Los sindicatos acusan al Ayuntamiento de intentar "boicotear" la huelga y defienden que ha sido "un éxito"

Manifestación de los sindicatos
EUROPA PRESS
Publicado 05/11/2018 13:31:27CET

Avisan de la contratación expresa de "vigilancia privada" para abrir los centros cívicos y se desligan de los actos vandálicos denunciados

SEVILLA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

En el marco de la huelga convocada para este lunes por CCOO, CSIF, UGT y el Sindicato de Empleados Municipales (SEM) en los servicios del Ayuntamiento de Sevilla, dichas organizaciones han acusado al Gobierno local del socialista Juan Espadas de intentar "boicotear" el paro técnico mediante la contratación de "vigilancia privada" para abrir los centros cívicos, avisando de que la propia concejal de Participación Ciudadana y Edificios Municipales, Adela Castaño, se habría encargado "personalmente" de abrir algunas instalaciones.

Los líderes de las citadas organizaciones sindicales han encabezado una manifestación celebrada desde la calle Luis Montoto hasta el Ayuntamiento, con la visible participación de al menos varios cientos de personas, contexto en el que el presidente del comité de empresa del Consistorio, Manuel Loza (CCOO), ha explicado que la convocatoria de huelga ha contado con un seguimiento medio "del 85 por ciento", según los sindicatos.

La adhesión al paro técnico, según Loza, se habría dejado notar especialmente en determinados servicios, pues la plantilla del cementerio habría secundado la huelga en un 90 por ciento y la del zoosanitario en un cien por ciento. "Ha sido un éxito", ha insistido el presidente del comité de empresa.

"BOICOT" A LA HUELGA

Y mientras los sindicatos calculan un seguimiento del 85 por ciento en los centros cívicos y el Consistorio asegura que los mismos han abierto con normalidad, Manuel Loza ha acusado al Gobierno local socialista de intentar "boicotear" la huelga. Según ha manifestado a Europa Press, el Ayuntamiento habría contratado "seguridad privada" para esta jornada, al objeto de asegurar la apertura de los centros cívicos, exponiendo que incluso la concejal responsable de los mismos, Adela Castaño, se habría encargado "personalmente" de abrir algunas de estas instalaciones.

Criticando esta "desfachatez", Loza ha explicado que los sindicatos han denunciado tal extremo al implicar una "vulneración del derecho a la huelga", señalando además que han sido denunciados los "abusivos servicios mínimos" decretados respecto a las áreas y servicios cuyas plantillas están conformadas por funcionarios.

En paralelo, y después de que el Ayuntamiento defendiese que el Instituto Municipal de Deportes (IMD) y la Gerencia de Urbanismo funcionan con normalidad, Loza ha aclarado que la convocatoria de huelga no pesaba sobre tales entidades, al tratarse de organismos autónomos del Consistorio.

Finalmente, el presidente del comité de empresa ha desligado a los sindicatos de los "actos vandálicos" denunciados por el Ayuntamiento en un colegio y un centro cívico, asegurando que a las centrales sindicales no les consta tal extremo. "Ha habido piquetes informativos en todos los centros cívicos y en todos los casos con normalidad. El mínimo personal que ha decidido trabajar ha podido hacerlo y si ha habido alguna incidencia, que no nos consta, no amparamos ni la violencia ni el vandalismo", ha aseverado Manuel Loza.

Así, Manuel Loza ha reclamado al Gobierno local del socialista Juan Espadas que abandone las "mentiras" en sus negociaciones y compromisos con los sindicatos, y aborde con "transparencia y sinceridad" todo lo relativo a la plantilla municipal, pesando especialmente la reivindicación del cumplimiento íntegro de los 44 aspectos del pacto alcanzado a finales de junio de 2016 entre el Gobierno local y los sindicatos.

Los representantes sindicales, de tal modo, reclaman la reversión de las contrataciones de empresas externas promovidas en servicios como los de Parques y Jardines o Mantenimiento de Edificios Municipales, así como la consolidación de las plantillas de los servicios sociales o la cobertura de las plazas vacantes, pues el presupuesto general del Ayuntamiento para 2018 reflejaba un total de 802 puestos vacantes, cien de ellas declaradas "no disponibles".