Alertan de los riesgos de la geolocalización para la privacidad de las personas

La directora de la Apdcat, Àngels Barbarà
EUROPA PRESS
Actualizado 23/02/2016 17:39:30 CET

Insta a los usuarios a no dejarse "devaluar" la protección de sus datos por las nuevas tecnologías

   BARCELONA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La directora de la Autoridad Catalana de Protección de Datos (Apdcat), Àngels Barbarà, ha alertado este martes de los riesgos que puede comportar la geolocalización en el móvil para la privacidad de las personas, que muchas veces no son conscientes de la cantidad de datos personales que facilitan por el simple hecho de llevar su teléfono.

   En una jornada en el Palau Robert de Barcelona sobre privacidad y geolocalización organizada por la Apdcat y la Fundación Mobile World Capital Barcelona, ha indicado que la geolocalización aporta beneficios como facilitar la seguridad de los menores, localizar personas en accidentes o catástrofes, y encontrar servicios al llegar a un lugar nuevo.

   Sin embargo, la capacidad de geolocalización permanente implica que terceras personas o entidades puedan acceder a información agregada para elaborar un perfil de los hábitos y círculo de relaciones del usuario, pudiendo descubrir información sensible --como ideología política, creencias religiosas o estado de salud-- sin que la persona analizada sea consciente.

PERFIL EN UNA SEMANA

   Barbarà ha destacado que un estudio de la Universidad de Nueva York indica que ello es posible con solo una semana de observación de los datos que una persona genera a través del uso del móvil, y ha abogado por fijar los mecanismos para "prevenir y minimizar los riesgos sin obstaculizar la innovación".

   Asimismo, ha instado a los usuarios a no dejarse "devaluar" su privacidad por las nuevas tecnologías, y ha apuntado al precio indirecto que puede tener descargar una 'app' gratuita que capte nuestros datos.

   Ha puesto el ejemplo de una 'app' linterna que pide acceso a geolocalización, lista de contactos y registro de llamadas de quien la descarga, cuando nada de ello es necesario para dar luz: "Las consecuencias pueden ser mucho peores que la gratuidad del servicio".

   El jefe de la Asesoría Jurídica de la Apdcat, Santiago Farré, ha indicado que analizando 200 tweets de una persona se puede saber dónde está aunque no lo diga, y que conocer los hábitos de un usuario permite no solo tener controlado su presente y pasado, sino predecir lo que va a hacer en el futuro.

CAUTELA

   Ha opinado que la actitud ante esta exposición pública por la tecnología "no debe ser de preocupación ni de desconfianza, pero sí de cautela", y que para reducir riesgos de invasión de la privacidad se deben leer las condiciones de lo que descargamos en el móvil y revisarlo después de las actualizaciones, porque se pueden desconfigurar parámetros que ya habíamos definido para protegernos.

   En declaraciones a Europa Press, también ha recomendado leer la "poca información" sobre privacidad que dan los nuevos objetos conectados que compramos, que no es solo el caso de dispositivos móviles, sino también de 'wereables', televisores y vehículos, entre otros.

   El coordinador de Auditoría y Seguridad de la Información de la Apdcat, Ramón Miralles, ha afirmado que con la evolución de la tecnología, los datos de geolocalización "son la penúltima frontera de la privacidad", ya que la última son los implantes de tecnología en el cuerpo.

   Además, ha ejemplificado como aportación involuntaria de datos que una red wifi de un comercio permite saber si un usuario es habitual aunque no se conecte, porque detecta cuántas veces entra en el establecimiento ese móvil.

APLICACIONES PRÁCTICAS

   El representante del Consejo de Regulación Digital de Telefónica Digital, Antonio Muñoz, ha hablado de beneficios de la geolocalización como la detección de uso fraudulento de tarjetas de crédito en el extranjero, mirando si el móvil está cerca del cajero de donde se ha extraído dinero.

   También ha defendido el Big data --con datos agregados de muchas personas pero de carácter anónimo-- y sus aplicaciones, como mejorar la promoción turística de una zona al detectar la procedencia de los visitantes, controlar pandemias --conociendo por dónde hay más movimiento de personas--, y gestionar la movilidad tras catástrofes naturales.

   Frente a las críticas a la invasión de la privacidad, ha apostado por basar las medidas preventivas no solo en función del riesgo sino de la probabilidad de que se produzca, y también ha apuntado a la estandarización y al desarrollo de buenas prácticas por parte de las empresas.

   El responsable de Marketing Digital y Social Media en Abertis Autopistas, Joan Casanovas, ha explicado la 'app' que lanzó la compañía el verano pasado 'Autopistas en ruta', que ofrece el estado del tráfico en tiempo real, cálculo de rutas y facilita la asistencia en caso de accidente, con una llamada automática de emergencia ante una frenada fuerte y geolocalización.

   También permite informar de incidencias detectadas por el usuario en la vía, localizar el vehículo para encontrarlo cuando no recordamos dónde está aparcado, y acceder a recorridos anteriores, entre otros.

   El director de Operaciones de Bip&Drive (plataforma participada por Abertis, Itinere, Cintra y CaixaCard), Héctor Cerrada, ha explicado que la compañía cuenta actualmente con 450.000 dispositivos de telepago automático en aparcamientos y peajes, el 25% de la cuota de mercado, y que en su caso la geolocalización permite al usuario pagar sin necesidad de parar su vehículo.