Josep Canós (Enginyers): Catalunya puede ser puntera en salud sincronizando medicina y tecnología

Placa de test rápido del coronavirus
Placa de test rápido del coronavirus - David Zorrakino - Europa Press - Archivo
Actualizado: viernes, 5 junio 2020 16:22

El decano del Colegio defiende que hay clústers, investigación y capacidad tecnológica para liderar

BARCELONA, 31 May. (EUROPA PRESS) -

El decano del Col·legi Oficial d'Enginyers Industrials de Catalunya, Josep Canós, ha defendido que para ser "punteros" en salud hay que sincronizar medicina y tecnología, y que Catalunya ya cuenta con los clústers, la investigación y la capacidad tecnológica para liderar el sector.

En una entrevista de Europa Press, Canós ha apostado por orientar el futuro a complementar el ámbito sanitario desde el mundo tecnológico, ya que existen los recursos para hacerlo.

Ha destacado que el conocimiento del mundo de la medicina y los sanitarios es importante, pero también que gran parte de la capacidad viene dada por la tecnología: "La medicina ha avanzado al ritmo que ha avanzado la tecnología".

"Se ha visto que tenemos centros de investigación, un buen sector farmacéutico, empresas de producción de material sanitario, y por tanto tenemos un ecosistema capaz de ser puntero en ciertos temas del mundo sanitario. Y esto se tendría que impulsar", según él.

Josep Canós considera que la pandemia ha reflejado que hace falta industria básica, propia o europea, para determinados productos que hasta ahora no se es capaz de fabricar, como las mascarillas.

Por eso plantea reflexionar sobre cómo parte de la industria se ha transformado improvisadamente en industria sanitaria: según él, ésta ha trabajado con altos estándares de productividad, aunque con algunas carencias: "Tenemos que pensar cómo se crea este seguro de estos suministros".

LOCALIZACIÓN Y LOGÍSTICA

"Este es el ejemplo paradigmático, pero te hace reflexionar sobre las cadenas de logística, sobre que el único condicionamiento para las licitaciones sea el precio. Esto sí cambiará", y ha augurado que llegarán nuevos condicionantes procedentes del mundo logístico, como el lugar de fabricación, la distancia y el tiempo de reacción.

Ha destacado que estos factores marcan una cierta localización: "Tuvimos procesos de deslocalización. Pues seguramente tendremos procesos de localización de fabricación más cerca del consumo".

LA INDUSTRIA DA "EQUILIBRIO"

Para Canós, es fundamental tener una buena base industrial para tener un país más equilibrado ante posibles crisis "por pandemias o de tipo económico" que vengan, y considera evidente que Catalunya no puede vivir solo del sector turístico, sino de otros.

"Y el industrial es el que te da este equilibrio. Y ahora se está viendo que, a la que sufre el sector turístico... Por eso nuestra apuesta de decir que el único sector que puede dar una estabilidad para salir rápidamente de la crisis es el industrial", ha añadido.

Canós ha advertido de que Catalunya no tiene materia prima, excepto las potasas, y que ha tenido que basar parte de sus riquezas en incorporaciones al mundo industrial, una tendencia que ve necesaria mantener para equilibrar la economía y hacerla más resiliente ante posibles problemas de futuro.

"Esto no se crea de hoy para mañana, pero sí es importante tener, como país, una idea clara de hacia dónde quieres ir y hacia dónde sincronizas esfuerzos entre administraciones y sector privado", ha concluido.

INDUSTRIA DE RENOVABLES

Además del sector salud, cree que hay que contar con cuatro o cinco sectores importantes; entre ellos, la transformación energética hacia la generación de energías renovables.

Pero, para eso, hay que agilizar la tramitación: "Si queremos unas ciertas instalaciones, no puede ser que a veces el mismo territorio ponga muchos impedimentos, porque si no, no llegaremos a las cifras que queremos".

También ha advertido de que, si Europa y los Estados van hacia la generación propia, habría que tener una industria más orientada a estas tecnologías, pero ha lamentado que "en vez de ir hacia delante se ha ido hacia atrás", tanto en la fabricación de componentes eólicos como fotovoltaicos.

"Si quiero poner una potencia en paneles fotovoltaicos impresionante, que tienen que cubrir casi el 3% del territorio catalán, la pregunta es: ¿Serán todos comprados e importados? Esto sería bastante incongruente ¿no? Aquí tenemos retos. Si queremos hacer estos temas, también tenemos que tener una industria detrás de estos temas", ha advertido.