Mireia Verdú, primera dama de Miss España 2005, cumple su sueño al abrir una agencia de modelos

Mireia Verdú.
EP
Actualizado 16/04/2008 14:12:49 CET

"EMPECÉ A TRABAJAR COMO MODELO CON DOCE O TRECE AÑOS"

Mireia Verdú tiene veinticuatro años, pero ya suma once de carrera profesional, y es que esta guapa barcelonesa empezó en edad muy temprana en el mundo de la moda. Era lo que le gustaba, así que convenció a sus padres para que la dejaran introducirse en el terreno de las pasarelas y las cámaras. Eso sí, sin dejar de lado los estudios. Estudió Empresariales, y ello es algo que le ha servido a la hora de crear la agencia y escuela de modelos Models On , una academia profesional que forma a modelos internacionales. Sus sueños se siguen cumpliendo, y es que su proyecto de fin de carrera fue, precisamente, lo que hoy es ya una realidad: una escuela de modelos. Se dio a conocer cuando fue elegida Miss Lleida en 2005 y, posteriormente, Primera Dama de Honor en el certamen de Miss España del mismo año.

El año pasado se inició en la literatura, escribiendo Cómo ser Miss y no morir en el intento , algo que para ella supuso una bonita experiencia.

Defensora siempre de la lucha contra la anorexia en las pasarelas, Mireia asegura que lleva una dieta sana y equilibrada, y que comer es para ella uno de los mejores placeres de la vida del que no debemos privarnos.

-Hace un año decías que querías crear una escuela de modelos y lo has conseguido, ¿cómo te sientes?

-Muy bien, la verdad es que estoy muy contenta. Es una escuela con agencia de modelos y no sólo representamos a modelos, sino que vamos a representar a cualquier cosa que pueda ser representada, es decir, que tenemos apartados de tallas grandes, de actrices, de personalidades, de niños, de abuelos, o sea que es un poco el cliente el que nos va a decir qué perfil busca y nosotros se lo intentamos encontrar.

-¿Tú, concretamente, vas a ser profesora en la escuela?

-Sí, yo voy a dar la clase de pasarela. Pero también lo harán profesionales del sector, como Marta Romero, que fue profesora de interpretación en Supermodelo 2007, y Jesús Martín, que ha estado en el concurso de Fama.

-¿Habías dado clase antes alguna vez?

-He dado master class en algunas escuelas de modelo, que me habían llamado para dar alguna conferencia o alguna clase específica, pero nunca había dado un curso entero.

-¿Cómo van a ser los cursos?

-Van a ser de cien horas, en verano vamos a tener uno intensivo, cinco horas al día durante un mes, y durante el resto del año los cursos van a ser de dos meses, dos horas y media cada día, cien horas en total. Le damos mucha importancia a la interpretación, la fotografía y la pasarela, y luego, en segundo lugar, tenemos dietética y nutrición, donde les vamos a enseñar a comer bien y sano, estilismo, expresión corporal, maquillaje y peluquería.

-Y esos chicos y chicas que llegan a la agencia, ¿te recuerdan a ti en tus inicios?

-Sí, mucho.

-¿Cuáles son los requisitos para poder entrar en esta agencia?

-No tenemos requisitos, si acaso, el único requisito sería que tengan muchas ganas de aprender, pero no hay ningún requisito de mínimo de altura, ni de peso, ni de nada.

-¿Cómo se te ocurre la idea de empezar este proyecto?

-Tenía muchas ganas de enseñar y era mi idea principal. Escribí el libro Cómo ser Miss y no morir en el intento y cuando me ha surgido la oportunidad he seguido con ello hasta el final.

-Estudiaste Empresariales, ¿te ha servido para algo a la hora de montar la agencia?

-La verdad es que sí, además es que mi proyecto de fin de carrera era lo que ahora es ya una realidad, una escuela con agencia de modelos, y saqué la nota más alta de la promoción. El nombre no era el mismo, pero era ese mismo proyecto. Yo siempre lo tenía en mente.

-¿Cómo empezaste tú en el mundo de la moda?

