Actualizado 18/12/2008 17:53:57 +00:00 CET

La marca que distribuyó bolsas con la imagen de Bruni desnuda, condenada a pagar 40.000 euros

PARÍS, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El tribunal de primera instancia de la Reunión condenó hoy a la empresa 'Pardon', la marca que distribuyó entre sus clientes bolsas con la imagen desnuda de la primera dama de Francia, Carla Bruni-Sarkozy, a pagar 40.000 euros en concepto de perjuicios a la demandante. El gerente de la empresa, Peter Mertes, ha anunciado que apelará la decisión.

La Justicia de la isla estimó que la difusión de una bolsa que reproduce una fotografía de Carla Bruni atenta contra su derecho a la imagen dado que ella no la ha autorizado. Además, la foto se hizo con motivo de una participación voluntaria de Bruni en una exposición que buscaba lograr fondos para la lucha contra el sida.

El tribunal también ha prohibido distribuir "directa o indirectamente" la bolsa en cuestión bajo la amenaza de una multa de 100 euros por cada infracción constatada pero ha tenido en cuenta el compromiso de 'Pardon' de deshacerse de las bolsas.

"La tontería ya está hecha, pero 40.000 euros es pagarlo muy caro", declaró Mertes a la salida de la audiencia. Según el gerente, quedan 5.500 de las 10.000 bolsas que se fabricaron y, aunque inicialmente habló de quemarlas, al final se librará de ellas de otra forma porque ésta no le parece muy ecológica.

Los abogados de la esposa del presidente Nicolas Sarkozy habían pedido en la audiencia celebrada el pasado lunes 16 de diciembre una indemnización de 125.000 euros en concepto de perjuicio moral y patrimonial. Bruni destinará los 40.000 euros a obras benéficas.

Lo más leído

  1. 1

    Gema, la hija de Ana María Aldón, desvela como es su relación con la familia de Ortega Cano

  2. 2

    Dani Rovira se da un 'homenaje culinario'

  3. 3

    Kiko Jiménez confirma que continúa con Sofía Suescun y zanja las polémicas

  4. 4

    Estalla la guerra en 'Sábado Deluxe': María Patiño abandona por culpa de Montero y Chelo toca fondo

  5. 5

    Mario Vargas Llosa pasea con mascarilla y bastón pero sin Isabel Preysler