Publicado 19/10/2022 11:27

Las alteraciones en la mucosa intestinal pueden causar colitis ulcerosa, según un estudio

El investigador Gerard Cantero-Recasens
El investigador Gerard Cantero-Recasens - GERARD CANTERO RECASENS/CRG

Investigación con participación del CRG y el CNAG-CRG

BARCELONA, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un estudio en el que participan el Centro de Regulación Genómica (CRG), el Centro de Análisis Genómico (CNAG-CRG) y el Instituto Internacional de Investigación del Cáncer de Osaka apunta que las alteraciones en la mucosa intestinal pueden causar colitis ulcerosa.

La colitis ulcerosa es la más común de las enfermedades inflamatorias intestinales y se caracteriza por la aparición de úlceras crónicas e inflamación en el colon y el recto, sin existir cura conocida, ha informado este miércoles el CRG en un comunicado.

Las investigaciones sospechan que el mal funcionamiento del sistema inmune, en el que las células inmunes atacan a las células epiteliales en el colon, podría explicar los episodios recurrentes de inflamación que son característicos de la enfermedad, pero se desconoce por qué el sistema inmunológico ataca a las células sanas en primer lugar.

El nuevo estudio, publicado en 'Proceedings of the National Academy of Sciences', propone una serie de requisitos que podrían actuar como punto de partida en el desarrollo de la colitis ulcerosa.

Usando una combinación de datos experimentales de biopsias de pacientes, modelos de ratón y líneas celulares, los investigadores muestran que la enfermedad puede ser causada por el aumento de los niveles de la enzima alfa 1-6 fucosiltransferasa, también conocida como Fut8, en el colon: los niveles de esta enzima son normalmente bajos en personas sanas.

La función principal de Fut8 es modificar las propiedades físicas de diferentes tipos de proteínas a través de un proceso conocido como la fucosilación.

COLABORACIÓN

En 2016, una investigación dirigida por Naoyuki Taniguchi, del Instituto Internacional del Cáncer de Osaka, mostró que los ratones que carecían de Fut8 estaban protegidos contra la colitis ulcerosa, pero no estaba claro el porqué.

Este estudio llamó la atención del grupo del CRG dirigido por Vivek Malhotra, que en 2013 descubrió que Fut8 podría desempeñar un papel en la secreción de las mucinas, proteínas que forman el componente principal de la capa mucosa, y los dos equipos decidieron trabajar juntos.

Los autores del estudio colaboraron con el equipo de Ivo Gut en el CNAG-CRG, que proporcionó datos de expresión génica recopilados de las biopsias de tejido del colon de 24 pacientes con colitis ulcerosa y el mismo tejido de 16 personas sanas.

Esto reveló que los niveles de Fut8 son 3,5 veces más altos en las muestras de los pacientes con colitis ulcerosa en comparación con aquellos que no padecen la enfermdad, y que los niveles de varios tipos de mucinas aumentaron en el colon inflamado de pacientes con colitis ulcerosa.

Los investigadores verificaron si la capa mucosa estaba alterada en los ratones que carecen de Fut8 y están protegidos contra la colitis ulcerosa, y demostraron que los ratones 'knock-out' Fut8 tenían una capa mucosa más delgada en comparación con los ratones con mayor expresión de esta enzima.

Además, utilizando líneas celulares de colon, encontraron que diferentes niveles de Fut8 alteran la proporción de dos tipos diferentes de mucinas secretadas por las células: la mucina 2 y la mucina 5AC, que conjuntamente construyen el entramado de la capa mucosa.

El investigador Gerard Cantero ha asegurado que "cuando Fut8 se sobreexpresa, como se ve en los pacientes con colitis ulcerosa, las células epiteliales secretan mucinas, que son menos compactas en comparación con las mucosas normales".

Por el contrario, ha remarcado el investigador, cuando Fut8 se agota "las células epiteliales secretan mucinas que forman una mucosa más compacta", lo que hace que la capa sea menos permeable y se lave fácilmente.

Los investigadores sostienen que los hallazgos allanan el camino para el desarrollo de nuevas pruebas para detectar la colitis ulcerosa antes de que aparezcan los síntomas y para medir el pronóstico de la enfermedad: "Podríamos medir los niveles de fucosilación en la mucosa del intestino grueso en las muestras de heces de pacientes", ha dicho Cantero-Recasens.

Más información