La presidenta de Foro Taxi pide a Maeztu que indague la inmovilización de su coche al implicar un "ilícito"

Un Taxi Por Las Calles De Sevilla
Europa Press - Archivo
Publicado 13/11/2018 11:35:40CET

Avisa de que el asunto refleja que los responsables del Instituto del Taxi "están en manos" de la Unión Sevillana y Solidaridad Hispalense

SEVILLA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la asociación Foro Taxi Libre, Rocío López, ha solicitado a la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, dirigida por Jesús Maeztu, que investigue un presunto "ilícito" a su juicio inherente en la inmovilización el pasado mes de septiembre de su vehículo auto taxi cuando el mismo era conducido por su padre a la búsqueda de clientes, pues dicha situación reflejaría que los responsables del Instituto Municipal del Taxi "están en manos" de la Unión Sevillana del Taxi y de Solidaridad Hispalense del Taxi.

En su escrito de queja al departamento de Jesús Maeztu, recogido por Europa Press, Rocío López recuerda que el pasado 21 de marzo solicitó al Instituto Municipal del Taxi que le autorizase a contratar a su padre como conductor asalariado para la explotación a doble turno de su propia licencia de taxi, merced a los supuestos contemplados en el Reglamento Andaluz del Taxi y la ordenanza municipal en la materia.

Al respecto, y después de que López avisase ya de que su solicitud estaba siendo objeto de una "demora intencionada" por parte del Instituto del Taxi, relata la presidenta de Foro Taxi Libre que en los últimos días de agosto, es decir casi seis meses después de formalizar su petición y ante la falta de resolución de la misma y el "estado de necesidad" de su padre, el mismo comenzó a trabajar con el taxi como "autónomo colaborador" dado de alta en la Seguridad Social.

Pero el pasado 4 de septiembre, según López, este taxi fue interceptado por la Policía Local cuando el mismo estaba siendo operado por su padre a la búsqueda de clientes, siendo objeto de una denuncia por la prestación del servicio "sin la preceptiva licencia, autorización de transporte interurbano o certificado de aptitud para conducir taxis", toda vez que Rocío López defiende que el coche circulaba con todos los requisitos exigidos para prestar servicios de transporte de viajeros, en alusión a la licencia municipal de taxi, la autorización de transporte interurbano y el certificado de aptitud de su padre para la actividad de conductor.

A continuación, Rocío López desgrana que el vehículo en cuestión permaneció 38 horas "inmovilizado por indicación de la Policía Local primero y del Instituto del Taxi después", siendo obligada la presidenta de la organización y responsable del vehículo a "pagar unas tasas de retirada del vehículo" por una infracción que no habría sido cometida.

LOS AVISOS "VERBALES"

Pero sobre todo, y en el citado escrito recogido por Europa Press, la presidenta de Foro Taxi Libre expone al Defensor del Pueblo Andaluz que el Ayuntamiento no ha resuelto su solicitud para la contratación de su padre como asalariado, porque según le habrían transmitido "verbalmente" el concejal de Seguridad y Movilidad, Juan Carlos Cabrera, y el director del Instituto Municipal del Taxi, Lorenzo Martín, mediaba "la oposición de los representantes" de la Unión Sevillana del Taxi y Solidaridad hispalense del Taxi.

Se trata de las dos únicas organizaciones de taxistas que cuentan con voz y voto en el consejo de gobierno del Instituto del Taxi, toda vez que la directiva de Solidaridad hispalense del Taxi y la asociación como persona jurídica están investigadas judicialmente, por supuestas coacciones continuadas y daños para acaparar la parada de taxis del aeropuerto.

En ese sentido, Rocío López detalla en su escrito que a tenor del asunto, se le citó a una reunión con el director general de Movilidad del Ayuntamiento, José Santiago Lorenzo Martín, reclamándole que acudiese "sola", sin el actual secretario de su asociación de taxistas y anterior presidente de la misma, Juan Martín Caparros.

En dicha reunión, siempre según el relato de Rocío López, el director de Movilidad habría reconocido que "los agentes se equivocaron" en su boletín de denuncia y que la sanción por los hechos del 4 de septiembre sería impuesta por el uso de licencia "expedida a nombre de otras personas".

Y especialmente, le habría advertido, siempre según su relato, de que la Unión Sevillana del Taxi y Solidaridad Hispalense del Taxi se negaban a la contratación de su padre y que "estuviera quietecita y no denunciara" los hechos, pues posteriormente sería autorizada la contratación de su padre y de otros cuatro asalariados de asociados de Foro Taxi Libre pero era necesario que "pareciera" que ella había "recibido un castigo y aprendido con la inmovilización del vehículo", para que ambas asociaciones "permitieran la contratación" de su progenitor como asalariado.

"SITUACIONES COACTIVAS Y HUMILLANTES"

Así, expone que el caso refleja que los dirigentes del sector local del taxi "no son capaces de tomar decisiones sobre la contratación de desempleados si no cuentan con el visto bueno de estas dos asociaciones", a las que atribuye un "ilícito". Además, recuerda que tanto ella como su antecesor al frente de Foro Taxi Libre vienen "soportando desde hace años situaciones coactivas, vejatorias y humillantes" por liderar la citada asociación, que en paralelo ve cómo el Instituto Municipal del Taxi "no atiende" sus peticiones o denuncias por presuntas irregularidades en el sector del taxi.

"En numerosas ocasiones yo he sido objeto de insultos y vejaciones por creer que he sido quien ha denunciado irregularidades como los fraudes en la alteración de los taxímetros en algunos taxis", señala Rocío López, considerando "indignante" que los responsables del Instituto Municipal del Taxi "reconozcan que no pueden hacer nada porque están en manos" de la Unión Sevillana del Taxi y de Solidaridad Hispalense. La Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, en cualquier caso, está ya analizando este escrito de queja, según un documento oficial de dicho departamento.