Actualizado 18/07/2022 15:00

El responsable de @eforestal recalca que Losacio "es de las pocas veces" que ha visto crecer tan rápido un fuego

Tuit de la cuienta @eforestal con una primera estimación de superficie afectada en el incendio de Losacio (Zamora).
Tuit de la cuienta @eforestal con una primera estimación de superficie afectada en el incendio de Losacio (Zamora). - @EFORESTAL

Sigue en directo las últimas noticias sobre los incendios

   Celso Coco, ingeniero forestal, realiza desde hace años un seguimiento y estimación de superficies calcinadas apoyado en el programa Copernicus

   VALLADOLID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El ingeniero forestal y profesor Celso Coco tiene activa desde hace años la cuenta de Twitter @eforestal en la que realiza un seguimiento y estimación de datos de superficies afectadas por grandes incendios en España, apoyado en los satélites del programa europeo Copernicus, como el que afecta actualmente a la zona de Losacio (Zamora), donde ha aseverado que ha sido "de las pocas veces" en las que ha visto crecer "tanto en tan poco tiempo" a un fuego hasta alcanzar unas 11.000 hectáreas afectadas que estima en la mañana de este lunes.

   Coco ha recordado, en declaraciones a Europa Press, que los ingenieros forestales advierten desde hace "décadas" de que los grandes incendios cada vez podían ser más graves, debido a la aparición de condiciones climáticas cada vez más extremas y más prolongadas en el tiempo y al incremento progresivo de la masa forestal debido al "abandono del medio rural".

   De hecho, se ha referido a algunos de los grandes incendios que se producen esta semana en Castilla y León y en España como "grandes monstruos" que avanzan de manera "imparable". Lo que en el ámbito forestal se ha denominado como incendios "de sexta generación".

   Se trata de fuegos que "generan sus propias condiciones" meteorológicas, ya que crean tal cantidad de humo que se producen pirocúmulos y corrientes de viento propias que, a su vez, ayudan a la propagación del fuego.

   Así, se dan casos como el del incendio forestal de Losacio (Zamora), declarado a las 18.00 horas de este domingo y que según la estimación que ha publicado Coco en la cuenta @eforestal en la mañana de este lunes ya ha podido calcinar unas 11.000 hectáreas. "Es una evolución enorme, de las pocas veces que veo crecer tanto en tan poco tiempo", ha aseverado este ingeniero forestal, que ha apuntado que esa velocidad de propagación supera incluso al que afectó el pasado mes a la cercana Sierra de la Culebra, donde el fuego acabó calcinando más de 25.000 hectáreas.

   Celso Coco es profesor en el Centro Integrado de Formación Profesional de Almázcara (León) y también recientemente a comenzado a ejercer como profesor asociado en el Grado de Ingeniería Forestal y del Medio Natural en la Universidad de León (ULE) campus de Ponferrada, ciudad en la que reside desde hace una década.

'COPERNICUS'

   Coco es miembro del programa 'Copernicus', una red gestionada por la Comisión Europea y dedicada al fomento y la participación en materia de divulgación de datos de los satélites europeos para medición de superficies. En este caso, se aplica a la estimación de terrenos afectados por los incendios forestales en toda Europa.

   El ingeniero y docente difunde informaciones apoyadas en los satélites de la red 'Copernicus' desde hace al menos cinco años en la cuenta de Twitter 'Educación Forestal (@eforestal) que él mismo gestiona y en la que hace seguimiento de incendios forestales, con más de 22.000 seguidores hasta la fecha. En primer lugar ofrece una estimación de puntos calientes y luego se publica en base a los satélites de Copernicus.

   De hecho, como ha explicado Celso Coco, la mejor estimación de datos de superficie se logra cuando hay "pasada" del satélite Sentinel 2, que ofrece una resolución de hasta diez metros por píxel, la máxima que se puede tener actualmente.

   Toda la información de Copernicus es pública y accesible "para todo el mundo" y de uso gratuito. Además, el ingeniero tiene su propia página web en la que recopila estos y otros datos sobre incendios, lo que permite hacer un seguimiento de la evolución de los fuegos en las últimas décadas en España.

EVOLUCIÓN DE LOS GRANDES INCENDIOS EN LOS ÚLTIMOS AÑOS

   Como ha detallado Coco, la evolución de estos fenómenos muestra que "cada vez hay menos incendios" e incluso también va a la baja el número de los considerados grandes incendios forestales que hay cada año (más de 500 hectáreas forestales afectadas), pero lo que se observa desde un tiempo es que la media de superficie que calcina cada gran incendio forestal es "cada vez mayor".

   Eso se debe, según Celso Coco, a que las actividades de prevención en el monte "se han reducido" debido al "abandono" del medio rural y a que no se lleva a cabo una adecuada gestión de los montes durante todo el año.

   "Las extensiones de los incendios cada vez van a ser mayores. Primero por la continuidad del calor y también por el abandono del medio rural y por la falta de recursos sostenibles para gestionar los montes", ha explicado el profesor.

   Por ello, ante unas condiciones "cada vez extremas" y ante el incremento de la masa forestal, pese a la que se reduce a causa de los incendios, se dan incendios que "se convierten en imparables".

   Como ha reflexionado Celso Coco, los medios de extinción de incendios "son muy buenos" y pueden llegar a todos los incendios, pero cuando se produce uno de estos "grandes monstruos" resultan "incapaces" de pararlo. Y ahí llegan los problemas en materia de evacuaciones, de medios y de daños personales como lamenta que ha ocurrido en el incendio de Losacio, con dos víctimas mortales.

   Con todo ello, "incendios hay, hubo y habrá siempre" y "todo lo que no se haga en el monte lo va a hacer el fuego", por lo que Coco ha recalcado que "es preferible adelantarse y reducir esas masas".

"LA SOLUCIÓN: EL APROVECHAMIENTO FORESTAL SOSTENIBLE"

   Así, ha reclamado que la solución es el "aprovechacmiento de recursos forestales sostenible", con unos montes "más ordenados" que serían "más resilientes" y tendrían una mayor capacidad para que cuando se produzca un incendio en unas condiciones meteorológicas extremas tengan mejor capacidad para que el fuego no sea tan virulento como se observa en los "grandes monstruos" que se han producido en la última semana.

   Mientras tanto, la situación va a ser complicada y de hecho considera que en fuegos como el de Losacio "hasta que no acabe la superficie forestal va a seguir quemando".

   "Dentro de lo malo", ha apuntado, si el viento dirige el frente del fuego hacia el terreno que ya ardió en el otro incendio que afectó en junio en la Sierra de la Culebra zamorana es posible que el incendio deje de avanzar porque "ya no habrá nada que quemar".

Más información