesionales en seguridad alimentaria, especialmente veterinarios", así como "condicionar la licencia de apertura municipal de los establecimientos e industrias alimentarias al Informe de Inspección Oficial".

El documento de los Colegios de Veterinarios se estructura en cuatro apartados: los profesionales de la salud pública veterinaria, el funcionamiento del sistema sanitario, las industrias alimentarias y las alertas sanitarias.

A través de un comunicado, el Consejo Andaluz de Colegios de Veterinarios ha asegurado que la existencia de un veterinario lleva a que las empresas "se hagan responsables de los autocontroles y presenten memorias anuales obligatorias con copia de las analíticas y que colaboren con los Servicios de Inspección", así como hacer "la visita de Inspección Oficial más coordinada, fluida y práctica".

Los Colegios de Veterinarios han propuesto a la Consejería de Salud el "establecimiento de un registro controlado por la Administración competente, con participación de los colegios profesionales, para la
regulación y acreditación de los profesionales asesores/auditores de las industrias y establecimientos alimentarios", así como han apostado por "la revisión y actualización del modelo de clasificación por riesgo de los establecimientos alimentarios para optimizar la frecuencia de inspección y supervisión".

Los Colegios de Veterinarios han trasladado a Salud su apuesta por "el control oficial de los laboratorios externos", así como "eliminar la figura del distribuidor sin almacén", además de apostar por "medidas efectivas para la profesionalización del sector alimentario andaluz mediante convenios con Formación Profesional y Universidades, así como con Colegios Profesionales".

El documento, que se puede consultar en la página web del Consejo Andaluz de Colegios de Veterinarios, texto, que, según esta organización colegial está abierto a todas las propuestas y sugerencias que los profesionales veterinarios andaluces deseen formular y a quienes ofrece la oportunidad de hacerlo a través de la propia página web.

Al encuentro acudieron expertos en Seguridad Alimentaria procedentes del Consejo Andaluz de Colegios de Veterinarios, las Universidades de Córdoba y Granada, representantes del Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos, de la Sociedad Andaluza de Medicina Preventiva, de la Sociedad Andaluza de Epidemiología y personal técnico de la propia Consejería de Salud y Familias, del Servicio Andaluz de Salud y de las distintas delegaciones territoriales.

Se acordó la creación de un Grupo Asesor dedicado a trabajar para la mejora de la Seguridad alimentaria en Andalucía, así como para la revisión de los protocolos de alertas sanitarias y crisis alimentarias como la decretada en Andalucía por el brote de Listeria.

RATIO DE INSPECTORES DE SEVILLA

Mientras, el Colegio de Veterinarios de Sevilla ha considerado a través de un comnunicado que "la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha realizado una buena gestión de la crisis, ya que ha disminuido paulatinamente y en tiempo el número de afectados y la mortalidad en este tipo de brotes que en Europa se sitúa sobre el 15% de los afectados y en el caso que nos ocupa está en torno al 2%", así como han felicitado a los veterinarios inspectores municipales y de la Junta de Andalucía por su "buena labor".

En este sentido han apostado por "revisarse con urgencia la plantilla de veterinarios inspectores tanto en los Ayuntamientos con competencias (Sevilla, Granada y Málaga) como en los distintos Distritos Sanitarios para que se adapten a las necesidades y al volumen de trabajo que tienen".

"La existencia de solo siete inspectores veterinarios en el municipio de Sevilla con 700.000 habitantes y una población en tránsito adicional de 2.500.000 turistas es manifiesta y peligrosamente insuficiente dado el elevado número de establecimientos e industrias alimentarias que radican en la ciudad de Sevilla", ha sostenido el Colegio de Veterinarios de Sevilla.

Los veterinarios han advertido de que en Sevilla capital existen 4.850 empresas de restauración, 4.915 minoristas, 1.513 industrias alimentarias y 378 comedores escolares. "Una impresionante e imposible carga de trabajo para los escasos siete inspectores veterinarios de los servicios Municipales", ha señalado el Colegio de Veterinarios de Sevilla.

Contador