Publicado 08/07/2020 17:08:29 +02:00CET

Teruel establece un dispositivo para controlar las medidas de seguridad frente a la COVID tras suspenderse las fiestas

Reunión de la Junta Local de Seguridad de Teruel.
Reunión de la Junta Local de Seguridad de Teruel. - AYUNTAMIENTO DE TERUEL

TERUEL, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, y el subdelegado del Gobierno en la provincia turolense, José Ramón Morro, han copresidido este miércoles la segunda reunión de la Junta Local de Seguridad celebrada con motivo de la suspensión de las Fiestas del Ángel con el fin de ultimar los detalles de las actuaciones diseñadas para asegurar que se cumple con las normas establecidas a causa de la pandemia de coronavirus en las fechas en las que deberían celebrarse estas fiestas.

La alcaldesa ha manifestado que desde que comenzó el estado de alarma por la pandemia del coronavirus y hasta la actualidad, los turolenses están siendo "tremendamente responsables y no me cabe duda de que la inmensa mayoría vamos a seguir siéndolo en los próximos días".

Buj ha recordado que las fiestas no se celebran porque hay miles de fallecidos por esta enfermedad, más de cien de ellos turolenses, "y estamos aún en crisis sanitaria", advirtiendo que "los rebrotes en nuestro país son ya hoy una realidad", ha informado el consistorio en una nota de prensa.

La alcaldesa ha incidido en que hay que seguir siendo "muy cautos", especialmente a título individual y por eso desde el Ayuntamiento, la Subdelegación del Gobierno y la Delegación del Gobierno de Aragón "se está haciendo todo lo que está en nuestras manos para garantizar esa seguridad".

CAMPAÑA

El Ayuntamiento de Teruel ha indicado que desde la semana pasada se está llevando a cabo una campaña de concienciación haciendo un llamamiento a la responsabilidad. "Tengo que agradecer a Interpeñas y a las directivas de todas las peñas la inmensa labor que están haciendo", ha precisado Buj.

Además, ha continuado, la asociación de hosteleros y empresarios turísticos de Teruel "está implicadísima en colaborar" porque "sabe lo que nos jugamos todos: la salud y una parte de la imagen de la ciudad durante estos días de cara al turismo, y la colaboración está siendo total".

Según ha apuntado Buj, hay bares de copas que han decidido cerrar estos días para evitar problemas "porque en este tipo de establecimientos es en los que es más fácil que se pueda perder el control" y la mayoría de los que abren tienen contratada seguridad privada para controlar los aforos.

REFUERZO DE LA POLICÍA LOCAL

El consistorio ha indicado que toda la plantilla de la Policía Local va a estar trabajando con turnos reforzados. Desde la semana pasada, los agentes han visitado "uno por uno" los establecimientos para recordarles los aforos permitidos y las normas que se han de seguir durante todo el verano, y también estos días en los que deberían haberse celebrado las fiestas, ha relatado la alcaldesa.

Este viernes, ha añadido, "comenzará a verse más policía en la calle, y especialmente el sábado se establecerán dispositivos durante todo el día en la Plaza del Torico para controlar la afluencia de personas, permitiendo el paso por la plaza y la estancia en las terrazas, pero no las aglomeraciones.

También habrá otro dispositivo especial en la Plaza Bolamar, conocida zona de bares de copas de la capital. "Podrá haber gente en el interior de los bares dentro del aforo permitido, pero la policía va a tratar de que, una vez que esas personas abandonan el local, no se produzcan aglomeraciones en la calle", ha puntualizado Buj.

También habrá rondas policiales por los lugares donde es habitual que se celebren botellones en la Vaquilla, como en las zonas de las estaciones de tren o de autobuses, o la Fuente Cerrada, entre otros. "En caso de que la Policía los disuada y vayan a otro sitio, vamos a estar pendientes porque habrá medios especiales para que se disuelvan", ha advertido la alcaldesa.

CONFIANZA

Emma Buj ha confiado en que los turolenses "sean tan responsables como están siendo hasta ahora, pero tenemos que tener un dispositivo preparado, poniéndonos en el peor de los escenarios". No obstante, ha deseado que estos refuerzos policiales en la calle "no nos hagan falta y que el fin de semana transcurra con total normalidad".

"Nos tenemos que mentalizar de que éste es un fin de semana como otro cualquiera, con el mismo horario en los establecimientos, y la misma vida en la ciudad que cualquier otro sábado", ha enfatizado la alcaldesa.

Asimismo, ha recordado que en las actividades privadas, si no hay molestias o quejas vecinales, no puede actuar el Ayuntamiento y por eso "es responsabilidad de las personas que se junten en una casa mantener las medidas de higiene, las distancias personales de seguridad y el uso de mascarillas porque eso es lo que va a evitar que haya rebrotes en Teruel, ya que estamos viendo en toda España cómo muchos de esos rebrotes están vinculados a centros de trabajo o a celebraciones con un número importante de asistentes", ha manifestado.

La alcaldesa ha aprovechado la ocasión para agradecer la "excepcional labor" desarrollada por la Policía Local desde que se decretó el estado de alarma, con todos los efectivos posibles trabajando al servicio de los ciudadanos en una situación tan complicada.

"Aquél que pretenda llevar a cabo una actividad que no esté permitida, que no le quepa ninguna duda de que el Ayuntamiento va a estar allí, que se va a encontrar a la Policía Local ayudada por la Policía Nacional" porque "estamos en crisis sanitaria" y si bien "no celebrar la Vaquilla no es agradable para, todo lo que está ocurriendo es excepcional y tenemos que seguir pensando que estamos en esa excepcionalidad".

ANTELACIÓN

El subdelegado del Gobierno en Teruel, José Ramón Morro, ha indicado que la decisión de no celebrar las Fiestas del Ángel con mucha antelación ha permitido que todos los turolenses sean conscientes de la situación.

Asimismo, ha hecho referencia a los rebrotes de la COVID-19 y sus consecuencias en los derechos básicos de las personas, "fundamentalmente de su propia movilidad".

"Todos estamos obligados a proteger la salud de las personas, y nuestro deseo es que pasados estos acontecimientos no tengamos ninguna situación negativa que jugaría en contra de los intereses de todos los turolenses", ha remarcado.

En cuanto al dispositivo especial que se ha preparado, ha precisado que la comisaría provincial de Policía Nacional tendrá a todos sus efectivos implicados, y además habrá un helicóptero, unidad especial antidroga, refuerzo de la unidad de prevención y reacción, y "una presencia uniformada de carácter disuasorio, informativo, y si no hay más remedio, sancionador, porque el bien que queremos proteger es la salud".

Además, habrá dos anillos de control de alcoholemia en la ciudad, con agentes de Policía Local y Nacional, y en el entorno de la capital, así como en un tramo hacia Fuente Cerrada, donde actuará la Guardia Civil, "con una presencia importante".

Este dispositivo especial se desarrollará desde este viernes hasta el lunes e incluye la vigilancia para que no se celebren fiestas en naves, locales o bajos de edificios o cualquier otra instalación que no cuente con la licencia correspondiente.

Para leer más