-Empecé con doce o trece años porque me dijeron por la calle que si quería hacer un posado de modelos, que luego podría seguir trabajando, e hice esa inversión. Todo el mundo me dice que cuánto cuesta el curso, es evidente que cuesta un dinero, pero yo lo veo como una inversión. Para mí fue así, la mejor inversión de mi vida. El curso lo pagas y luego, con los trabajos que te van saliendo lo vas recuperando.

-¿Qué te parecen los programas tipo Supermodelo ?

-No me parece mal, porque enseñan, pero sí que a veces rayan un poco el límite. Un grito, una mala palabra, me parece que a veces se les olvida que están tratando con chicas menores de edad, y quizás les hacen jugar un papel que no les toca en ese momento.

-¿Has visto el certamen este año?

-Estaba en Egipto, así que no lo pude ver, pero al llegar me informé y ya sé quién es la ganadora. Llevan dos o tres años en los que parece que están cogiendo a chicas muy serias.

-Después de tu experiencia, ¿recomendarías participar en Miss España?

-Sí, yo siempre lo he recomendado, además no podría hacer otra cosa cuando yo estoy aquí por haber salido de ese concurso de belleza. En su momento dije que había cosas que deberían ir cambiando y creo que lo están haciendo, y parece que ahora es mucho más serio y más profesional.

-¿Tienes en mente escribir algún otro libro?

-Sigo escribiendo en casa porque a mí me gusta mucho escribir, fue una experiencia super bonita, no descarto otra, pero para todo hay un momento. A lo mejor me gustaría escribir algo distinto, una novela, pero no ahora mismo porque no creo que esté preparada.

-También tenías en mente hacer algo en cine, ¿cómo llevas ese tema?

-Sigue igual, estoy colaborando en el canal de Valencia una vez al mes, he estado en radio, en la Cadena Ser y en la Cadena Onda FM catalana, y he ido probando cosillas y aprendiendo mucho. Me gustaría mucho hacer cine y teatro, pero necesito realmente acabar de aprenderlo. A ver si ahora con la agencia puedo tener un horario más decente y estable y me puedo plantear estudiar interpretación, porque me gustaría mucho.

-¿Tienes pensado abrir otra agencia en Madrid o alguna otra ciudad?

-Sí, la idea sería montarla sobre todo en Madrid, de hecho, según mi proyecto de fin de carrera, si se cumple tal y como yo lo había ideado, tenía previsto abrir en Madrid el segundo año, pero vamos a ver cómo sale.

-¿Qué haces para cuidarte? ¿Eres muy estricta con la imagen?

-Sí, hay que cuidarse, y sobre todo cuando van cayendo los años (ríe), porque somos jóvenes pero ya se va notando, que desde la adolescencia a ahora hay un paso. Voy al gimnasio, cosa que no había hecho en mi vida, y llevo una dieta sana, aunque no dejo de comer lo que me gusta, porque creo que comer es uno de los mejores placeres de la vida, pero sí que intento equilibrar.

-Mireia, y una chica tan guapa, ¿qué busca en un chico?

-Que me haga reir, que me divierta, que me enseñe, mis parejas siempre han sido un poco maestros, y ahora estoy con una persona que me enseña cada día cosas distintas.

-¿Cómo lleva él tener una novia modelo?

-Bien, porque él no es modelo, pero para mí es muy guapo. Él me entiende, respeta mis ideas y se involucra en ellas.

-Con tanto trabajo y responsabilidades, ¿no te arrepientes, en alguna manera, de no poder llevar la vida de una chica de tu edad?

-No, para nada, yo he hecho siempre lo que me ha apetecido. Quizá con trece años estaba trabajando un fin de semana en lugar de ir al cine, pero es lo que yo quería hacer. Nadie me ha obligado a hacerlo, de hecho todo lo contrario porque mis padres se negaban un poco a todo esto.

-Pero al final te saliste con la tuya...

-Sí (ríe), siempre al final me acabo saliendo con la mía.

-¿Se puede decir entonces que tu sueño se va cumpliendo?

-Sí, totalmente.