Sevilla lanza un plan integral para erradicar las cotorras de Kramer y argentina que arranca antes de 2019

Cotorra argentina, una especie invasora que coloniza España
SEO/BIRDLIFE - Archivo
Publicado 30/07/2018 13:52:27CET

Incluye su captura en vivo y posterior sacrificio, suelta de aves rapaces y esterilización de huevos, entre otros

SEVILLA, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Delegación de Bienestar Social y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla ha presentado este lunes, ante el Consejo Municipal de Protección y Bienestar Animal, un plan integral para la potenciación de especies autóctonas y control de especies exóticas invasoras, basado en la captura en vivo de las cotorras de kramer y argentina y su posterior sacrificio, la suelta de aves rapaces y la esterilización de huevos, que arrancará en el Parque de María Luisa antes de que termine el año.

Estas nuevas medidas, tal y como ha informado el delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores (PSOE), tienen el objeto de acabar con la plaga de dichas especies exóticas invasoras, al estar "amenazando a la biofauna de la ciudad", desplazando a especies autóctonas, como el nóctulo gigante, el murciélago europeo de mayor tamaño considerado ya en peligro de extinción, o aves rapaces, como el cernícalo primilla.

Ya el año pasado se dio "un acercamiento" a este problema, con el que se pretendía realizar una "erradicación" de estas cotorras, mediante un programa de control de disparo de carabina, que "generó una controversia importante", lo que condujo al gobierno de Juan Espadas, a replantearse este mecanismo "buscando un análisis un poco más sosegado" y naciendo así este plan integral.

De esta forma, dicho plan integral para la potenciación de especies autóctonas y control de especies exóticas invasoras se sostendrá en tres pilares fundamentales, que pretende arrancar antes de finalizar este año, siendo el primero la divulgación de "todo lo que significa la necesidad de cuidar y potenciar las especies autóctonas y el riesgo que tiene el no control", entre la población y los profesionales del sector.

Siguiéndole así el segundo paso, basado en la puesta en marcha de "medidas de potenciación para preservar las especies autóctonas de la ciudad", aquellas que están detectadas por los expertos como en riesgo de extinción, como son el murciélago nóctulo mayor, y aves rapaces, como el cernícalo primilla, además de plantear "la necesidad de potenciar las aves insectívora, como el gorrión y el vencejo".

El tercer pilar y más importante se centrará en la captura en vivo de estas especies de cotorras, con iniciativas encaminadas a controlar su población en la capital hispalense, y para su realización se ha solicitado al área de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, una autorización de todos los medios disponibles para el control de estas aves exóticas, que el Ayuntamiento ya posee.

Así, estas medida recoge la captura en vivo de las cotorras con jaulas trampa y lanza redes y su posterior sacrificio; la poda preventiva de árboles por riesgo de caída debido al anidamiento de cotorra de Kramer, cuyos ejemplares en Sevilla alcanzan una cifra de 3.000, superando a los 900 de la cotorra argentina; un censo sanitario de estas especies para disminuir sus recursos alimenticios, sin afectar al resto de animales de la zona, y la introducción de aves rapaces, más concretamente, el alcón peregrino sumado todo esto a la esterilización de los huevos.

En esta línea, la primera actuación de este plan estará centrada en la zona del Parque de María Luisa, puesto que se trata de un entorno reconocido y rico en la bifauna, donde habitan las especies autóctonas y donde subsiste una gran parte de la población de estas cotorras, además de ser un sitio claramente delimitado del que se puede conseguir una mejor evaluación de los resultados.

Con un presupuesto de 350.000 euros, este plan tendrá una duración de un año, aunque, según el director general de salud pública y protección animal del Ayuntamiento, Antonio Sánchez Tocina, este se trata de un proyecto a largo plazo y estará supervisado por un órgano externo, a ser posible ligado al mundo universitario, que aporte un punto de vista científico que permita que y que, con un carácter serio y colaborativo, juzgue si las medidas que se van tomando en la ciudad están realizándose de una forma correcta.