Esther Ferrer expone por primera vez en la Comunitat Valenciana: el cuerpo de una mujer contra el tiempo y el espacio

La artista Esther Ferrer en el CCCC
La artista Esther Ferrer en el CCCC - GVA
Publicado: miércoles, 15 mayo 2024 16:51

   "Durante siglos los pintores nos han desnudado y rebajado, pero en el momento en que nos desnudamos nosotras éramos narcisistas", afirma

   VALÈNCIA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

   Esther Ferrer (1937), pionera de la 'performance' en España y Premio Nacional de Artes Plásticas, ha presentado este miércoles en el Centre del Carme Cultura Contemporània (CCCC) su primera exposición en la Comunitat Valenciana, en la que emplea su propio cuerpo como un arma crítica contra el ideal femenino de belleza impuesto por la sociedad y reflexiona sobre el paso del tiempo, el espacio y el género.

   "Durante siglos de arte pintores y escultores nos han desnudado y han reflejado todas sus miserias y rebajado el cuerpo de la mujer de una manera horrible. Cuando las mujeres empezaron a hacer 'performance' y enseñar su cuerpo, en el momento en que no nos desnudaban y nos desnudábamos, éramos unas narcisistas", ha criticado la artista durante la rueda de prensa que ha ofrecido con motivo de la exposición 'Esther Ferrer: el cuerpo atravesado por el género, el espacio y el tiempo'.

    Comisariada por la crítica de arte Margarita Aizpuru, es la primera exposición como tal de Ferrer en la Comunitat Valenciana, aunque ya había ofrecido 'performances' aquí, ha explicado Aizpuru. La exposición que acoge el CCCC será el marco de una performance de la artista y estará abierta al público hasta el 29 de septiembre. A continuación, viajará a Alicante para exponerse en el Museo de Arte Contemporáneo de Alicante, MACA.

   En ella, Ferrer centra su discurso en la idea de la mujer y de su cuerpo confrontado con el tiempo y con el espacio. Un cuerpo, el de la propia Esther Ferrer, que le sirve a la artista de lugar de experimentación para visualizar como la huella del tiempo va horadando inexorablemente el ideal de la eterna juventud femenina.

   En ese sentido, la comisaria de la exposición ha explicado que el espacio, el tiempo y el cuerpo están presentes en muchas exposiciones de Ferrer, "pero esta vez el cuerpo es suyo. No es un cuerpo, es su cuerpo, en el que se incorpora el paso de tiempo, en la arruga, en la flacidez".

    Por ejemplo, Ferrer recrea con una serie de imágenes de su pubis toda la historia de la expulsión de Adán y Eva del Edén, aquella que las monjas le enseñaban de niña. También reflexiona sobre el paso del tiempo en su rostro mezclando autorretratos fotográficos en los que media cara pertenece a una época y la otra mitad a otra.

   La artista cree que "la percepción del tiempo es totalmente personal". "Si yo trabajo con el tiempo es porque cuando era niña mis padres iban mucho al teatro y cuando venían decían que parecía que había durado dos horas y en realidad había sido más corto o más largo. Y a mí esto me dejaba pensado. ¿Cómo puede ser? ¿Una hora y media es una hora y media para todo el mundo? Esto ya ocurría sin tecnología ni inteligencia artificial. La percepción del tiempo ahora resulta que no existe", ha comentado.

"¿PUEDE ALGUIEN DEFINIR EL ARTE FEMINISTA?"

   A Ferrer le gusta lanzar preguntas para que el propio público las responda, y éstas están escritas en las paredes de la renovada Sala Carlos Pérez esperando a ser contestadas: "¿Puede alguien definirme qué es el arte feminista?"; ¿"creen ustedes que los críticos, conservadores y comisarios de arte son imparciales a la hora de juzgar el trabajo de las artistas?"; "¿cuántas artistas conocen uds. que hayan nacido en medios desfavorecidos?"; "¿piensa ud. que la lucha feminista, en general y de las artistas en particular, ha llevado al arte a territorios desconocidos, introduciendo en su práctica otros temas, valores y esquemas de pensamiento?".

   "Propongo preguntas porque me hago muchísimas en mi vida. Empecé a hacer acciones con preguntas y tengo cinco o seis. Empecé a pensar, si yo me lo pregunto, quizás otros se lo preguntan y pueden encontrar una respuesta en la que no he pensado", ha explicado la artista.

   En esta línea, ha admitido: "Intento entender todo lo que vivo, pero en realidad no consigo entender prácticamente nada". Para ella, el arte y en particular la 'performance' "es una vía de conocimiento" con la que aprender --"porque no sé hacer casi nada", bromea--. Por ello, lo que le interesa es "el proceso". "Yo podría vivir perfectamente sin hacer exposiciones. Están muy bien, la hago y muy contenta, pero esto es el fin de un proceso y a mí lo que me interesa es el recorrido", ha asegurado.

   La comisaria de la exposición considera a Esther Ferrer una artista enmarcada en el "conceptualismo caliente", aunque la autora ha indicado que ella no se defina nunca a sí misma porque no tiene necesidad. "Siempre te definen los otros" y "todas las interpretaciones son válidas, esa también".

"NO SABÍAN LO QUE ERA LA 'PERFORMANCE'"

   Ferrer fue, desde 1967, una de las principales integrantes del grupo Zaj, colectivo creado en 1964 por sus dos primero componentes, Juan Hidalgo y Walter Marchetti, y otros amigos más. Desde entonces y hasta fines de los años noventa los integrantes del colectivo desarrollaron paralelamente sus trayectorias por separado, como es el caso de la larga trayectoria individual de Esther Ferrer.

   "Cuando nosotros empezamos, la gente no sabía lo que era la 'performance, no tenía ni zorra idea. Las reacciones eran de todos los órdenes, incluso violentas aquí en Valencia. Cuando vinimos con Zaj, con una pieza que hacía Walter con tubos, la gente se aburría. Yo pienso que el aburrimiento puede ser muy creativo. La gente empezó a tirarnos los tubos encima. Hoy en día eso no ocurriría porque todo el mundo sabe lo que es la 'performance'. Para bien o para mal, porque saber todo es muy aburrido", ha aseverado.

   De hecho, ha relatado que cuando se marchó a París en los años 60 tenía que presentar un dossier con su trabajo para darse de alta en la Seguridad Social. "No me la diera porque eso no lo consideraban como arte", ha recordado .

   Sobre si ahora el arte performático ha sucumbido a lo comercial, Esther Ferrer ha advertido que "es imposible" que resista porque "el capital lo recupera todo y rápidamente".

   Para el director-gerente del Consorcio de Museos, Nicolas Bugeda: "En el marco del Día Internacional de los Museos es un lujo contar con artistas de la trayectoria de Esther Ferrer, en la línea de una programación de calidad, que es uno de los criterios fundamentales por los que se rige el Consorcio de Museos de la Comunidad Valenciana".

   Por su parte, el director artístico, Vicente Samper, ha añadido que todas las salas del centro están "al máximo funcionamiento" con actividades, talleres, arte, acciones y performance durante la conmemoración del Día Internacional.

Contador

Leer más acerca de: