28 de marzo de 2020
 
Publicado 07/10/2019 17:40:51CET

Plataforma per la Llengua ve más "discriminación lingüística" en la sanidad catalana

Camilla en un centro de urgencias de atención primaria (CUAP) de Barcelona. Ambulatorio, urgencias
Camilla en un centro de urgencias de atención primaria (CUAP) de Barcelona. Ambulatorio, urgencias - EUROPA PRESS - Archivo

BARCELONA, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

Plataforma per la Llengua ha criticado un incremento de casos de "discriminación lingüística a pacientes en centros de salud catalanes, que son sistemáticos y no se investigan", y ha pedido a la Conselleria de Salud de la Generalitat cursos obligatorios para los facultativos.

Fuentes de la entidad han explicado a Europa Press que en los primeros nueve meses de 2019 han recibido 26 quejas sobre estos temas, las mismas que recibieron en todo el año pasado, y por encima de las 16 que recibieron en 2017.

Han alertado de que, más allá de los datos, les ha alertado la gravedad de las quejas, con "personas vejadas o que tienen que recorrer a otro centro", e incluso un caso en el que el mismo hospital reconoce no cumplir la ley.

En un comunicado, la Plataforma ha afirmado que recibió la queja de una paciente del Hospital de Figueres (Girona) que asegura que, al habar en catalán, un médico le dijo: "Llevo cinco años trabajando aquí y no lo he aprendido, me voy a quedar y no lo pienso aprender", y posteriormente la acusó de racista.

También recogen una queja de un paciente del Hospital de Mataró (Barcelona) que asegura que en urgencias solo uno de cuatro sanitarios se le había dirigido en catalán y que en las ofertas de trabajo del Consorci Sanitari del Maresme, no aparece esta lengua como requisito.

"DIFICULTADES INTERPRETATIVAS"

El paciente se lo comunicó en una carta, a la que el centro respondió que hay "dificultades interpretativas tanto de la normativa como de las sentencias", pero que está revisando los procesos de selección, según ha citado la Plataforma.

Entre los casos, figura el de un hombre de Valldoreix (Barcelona) al que "se le denegó la atención" al no querer hablar en castellano, y el de una mujer que asistió al CAP de Les Corts de Barcelona con su hija con discapacidad psíquica, que solo habla catalán, y a la que una médico residente le dijo que no la podía atender en catalán, tras lo que ella hizo de traductora, y el Institut Català de la Salut (ICS) no ha respondido a su queja.

La entidad ha asegurado que el derecho de opción lingüística supone que los ciudadanos pueden dirigirse a la Administración en la lengua oficial que deseen sin que se les pueda denegar el servicio, y que tienen derecho a que los trabajadores de la Generalitat les hablen en esta misma.

Ha añadido que hay una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que lo reconoce, y que también lo apoya la Ley de política lingüística y un decreto sobre el personal de la Administración catalana.

Para leer más