La fiscal en el crimen de Medina imputa tan sólo a 'cara sucia' el asesinato de Borja

Nueva jornada del juicio por el crimen de Medina del Campo en la que la fiscal del caso ha anunciado su intención de modificar su escrito de conclusiones provisionales.
Nueva jornada del juicio por el crimen de Medina del Campo en la que la fiscal del caso ha anunciado su intención de modificar su escrito de conclusiones provisionales. - EUROPA PRESS
Actualizado: viernes, 29 septiembre 2023 17:54

La herida mortal fue una cuchillada a la altura del hemitórax izquierdo con tal virulencia que fracturó una costill

VALLADOLID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La fiscal en el caso del crimen de Medina del Campo registrado en febrero de 2022 y que se cobró la vida de Borja P. ha modificado sus conclusiones para mantener únicamente la calificación de asesinato para el principal inculpado, José R.L, alias 'el manchas' o 'cara sucia', y en cambio retirar los cargos por este delito contra su hermano Manuel e imputar a este último tan solo por lesiones leves, al igual de lo que venía ya haciendo con sus también hermanos Juan Antonio y Agustín.

Ha sido la principal novedad de una nueva jornada del juicio con jurado que se inició el martes pasado en la Audiencia de Valladolid con la constitución del jurado y que ha celebrado este viernes la prueba pericial forense sobre las causas de la muerte de Borja y el estado mental de Josito y uno de sus hermanos.

La acusadora pública, en su modificación, sigue imputando a Josito un delito de asesinato, con la salvedad de que ha endurecido la petición de condena para él, al pasar de los veinte iniciales a veintidós, mientras que exculpa a su hermano Manuel de este delito y del de amenazas--le pedía veinte por el primero y un año por el segundo--y resuelve imputarle únicamente por unas lesiones leves, con una petición de multa de 1.080 euros, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Con respecto a los otros dos hermanos acusados, Juan Antonio y Agustín, la fiscal les sigue acusado de lesiones pero aplica al primero la atenuante analógica de anomalía o alteración psíquica, de forma que le rebaja la petición de multa de 1.080 a 600 euros y mantiene la inicial sanción pecuniaria, los 1.080 euros citados, al segundo de ellos.

También ha modificado sus conclusiones una de las dos acusaciones particulares, en representación del hijo de 3 años del fallecido, en el sentido de considerar únicamente a 'cara sucia' autor material del asesinato y como cómplices a sus tres hermanos, con peticiones para el primero de 25 años de cárcel y de 15 para el resto, ya que hasta ahora venía manteniendo que los cuatro hermanos eran autores del delito.

Dicho acusador ha retirado igualmente los cargos por amenazas contra Manuel, al que pedía inicialmente otros dos años de cárcel, y en el capítulo de agravantes por asesinato para los cuatro hermanos ha introducido, a mayores de alevosía, abuso de superioridad y nocturnidad, la de aumentar deliberadamente el sufrimiento de la víctima.

El otro acusador particular, quien representa a los padres y una hermana de la víctima, tan solo ha introducido modificaciones en los hechos pero ha mantenido su calificación y petición de penas, idénticas a las solicitadas por su compañero.

CINCO HERIDAS POR ARMA BLANCA Y UNA DOCENA DE GOLPES

Sobre la prueba pericial forense practicada este viernes, lo sdos expertos que practicaron la autopsia a Borja P. han ratificado que el cadáver presentaba cinco heridas por arma blanca y una docena de equimosis o moratones, las primeras compatibles con una única navaja o cuchillo monocortante de un solo filo, con una anchura de hoja de entre dos y tres centímetros y una longitud, como mínimo, de siete centímetros, y las segundas lesiones compatibles con el uso de palos.

El hecho de que los forenses aludan a una sola arma blanca venía a favorecer los intereses de la defensa de Manuel, uno de los hermanos de Josito a quien la fiscal y una de las acusaciones particular imputaba haber participado también en el acuchillamiento de Borja armado con otro cuchillo.

Entre las heridas por arma blanca, dos de ellas afectaron al hemitórax izquierdo, una de las cuales, la más grave, era "mortal de necesidad" y con una profundidad de siete centímetros que afectó al pulmón provocando una gran hemorragia, mientras que el resto fue localizado en la zona axilar y clavicular izquierda y en la mano derecha, esta última "la típica de defensa", según los forenses, quienes, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha incidido en que la herida mortal tuvo que efectuarse con un golpe fuerte porque fracturó una costilla.

Ambos expertos no han podido precisar el orden de las lesiones pero sí que las sufridas por arma blanca, cuando agresor y víctima se hallaban "en movimiento", y los golpes que presentaba el cuerpo se produjeron en un breve espacio de tiempo, casi de forma simultánea, así como que los hematomas y equimosis producidos, presumiblemente con palos, eran de carácter leve y no habrían precisado de intervención médica y habrían curado 'per se' en no más de siete días.

Sí han llegado a apuntar que los palazos recibidos por la víctima, supuestamente infligidos por dos de los hermanos de 'cara sucia', Agustín y Juan Antonio, pudieron provocar un "sufrimiento" añadido a las lesiones por arma blanca previamente registradas.

Los dos médicos forenses también han ratificado sus informes sobre el estado mental del principal inculpado, José R.L, y su hermano Juan Antonio, al indicar que el primero sufre un "trastorno de la personalidad ocasionado por un consumo de sustancias tóxicas de muchos años de evolución y el segundo de los acusados presenta un cuadro de "inteligencia límite".

En el caso del primero de ambos acusados, los forenses han coincidido al señalar que si el día de los hechos consumió drogas y alcohol, algo que no ha sido posible verificar, podría haber visto parcialmente afectadas sus capacidades volitivas y cognitivas, mientras que Juan Antonio, pese a su inteligencia límite, "sabe comprender lo que está bien o mal pero su carácter más impulsivo e influenciable podría haber afectado levemente a sus facultades".

Concluida las pruebas testifical y pericial, las partes personadas en este juicio con jurado popular, la fiscal del caso, los dos acusadores particulares y las cuatro defensas, tendrán el próximo lunes su turno para la exposición de los informes finales.

El proceso judicial trata de dirimir la participación y responsabilidades de los cuatro hermanos, José, Manuel, Juan Antonio y Agustín R.L, en la muerte violenta de Borja P. ocurrida el 9 de febrero de 2022 en Medina del Campo, después de que la víctima, acompañada de un amigo, se personara ante la vivienda de los acusados y, supuestamente, fuera agredido con un cuchillo por el primero de los encausados y luego apaleado por el resto de familiares.

Leer más acerca de: