Actualizado 07/07/2009 16:57

Barberá hace un paralelismo con las anchoas que recibe Zapatero de Revilla y pide a la justicia que actúe

Asegura que la dimisión del presidente "no se plantea ni en privado" y que no habrá renuncias en el PP hasta que no las haya del Gobierno

VALENCIA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, hizo hoy un "paralelismo" de la situación del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, imputado en el caso 'Gürtel' por haber recibido supuestamente trajes como regalo, con las anchoas con las que el presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla, "obsequía" al presidente del Gorbierno José Luis Rodríguez Zapatero por lo que instó a que por "vía de oficio" se presente una denuncia.

Barberá, tras presidir la inauguración del aparcamiento de la calle Martí Grajales de Valencia, preguntada por la decisión del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) de continuar con la causa del caso 'Gürtel' instó a la Justicia a "aplicar" el artículo 426 del Código Penal y a abrir "diligencias" contra el jefe del Ejecutivo central por este hecho.

La alcaldesa leyó el artículo 426 del Código Penal, relativo al capítulo de cohecho, y en el que se establece que "la autoridad o funcionario público que admitiere dádiva o regalo que le fueren ofrecidos en consideración a su función o para la consecución de un acto no prohibido legalmente, incurrirá en la pena de multa de tres a seis meses".

Al respecto, consideró que "haciendo un paralelismo con la situación del presidente Camps, también está incurso en este artículo, alguno más", entre ellos, el presidente del Gobierno por un hecho que "todo el mundo sabe", como es las anchoas con las que le "obsequia" el presidente cántabro en sus visitas a La Moncloa por "agasajo o complacencia".

Para Barberá, las anchoas son un producto "muy bueno y caro", por lo que, en su opinión, se trata de una "dádiva", de modo que solicitó a la Justicia que actúe por "vía de oficio" o que "el abogado que lo considere, presente una denuncia".

La alcaldesa explicó que si se aplica este artículo, ella no puede "ni recibir un ramo de flores", por lo que manifestó que "si al presidente de la Comunitat, con tanta pulcritud, se le quiere implicar en una situación jurídica incómoda", que se "aplique el artículo y que dimita todo el mundo, y desde luego, las primeras diligencias para las anchoas porque es público y conocido".

NO SE HABLA DE DIMISION DE CAMPS

Preguntado por la posible dimisión del jefe del Consell, resaltó que "ese tema ni se comenta en privado", y que "el presidente está completamente seguro". Así, "hasta que no dimita Zapatero por las anchoas no habrá dimisiones" en su partido.

Asimismo, a preguntas de si se ve como una posible sucesora a la presidencia de la Generalitat, en el caso de que finalmente Campss abandone el cargo, insistió en que de "ese tema ni se habla. Hasta que no dimita Zapatero no hay dimisiones en mi partido", sentenció.

En este sentido, recordó que en el PSOE ya se han producido dos dimisiones que, a su juicio, "se merecían", como la del ex director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Alberto Saiz, y la del ex ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo.

La alcaldesa vaticinó que la "siguiente" renuncia será la del vicepresidente Tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, "porque no es lo mismo no probar que dicen que te han regalado tres trajes, que darle 10 millones a la empresa, de la que tu hija es apoderada, siendo presidente de Andalucía".

PRESIDENTE "SEGURO, FUERTE Y DECIDIDO"

Barberá señaló que durante el día de ayer estuvo "bastante tiempo" con el jefe del Consell, con su "amigo, Paco Camps" y que percibió que se trata de un presidente "muy seguro, muy fuerte y muy decidido a aceptar lo que está pasando, que muchos no entendemos", afirmó.

Recordó que Camps ha decidido recurrir el auto de ayer, "entre otras cosas porque nada de lo que parece que se iba a demostrar, se ha demostrado", ya que, "el presidente no recibió ninguna dádiva y el presidente como él ha dicho en muchas ocasiones, se ha pagado sus trajes".

En este sentido, señaló que desde que el juez de la Audiencia Baltasar Garzón se inhibió del caso, por tratarse de un aforado y la documentación llegó hasta el TSJCV, "más del 90 por ciento de las figuras delictivas de las que se les acusaba han desaparecido. No hay financiación ilegal, no hay información privilegiada y no hay cohecho", apuntó.

En su opinión, "hay una cosa que ha quedado clara, que en la administración se ha trabajado con toda limpieza y escrupulosidad legal" porque, "no hay más que lo que dice alguien, no probado todavía, sobre que el presidente ha aceptado tres trajes por 3.000, 4.000 o 5.000 euros, me da igual", sentenció.

Para la alcaldesa, "la vida tiene muchos aspectos y en España se está sufriendo una crisis brutal, de la que no se ve por ningún lado signos de mejoría", pero "parece que sólo quieren que exista un caso, el caso Gürtel, que también tiene signos de actualidad, pero la vida continúa por otros lados", aseveró.