Revilla: Sánchez va a estar "calladito" sobre los pactos hasta después del 26M

435103.1.644.368.20190430133521
Vídeo de la noticia
Publicado 30/04/2019 13:35:21CET

El líder del PRC dice que Sánchez "no le ha llamado" para felicitarle por el escaño conseguido en el Congreso

SANTANDER, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria y líder del PRC, Miguel Ángel Revilla, cree que el ganador de las elecciones generales del domingo, el socialista Pedro Sánchez, va a estar "calladito" y "no va a decir nada" sobre posibles pactos para conformar el Gobierno de España hasta el día después de las elecciones autónomicas y municipales del 26 de mayo para no "meter la pata" o "perjudicar", el PSOE, en dichos comicios si avanza cuáles son sus planes.

En declaraciones a los medios de comunicación, Revilla ha explicado que Sánchez "no le ha llamado" ni "felicitado" por que su partido, el PRC, haya conseguido por primera vez en su historia entrar en el Congreso.

Sin embargo, el presidente cántabro y candidato del PRC a la Presidencia de Cantabria ha explicado que él sí ha dado la "enhorabuena" a Sánchez por su resultado del domingo.

Revilla, que ha presentado este martes oficialmente a la candidatura del PRC en las autonómicas, ha afirmado que "no hace faltar ser un politólogo" para pensar que Sánchez no avanzará sus planes hasta que pase el 26M "porque no quiere que lo que vaya a decir pueda influir negativamente" en las autonómicas y municipales, unas elecciones que, según el regionalista, son "muy importantes" para todos, pero sobre todo para un PSOE que "querrá, seguramente, consolidar el triunfo" logrado el 28A ahora en ayuntamientos y comunidades.

El líder del PRC ha señalado que, hasta el día después de las elecciones, Sánchez va a estar "callado" o se limitará a decir que quiere gobernar en solitario. "Pero el día despues veremos movimientos con toda seguridad", ha pronosticado Revilla, que cree que lo "razonable" será que Sánchez establezca "algún tipo de pacto", bien dejando entrar a otro partido en el Gobierno o, si no, desde fuera, "a cambio de concesiones".

Sin embargo, cree que "nadie va a hacer llamadas" ni va a dar ruedas de prensa para hablar de esos futuros pactos para que no perjudique el 26 de mayo.

"Hay gente que no le gustará que pacte con Podemos, habrá gente que no le gusta que pacte con cs", ha dicho.

LA "AGRESIVA" CAMPAÑA DE RIVERA Y EL "ERROR" DE CASADO

Y cuestionado respecto a los gritos de sus militantes y simpatizantes a Sánchez tras ganar las elecciones diciéndole 'Con Rivera, no', Revilla los ha achacado a la campaña electoral en contra del PSOE que ha llevado a cabo el partido de Albert Rivera.

"Si se hace una campaña tan agresiva contra alguien, luego es muy difícil que los militantes de un partido que sufre los improperios, sean propensos a esos pactos", ha dicho Revilla, que ha afirmado que él "no es de la convicción" de que en campaña se puede decir cualquier cosa o que ésto no vaya a tener consecuencias.

Revilla ha afirmado que, para él, "siempre las ha tenido". "Yo, por ejemplo, no soy capaz de pactar con gente que se ha pasado una campaña insultándome, no puedo", ha dicho el regionalista.

"Yo no soy de la convviccion esa que se puede decir en una campaña de todo y luego como si no ha pasado nada, quedar a tomar un café, pactar un Gobierno, no, no, no. Los insultos cuando se hacen, tienen sus efectos y supongo que en el electorado del PSOE habrá mucho cabreo con las cosas que se han dicho", ha dicho Revilla, que ha defendido que Sánchez "no es ningún vende-patrias" ni se ha demostrado que sea "corrupto" o un "felón".

Revilla también ha hablado de Pablo Casado, el cual, según Revilla, se ha llevado el "batacazo más espectacular" que él ha visto y ha afirmado que el 28A, el líder y candidato del PP "ha pagado" una campaña electoral, a su juicio, "muy mal llevada".

Y es que para Revilla ha sido un "error terrible" de Casado al intentar "ser más VOX que VOX", poniéndose "más a la derecha" que el partido de Santiago Abascal, que era el que tenía "el copyright" del discurso y el espacio de la ultraderecha.

Contador