Trabajadores de Zambrana denuncian su situación a Inspección de Trabajo, convocan paros y piden paralizar actividadades

Trabajadores del centro, en el primero de los paros convocados para denunciar la falta de seguridad y las malas condiciones laborales de la plantilla.
Trabajadores del centro, en el primero de los paros convocados para denunciar la falta de seguridad y las malas condiciones laborales de la plantilla. - EUROPA PRESS
Publicado: martes, 11 junio 2024 12:45

VALLADOLID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Comité de Empresa del Centro de Menores Zambrana han denunciado la situación que atraviesa la plantilla a Inspección de Trabajo, al tiempo que han pedido la paralización de las actividades "por falta de seguridad" y han registrado dos jornadas de paro de una hora, una de ellas se ha llevado a cabo esta mañana.

"Estamos agotados, hemos tocado todas las puertas que se pueden tocar, ya estamos desesperados. Todas estas condiciones influyen negativamente en nuestra salud mental porque la carga de trabajo y las situaciones que vivimos día a día son muy difíciles y nadie nos ha dado respuesta ni solución. Nos hemos cansado de denunciar en inspección de trabajo un montón de incumplimientos que se han venido produciendo y no ha habido ningún tipo de respuesta", ha resumido una de las integrantes del Comité de Empresa que ha preferido no desvelar su identidad.

El paro de hoy ha sido el primero de los dos convocados a las puertas del centro --el siguiente será el próximo 19 de junio--. En él se ha concentrado más de una veintena de trabajadores que han gritado consignas como 'consejera cobarde, el centro está que arde', 'director encubridor' o 'Queremos trabajar, con dignidad' para reiterar que la situación es "insostenible".

"Ayer hubo hasta cuatro ausencias en el turno de mañana que no se han cubierto. Hay un problema real de seguridad para los trabajadores. La Junta, por una parte, ha dejado que la empresa haga lo que quiera, sabemos que termina la licitación de Grupo 5 a finales de junio y la nueva licitación parece que tiene algunas mejoras... pero lo que no puede ser es que, como ya queda poco tiempo para que esta empresa siga con esa licitación, se abandone toda la obligación de atender el centro y de que funcione correctamente garantizando la seguridad física y la seguridad psíquica también de los trabajadores que tenemos aquí", ha lamentado el secretario provincial de CCOO de Enseñanza, Pablo Redondo.

En este punto, los trabajadores han cargado contra la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, por su negativa a concederles una reunión. "Queremos contarle de primera mano la situación que vivimos aquí. Solo hemos podido reunirnos, hace muchos meses, con algún técnico, pero no con la consejera con lo importante que es este servicio dentro de su Consejería", ha apostillado la integrante del Comité de Empresa.

Al hilo de estas palabras, ha mostrado su escepticismo sobre la entrada de una nueva empresa y ha advertido de que ésta va a "heredar todos estos problemas". "Unos trabajadores agotados, desmotivados, quemados y en muchos casos pues con unos problemas de salud, pues serios, a costa del trabajo, siempre a costa del trabajo", ha incidido.

La representante de los trabajadores ha puesto el acento, a continuación, en los problemas de salud mental que afronta la plantilla. "Tener que reincorporarte a tu puesto de trabajo que está igual o peor que cuando lo dejaste es muy lamentable y la verdad que conlleva un sufrimiento muy grande para las personas que lo padecemos y no sabemos qué es lo que tiene que pasar para que alguien tome partido en este asunto y solucione lo que sea", ha continuado.

Por su parte, la presidente del Comité de Empresa ha calificado de "chapuza" la licitación del nuevo contrato al explicar que aunque "sí da un paso a que el personal que falta por cubrir puedan ser integradores sociales" no especifica "muy bien" qué funciones van a desempeñar. "Nos prometen cosas que luego no se cumple desde la empresa. A fecha de hoy todavía siguen sin darnos los cuadrantes anuales que tenían que habernos dado el 31 de enero", ha apostillado para recordar a la Consejería que tienen la "solución" a todos los problemas pero no les dejan "ponerla en práctica".

Contador