El "icónico" 'Parotet' de Miquel Navarro recuperará su azul ultramar

El Parotet junto a su creador, Miquel Navarro.
El Parotet junto a su creador, Miquel Navarro. - ROBER SOLSONA/EUROPA PRESS
Publicado: miércoles, 15 mayo 2024 13:32

   VALÈNCIA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

   'El Parotet', la "icónica" escultura de Miquel Navarro que preside la rotonda de la plaza de Europa-Avenida de Francia de València, recuperará su azul ultramar original gracias a la restauración que se está llevando del monumento cuando cumple veinte años desde su instalación.

   La alcaldesa de València, María José Catalá, ha visitado este miércoles las obras, acompañada por Miquel Navarro, para comprobar el estado de la actuación que, por seguridad, comenzó el pasado mes de abril, una vez concluidas las fiestas de Fallas. Se trata de una intervención impulsada desde la Concejalía de Cultura, que consiste en la limpieza de la obra, lo que permitirá recuperar su tonalidad original escogida por el autor.

   Miquel Navarro se ha congratulado de que los trabajos "van muy bien" y ha explicado que hasta el momento "se ha hecho una limpieza de la superficie y se ha comprobado que está sólida y válida porque está muy bien hecha". Ahora, ha apuntado, "se pasa al pintado definitivo, que va a recuperar el azul original y mediterráneo, un azul ultramar".

   El escultor ha subrayado la importancia de realizar un mantenimiento a las obras públicas. "El que no mantiene su casa es un desastre. Ahora, hay quien puede, quien no puede y hay quien es perezoso o no es perezoso. Aquí parece que el ánimo en este momento es de mantener el patrimonio", ha aseverado.

   Miquel Navarro considera adecuado que este tipo de obras se lleven a cabo más o menos cada veinte años. En el caso de 'El Parotet' es "simplemente una cuestión del color, pero otras necesitan limpieza, otras tienen oxidación...", ha enumerado el artista, que ha apostillado que esta escultura es "un monumento en cierta medida icónico, como son miles de cosas que hay en València, y hay que respetarlas".

   En la misma línea, María José Catalá ha manifestado que 'El Parotet' es "una imagen icónica de la ciudad, que ya llevaba más de 20 años sin tener un proceso de mejora y de limpieza".

   "Después de tantos años ya tocaba", ha añadido la alcaldesa, quien se ha manifestado "muy satisfecha de que la ciudad recupere estos iconos, de esta apuesta cultural que es un icono de la València que apuesta por tener obras de arte en las calles, una ciudad que es un museo al aire libre y que cuida de sus artistas, como Miquel Navarro, uno de los mejores zurdos que ha dado esta tierra".

   La primera edil ha detallado que el presupuesto de esta intervención supera los 73.000 euros --73.151,76 euros, IVA incluido--, e incluye la inspección previa del estado de conservación de la escultura, el análisis del recubrimiento existente, la limpieza de la suciedad depositada en superficie, con eliminación de óxidos, y la preparación de las superficies para recibir el recubrimiento final.

   Todos los gastos inherentes al uso, conservación y mantenimiento de la estatua corren a cargo del consistorio según el acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento de València y la Fundación Bancaja en el momento de su donación.

UN "INSECTO" DE CASI 100 TONELADAS

   La pieza figura una especie de insecto gigante como vigía o guerrero de Valencia y fue un regalo a la ciudad en el año 2003 de la Fundación Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Valencia para conmemorar el 125 aniversario de la creación de la Obra Social de Bancaja. Los trabajos de restauración corren a cargo de la empresa Salmer Restauración y Conservación SL, que está realizando las labores de limpieza, saneado y repintado de la pieza.

   'El Parotet' tiene una altura de 46 metros y un peso de 93 toneladas. La verticalidad de la pieza, sus dimensiones colosales y la acusada estilización de sus formas remiten a su autor, el reconocido artista plástico valenciano Miquel Navarro. La escultura, realizada en hierro, está valorada en 1,1 millones de euros.

   Navarro cuenta con más obras expuestas en las calles de València, como la fuente pública conocida como 'La pantera rosa', inaugurada en 1984 en las inmediaciones de la plaza Manuel Sanchis Guarner, bajo el patrocinio de la Sociedad de Aguas Potables y Mejoras de Valencia. Una década después, la Fundación Bancaja cedería la escultura en acero Home Guaita para su emplazamiento en los Jardines del Real, donde preside, desde 1999, la entrada del Museo de Ciencias Naturales. Dos años más tarde se instaló Motoret 2000, en el acceso a l'Umbracle junto con otras piezas escultóricas de reconocidos artistas valencianos, como Joan Cardells o Ramón de Soto.

Contador