Amy Winehouse abandona la cárcel entre rumores de infidelidad

Actualizado 26/04/2008 14:10:10 CET
Foto de la Noticia
Foto: Reuters + Ampliar



   LONDRES, (OTR/PRESS)

   Amy Winehouse, la cantante y 'protagonista de escándalos' favorita del momento en el Reino Unido, le es infiel a su marido.

Al parecer, la rica intérprete británica mantiene una relación con la mano derecha de su manager, un apuesto joven llamado Alex Haynes que no parece tener las adicciones de su todavía marido Blake Fielder-Civil, que se encuentra en una prisión londinense cumpliendo varias condenas. La noticia coincide con la salida de Winehouse de la cárcel, después de que la cantante fuese amonestada por la Policía por asestar una bofetada a un hombre en un bar de la zona de Candem Town de Londres la madrugada del pasado miércoles.

   Según asegura una información hecha pública por 'The Sun', recogida por otr/press, la cantante mantiene un 'affaire' con Haynes aunque ella prefiere mantener la relación en secreto por miedo a la reacción de su marido, ingresado en la prisión de Pentonville desde hace varias semanas. Una fuente cercana a la popular intérprete aseguró que "Amy no quiere que se sepa la verdad porque no quiere que él lea este tipo de cosas, que podrían entristecerle y provocar que haga algo peor".

   Esta misma fuente aseguró que "ella todavía se preocupa" por Blake, pero que "no quiere estar con él nunca más". Y es que al parecer, Winehouse dio por roto su matrimonio con Blake a un mes de celebrar el año de casados, durante una visita que realizó el lunes al centro penitenciario donde se encuentra internado. Pero antes consultó a sus abogados sobre cómo proteger los 10 millones de libras que tiene como fortuna y que le sitúan en los primeros puestos de los jóvenes más ricos del mundo.

   AMY SALE DE LA CÁRCEL

   Pero la cantante pasaba hoy su última noche en la cárcel después de que la Policía la amonestara tras el lamentable incidente que protagonizó en Candem Town. La propia Winehouse acudió voluntariamente a la comisaría de Halborn, y esta mañana concluyó los interrogatorios en los que participó por asestar una "bofetada con la mano abierta" a un viandante.

   Según indicaron fuentes policiales, la polémica joven "cooperó plenamente" con la investigación y, además de "disculparse por el incidente", agradeció a los agentes su "profesional manejo" de la situación. Si bien la amonestación no le supondrá cargos a la cantante, permanecerá en sus antecedentes penales y podría resultar un agravante si resulta imputada por un caso similar en el futuro. Winehouse fue ingresada en prisión después de que el día del suceso no "estuviera en condiciones" de participar en un interrogatorio.